Abás lanza una nueva campaña por el Estado palestino

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 27 sep (EFE).- El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, lanzó hoy una nueva campaña por el reconocimiento como Estado en Naciones Unidas, una petición a la que prestó poca atención el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, centrado en pedir al mundo que evite un Irán nuclear.

Tras el fracaso del pasado año, cuando la petición palestina por entrar a la ONU como Estado miembro de pleno derecho quedó en nada por no recibir suficientes apoyos en el Consejo de Seguridad y la férrea oposición de Estados Unidos, Abás optó en esta ocasión por pedir que se les reconozca como Estado observador.

Después de centrar buena parte de su discurso en la Asamblea General de la ONU a atacar los asentamientos israelíes y acusar al Gobierno de Netanyahu de llevar a cabo “una limpieza étnica”, el líder palestino anunció que inició “intensas consultas” diplomáticas para que se considere a Palestina “como un Estado no miembro”.

Se trata de la llamada opción vaticana, ya que ese estatus es el mismo que tiene la Santa Sede, y constituye el camino que distintos países le habían recomendado seguir en 2011 a sabiendas de que Estados Unidos, principal aliado de Israel, bloquearía una petición que algunos vieron como un nuevo impedimento para el proceso de paz.

“Nuestra misión fue abortada pese a que la inmensa mayoría de los países del mundo nos apoyaban y continúan apoyando nuestra solicitud”, recordó Abás en esta ocasión ante el plenario de la ONU, al que emplazó a dar luz verde a su nueva petición “en esta sesión”, la 67, que se inició este mes y culminará en septiembre de 2013.

El presidente de la ANP evitó pedir una votación en una fecha concreta, pero fuentes palestinas informaron a Efe de que podría ocurrir el 29 de noviembre, cuando la Asamblea General se reúna con motivo del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

La prudencia del líder palestino se basa, según varias fuentes diplomáticas en la ONU, en su voluntad de esperar a que pasen las elecciones presidenciales en Estados Unidos (6 de noviembre) y que el conflicto entre palestinos e israelíes no se convierta en un tema de campaña, lo que a buen seguro perjudicaría sus intereses.

“Para ampliar las oportunidades de paz, continuaremos con nuestros esfuerzos para ser un Estado de pleno derecho de Naciones Unidas”, aseveró Abás, que no se da por vencido en su intención de que la ONU lo acoja como Estado miembro después de que el año pasado sí lograra entrar en la Unesco.

Su intención, dijo, no es “deslegitimar un Estado existente, el de Israel, sino el de asegurar que se cree un Estado, el de Palestina”, algo que aseguró es necesario para lograr la paz.

Como toda respuesta, Netanyahu, que intervino con minutos de diferencia ante la Asamblea General, señaló que el conflicto no se solucionará “con discursos difamatorios ante la ONU, ni con declaraciones unilaterales de Estado”.

“Tenemos que sentarnos a dialogar para que un Estado palestino desmilitarizado reconozca al único Estado de Israel”, aseguró el primer ministro israelí, que además aseguró que su Gobierno quiere lograr “una paz duradera con los palestinos” y refrendar “los lazos históricos con Egipto y Jordania”.

Netanyahu dedicó pocas palabras más al conflicto con los palestinos y prefirió mirar para otra parte, concretamente hacia Irán.

En su discurso en la ONU, planteó que se marquen unas “líneas rojas” a Teherán y frenar su programa nuclear.

Reiteró que “nada amenaza más la paz mundial que un Irán con un arma nuclear” y lamentó que ni las sanciones ni la diplomacia hayan frenado los esfuerzos de Irán por obtener armas nucleares.

Así, la ansiada reanudación del proceso de paz quedó en segundo plano pese a las numerosas llamadas oídas en la Asamblea General estos días por que se avance hacia la existencia de dos Estados, como dijeron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

En un encuentro que mantuvo hoy con Netanyahu, Ban precisamente le pidió un cambio con los palestinos, que “Israel dé más pasos para fortalecer la ANP” y que relaje “las restricciones en los territorios ocupados palestinos, incluida Gaza”.

En cualquier caso, la postura sobre el Estado palestino que ha mostrado Israel, apoyado por Estados Unidos, es rechazar cualquier reconocimiento de Palestina como Estado al entender que solo debe ser reconocido y establecido en un proceso negociador entre las partes en conflicto.

Por su parte, el movimiento islamista Hamás, que gobierna en la franja de Gaza, advirtió de que la solicitud de Abás es una acción no consensuada, que definió como “un paso en solitario, un salto en el aire que no tendrá ninguna repercusión política o sobre el terreno”, según un comunicado.

David Valenzuela

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo