Los colombianos conocen los primeros detalles sobre cómo será el diálogo de paz

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 29 ago (EFE).- Los colombianos conocieron hoy los primeros detalles sobre cómo será el diálogo que el Gobierno colombiano y las FARC se proponen llevar a cabo en busca de la paz, que ha generado grandes expectativas y también temor y rechazo.

En medio de la cautela del Gobierno, que solo ha confirmado que ha habido contactos “exploratorios” con las FARC, la cadena de radio RCN divulgó hoy el texto del acuerdo para “iniciar conversaciones directas e ininterrumpidas” con el compromiso de “poner fin al conflicto como condición esencial para la construcción de la paz estable y duradera”.

El documento, de cuatro folios y seis puntos generales, establece que los delegados del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) formalizarán la mesa de conversaciones en Oslo y luego la trasladarán a La Habana, que será la sede permanente del diálogo.

Los Gobiernos de Cuba y Noruega, como garantes, y los de Venezuela y Chile, como acompañantes, apoyarán las conversaciones, de acuerdo con la información de RCN.

“Es un conjunto de países muy equilibrado”, subrayó a Efe por teléfono León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris (CNAI), un centro de estudio sobre el conflicto y la paz.

El experto explicó que Cuba, que ha acogido varios diálogos colombianos de paz, y Venezuela, que ha facilitado acercamientos con fines parecidos, les “dan mucha confianza” a las FARC.

Noruega y Chile también le “dan mucha confianza” al Gobierno colombiano, continuó Valencia.

El director de la CNAI observó que, además, el Ejecutivo siempre ha tenido la acogida cubana y mantiene ahora una “buena relación” con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

La participación de este país, rechazada de plano por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), fue igualmente bien valorada por la exsenadora Piedad Córdoba, líder de Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), que ha facilitado la entrega de una veintena de rehenes de las FARC en los últimos años.

La presencia de Chávez “es importante (…) en la medida que Colombia es un país limítrofe”, apuntó Córdoba durante una reunión con la prensa convocada en Bogotá.

Córdoba y el CCP consideran que es factible un alto el fuego bilateral y reclaman la incorporación al diálogo del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la otra guerrilla activa en Colombia.

Según el acuerdo, La Habana será la “sede principal” de las conversaciones, pero podrá haber “reuniones en otros países” y “se podrá de común acuerdo invitar a otros” a que se sumen al proceso.

Sin embargo, la inauguración de las conversaciones tendrá lugar en Oslo, en una fecha no precisada en el texto, pero que podrá ser el 5 de octubre próximo, según el canal internacional de televisión Telesur y otras fuentes periodísticas.

Santos solo ha confirmado que “se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC para buscar el fin del conflicto” y que los resultados “se darán a conocer en los próximos días”.

En una breve declaración en Barranquilla (norte), Santos dijo hoy que “así sea más difícil, (este Gobierno) quiere buscar la paz por encima de estimular la guerra”.

La agenda del diálogo, según el documento divulgado por RCN, abarca los temas de “política de desarrollo agrario integral”, “participación política”, “fin del conflicto”, “solución al problema de las drogas ilícitas”, “víctimas” e “implementación, verificación y refrendación”.

En el texto se abordan asuntos como un cese el fuego y de hostilidades “bilateral y definitivo”, la dejación de armas y la reinserción de los guerrilleros, incluso en la política, como oposición y mediante los movimientos que surjan del acuerdo final.

El expresidente conservador Belisario Betancur (1982-1986), que autorizó durante su mandato un proceso de paz con las FARC que avanzó hasta un alto el fuego pero fracasó, pidió hoy a los colombianos no escandalizarse por lo que se avecina.

“No nos escandalicemos y dejemos que las cosas vayan evolucionando”, pidió el exgobernante, que afrontó uno de los peores hechos del conflicto interno: la toma en 1985 del Palacio de Justicia por el ya desaparecido Movimiento 19 de Abril (M-19).

“Antes de que (ex) guerrilleros pronuncien discursos en el Congreso, habrá llegado la paz”, dijo hoy a RCN.

El expresidente Uribe, dedicado a desmentir una información del diario El Tiempo en la que se afirma que durante su Presidencia también hubo acercamientos a las FARC, incluyó hoy en su cuenta de twitter un comentario de uno de sus más cercanos colaboradores acerca de las conversaciones de paz que propicia el actual Gobierno.

“Desde una esforzada Seguridad sin “Paz”, parte Colombia hacia una alegre “Paz” sin seguridad”, escribió José Obdulio Gaviria.

Bogotá, 29 ago (EFE).- El senador liberal colombiano, Juan Fernando Cristo, pidió hoy que las víctimas participen en “la mesa de negociaciones” que las FARC y el Gobierno del país andino se proponen llevar a cabo para ponerle fin al conflicto armado.

El congresista consideró durante una sesión en el Senado que es importante la vinculación de quienes han sufrido la violencia y el despojo del conflicto al proceso, para así garantizar que los llamados “actores” respondan con la verdad, la justicia y la reparación.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha sido prudente en sus declaraciones sobre estos contactos “exploratorios” con los delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y han sido los medios locales los que han aportado detalles sobre el acercamiento.

La emisora colombiana RCN Radio publicó hoy el texto del acuerdo para “iniciar conversaciones directas e ininterrumpidas” con el compromiso de “poner fin al conflicto como condición esencial para la construcción de la paz estable y duradera”.

En él sólo se especifica que en las sesiones que formalizarán la mesa de conversaciones en Oslo y luego trasladarán a La Habana, que será la sede permanente del diálogo, participarán hasta 10 personas por delegación, “de los cuales hasta 5 serán plenipotenciarios quienes llevarán la vocería respectiva”.

Además, indica que “cada delegación estará compuesta hasta por 30 representantes”, pero no aclara quiénes la integrarán.

Para el congresista colombiano “se deben encontrar los mecanismos y los procedimientos” para que se escuche la voz de las víctimas y no suceda como en otros intentos de paz fallidos, como los del Caguán (1998-2002), con las FARC y los de Santa Fe de Ralito (2003-2006), con los grupos paramilitares, sostenidos sólo entre las partes.

Además, dijo que “es impensable hoy en día en Colombia que se avance en un proceso de paz sin la voz sin la representación de las víctimas y ese es un elemento que deberá ser tenido en cuenta tanto por el Gobierno como por las FARC cuando avancen en conversaciones”.

El legislador liberal, que fue ponente de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, dijo que “la paz en Colombia no se podrá conseguir si no avanzamos en una reparación de las víctimas en Colombia”.

También consideró que las víctimas deben tener un mayor protagonismo en la implementación de esa norma, sancionada en 2011 por Santos y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Esa ley, junto con el Marco Jurídico para negociar la Paz han sido las dos herramientas legislativas más relevantes encaminadas a ponerle fin al conflicto armado que ha impulsado Santos en su Gobierno.

Naciones Unidas, 29 ago (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mostró hoy su satisfacción ante el anuncio de “conversaciones exploratorias” entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y ofreció su mediación para llegar a una resolución del conflicto.

“Como ha dicho en el pasado, el secretario general ofrece sus buenos oficios si se considera que serán de utilidad”, dijo ante la prensa uno de los portavoces de Ban, Farhan Haq, que aseguró que el máximo responsable de la ONU está “muy complacido” por la confirmación de esas conversaciones.

Ban aplaudió así el anuncio realizado el lunes por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sobre los acercamientos entre su Gobierno y representantes de las FARC con el objetivo de iniciar un diálogo de paz, al que también se puede sumar el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“El secretario general espera que éste sea el inicio de un diálogo productivo para resolver un conflicto que ha afligido al pueblo colombiano durante cinco décadas”, añadió en la sede de la ONU en Nueva York el portavoz del diplomático surcoreano, que participa en la 16ª Cumbre de los No Alineados en Teherán.

Santos y las FARC alcanzaron un acuerdo por el que los delegados del Gobierno y los guerrilleros formalizarán la mesa de conversaciones en Oslo (Noruega) y luego la trasladarán a La Habana (Cuba), que será la sede permanente del diálogo, según un documento de cuatro folios revelado hoy por la emisora de radio RCN.

Según ese documento, la mesa formal de conversaciones será instalada en la capital de Noruega un mes después del “anuncio público” del acuerdo alcanzado por el Ejecutivo y las FARC.

También precisa que las conversaciones tendrán el apoyo de los gobiernos de Cuba y de Noruega, en ambos casos como “garantes”, así como de Venezuela y Chile como “acompañantes”.

“De acuerdo con las necesidades del proceso, se podrá de común acuerdo invitar a otros” (gobiernos), detalla el texto, que según el mismo documento fue resultado de un “encuentro preparatorio” realizado en La Habana a partir del pasado 23 de febrero.

La guerrilla de las FARC está en armas desde 1964 y cuenta con unos 8.500 combatientes, según cifras militares.

Desde 1982, el Estado colombiano y los insurgentes han buscado sin éxito en tres ocasiones una salida política a la confrontación, la última de ellas en un largo proceso en un caserío selvático de San Vicente del Caguán, eje de una zona de distensión de 43.000 kilómetros cuadrados que las FARC dominaron por más de tres años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo