El Mercosur acoge a Venezuela y se convierte en la "quinta economía mundial"

Por Publimetro Colombia

Brasilia, 31 jul (EFE).- Venezuela ingresó hoy oficialmente como miembro pleno del Mercosur en una cumbre extraordinaria a la que asistieron los presidentes de ese país, de Argentina, Brasil y Uruguay y en la que se puso de relieve el peso económico del nuevo socio.

“El Mercosur se convierte ahora en la quinta economía mundial”, con un Producto Interno Bruto (PIB) de 3,3 billones de dólares, y se consolida como una “potencia” en las áreas de energía y producción de alimentos, declaró la jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, al oficializar el ingreso de Venezuela como quinto miembro del bloque.

Rousseff, cuyo país ejerce durante este semestre la presidencia rotativa del bloque, dio una “calurosa bienvenida” a “todo el pueblo venezolano” al Mercosur, que ahora pasa a ser una zona económica con 270 millones de habitantes, que suponen el 70 por ciento de toda la población suramericana.

Venezuela mostró su peso económico en el Mercosur al suscribir en Brasilia, antes de la cumbre extraordinaria, un contrato para la compra de seis aviones del modelo E190 del fabricante brasileño Embraer que serán destinados a la aerolínea Conviasa, con opción de compra de otras catorce aeronaves.

El contrato tiene un valor de 270 millones de dólares y puede alcanzar los 900 millones en caso de que Venezuela confirme todas las opciones de compra de las aeronaves.

Ante sus homólogos de Argentina, Cristina Fernández; Uruguay, José Mujica, y Venezuela, Hugo Chávez, Rousseff invitó a “los sectores empresariales de toda la región a participar activamente en este momento” y aprovechar los nuevos espacios para el comercio y las inversiones que se pueden abrir con la ampliación del bloque.

Destacó en particular que Venezuela “tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo”, pero incidió en que ese país debe “avanzar en su industrialización” y sostuvo que eso representa “un nuevo universo de oportunidades” para sus socios del Mercosur.

Chávez admitió tácitamente esa realidad y declaró a su turno que el ingreso al Mercosur es “la más grande oportunidad histórica en 200 años en Venezuela, un país que, por modelos de desarrollo que le habían sido impuestos, estaba condenado antes al subdesarrollo, al atraso y a la miseria”.

El líder bolivariano subrayó el “interés” de su país “en salir de ese modelo e impulsar un nuevo modelo agrícola”, para lo cual dijo que Venezuela tiene “más de 30 millones de hectáreas” de tierra disponibles.

“El Mercosur es sin duda la locomotora más grande para garantizar nuestra independencia y acelerar nuestro desarrollo”, afirmó Chávez, quien hoy asistió en Brasilia a esta cumbre, en su primer viaje fuera de Venezuela desde la última operación a que fue sometido en febrero pasado para tratarle el cáncer que padece.

Fernández dedicó la mayor parte de su discurso a criticar a los países desarrollados por su manejo de la actual crisis financiera, pero también valoró las “potencialidades” que cobra el Mercosur con el ingreso de Venezuela, que consideró una respuesta a quienes dudan del futuro del bloque.

A su turno, Mujica coincidió con Chávez en que “nunca a lo largo de la historia” Suramérica tuvo “una oportunidad como ésta” y afirmó que “es ahora o nunca”, aunque recordó que la región sigue siendo “una de las más ricas y una de la más desiguales del mundo”.

Paraguay, uno de los cuatro fundadores del Mercosur, fue el único ausente debido a la suspensión que le impusieron los otros tres socios el pasado 29 de junio en la cumbre de Mendoza (Argentina) a raíz de la destitución por el Congreso del entonces presidente Fernando Lugo.

En los discursos de hoy la única alusión a la situación de Paraguay la hizo Rousseff, quien volvió a defender esa decisión, que atribuyó a un “inequívoco compromiso del Mercosur con la democracia”.

Según Rousseff, “la perspectiva es que Paraguay normalice su situación interna y recupere todos sus derechos plenos en el Mercosur”.

El Congreso de Paraguay era el único que no había aprobado la incorporación plena de Venezuela, país que tiene cuatro años de plazo para adaptarse a toda la normativa comercial del Mercosur.

Eduardo Davis

Asunción, 31 jul (EFE).- El Gobierno paraguayo calificó de “ilegal” y “nulo de nulidad absoluta” el ingreso de Venezuela como miembro de pleno derecho en el Mercosur acordado hoy en una cumbre en Brasilia, en ausencia de Paraguay.

En un comunicado, la Cancillería dijo que “Paraguay sostiene y sostendrá en todas las instancias” que la incorporación de Venezuela en el Mercosur “es un atropello inaceptable a toda la institucionalidad y a la normativa expresa y vigente en el bloque” regional.

El Ejecutivo de Paraguay “reafirma y reitera que continuará en la lucha por la defensa de sus derechos en todas las instancias y foros pertinentes”, añadió la Cancillería.

Paraguay fue suspendido temporalmente del Mercosur el pasado 29 de junio en castigo por el “quiebre democrático” que, a juicio de Argentina, Brasil y Uruguay, se produjo con la destitución por parte del Parlamento de ese país del presidente Fernando Lugo una semana antes.

En esa misma fecha, los presidentes de los otros tres socios del bloque acordaron en la cumbre de Mendoza (Argentina) dar ingreso a Venezuela, que hoy formalizaron en Brasilia junto al venezolano Hugo Chávez.

La Cancillería observó que una declaración presidencial “no constituye un acto jurídico válido dentro del diseño institucional del Mercosur” por lo que “carece de eficacia y sustento legal”.

El acceso de Venezuela “sin la presencia y la conformidad” de Paraguay es -añadió- “una grosera violación al Tratado de Asunción” de constitución del bloque, así como a sus disposiciones legales vigentes, y “agravia la dignidad” paraguaya.

Esta incorporación, insistió la Cancillería, “es particularmente violatoria del Protocolo de Adhesión de Venezuela de fecha 4 de julio de 2006”, que exige la ratificación de todos los países firmantes.

“Por consiguiente, hasta tanto la República del Paraguay, como socio fundador del Mercosur, no deposite la ratificación correspondiente, el ingreso de Venezuela realizado sin este requisito es nulo de nulidad absoluta”, mantuvo.

Paraguay deploró que el proceso de integración regional, “por imperio de los intereses y conveniencias coyunturales, se aparte de la razón jurídica para construir este proyecto común sobre la base de la razón política”.

El Legislativo paraguayo era el único que no había ratificado el ingreso de Venezuela.

Asunción, 31 jul (EFE).- El presidente paraguayo, Federico Franco, envió hoy al Parlamento los documentos relativos al ingreso de Venezuela al Mercosur, que hoy se oficializará en una cumbre en Brasilia de la que Paraguay está excluido.

“Estamos enviando en el día de la fecha para que el Congreso Nacional pueda darle el trámite que corresponde”, dijo Franco en alusión al pedido en ese sentido que había hecho la cámara baja, según un comunicado de Presidencia.

El pasado día 5 la Cámara de Diputados demandó al Ejecutivo los documentos de adhesión de Venezuela y el protocolo Ushuaia II del Mercosur para “rechazarlos”, según relató a Efe en su día una fuente del Parlamento.

Un portavoz del Senado confirmó hoy la recepción de la documentación relativa a Venezuela y dijo que la semana pasada ya se le había remitido a la Cámara el Protocolo de Ushuaia II de Compromiso con la Democracia en el Mercosur.

El Senado dará entrada a estos documentos el próximo jueves y previsiblemente los remitirá para su estudio a las comisiones correspondientes, dijo el portavoz, que explicó que después del trámite en la cámara alta pasarán a la de Diputados.

Tanto el ingreso de Venezuela acordado en 2006 como el Ushuaia II de diciembre de 2011 están pendientes de ratificación por parte del Legislativo de Paraguay.

Franco hizo su anuncio durante un acto en el Circulo de Oficiales Retirados de las Fuerzas Armadas, en Asunción, en momentos en que los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela celebran una cumbre extraordinaria en Brasilia en la que se formalizará la incorporación plena en el bloque de este último país.

Paraguay está suspendido del bloque regional desde el 29 de junio pasado, en castigo por el “quiebre democrático” que sus socios percibieron en la destitución del presidente Fernando Lugo, sustituido por Franco una semana antes.

La sanción fue impuesta durante la cumbre de presidentes del bloque celebrada en Mendoza (Argentina), ocasión en la que los tres socios plenos, en ausencia de Paraguay, acordaron la adhesión de Venezuela al Mercosur.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo