El jefe del Pentágono valora el compromiso de Egipto de seguir con las reformas democráticas

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 31 jul (EFE).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, respaldó hoy el compromiso de Egipto por continuar las reformas emprendidas con el objetivo de lograr un sistema democrático estable en el país.

En su primera visita desde que el islamista Mohamed Mursi accediera a la Presidencia egipcia el pasado 30 de junio, Panetta se reunió con el mandatario y luego con el jefe de la Junta Militar, el mariscal Husein Tantaui.

En una rueda de prensa posterior a estos encuentros, el jefe del Pentágono aseguró que Estados Unidos apoya una transición pacífica hacia un sistema democrático en Egipto, país con el que mantiene importantes relaciones en el ámbito militar.

“Nuestro objetivo es que Egipto sea capaz de protegerse a sí mismo en la región para que se establezca una democracia fuerte en la zona”, aseguró Panetta.

El estadounidense se hizo eco de las declaraciones de Tantaui, quien le expresó la voluntad de la cúpula castrense de completar el traspaso de poder a una autoridad civil.

En cuanto a Mursi, Panetta destacó que este es “un presidente para todos los egipcios y está comprometido de verdad a hacer una reforma democrática en Egipto”.

Además, confió en que el próximo Gobierno egipcio -que estará dirigido por Hisham Qandil y cuyos integrantes se darán a conocer próximamente- sea de consenso.

Con estas palabras, el jefe del Pentágono reiteró el respaldo que a mediados de este mes la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, dio a las autoridades egipcias en su primer viaje al país tras la elección democrática de Mursi.

Estados Unidos mira con atención la transición política de Egipto, incompleta pese a que la Junta Militar ya cedió al presidente el poder que ejerció de manera provisional tras la caída de Hosni Mubarak en 2011.

Quedan pendientes de determinar el futuro de la Constitución y del Parlamento, entre otras cuestiones que son motivo de confrontación entre los sectores islámicos y los liberales, laicos y minorías religiosas.

En juego está sobre todo la seguridad y la estabilidad de Egipto, uno de los socios de Estados Unidos en la región, lo que llevó a Panetta a reiterar hoy que su país seguirá apoyando económicamente al país.

En virtud del tratado de paz que Egipto firmó con Israel en 1979, el país árabe es el segundo receptor de ayuda militar estadounidense por detrás de Israel y recibe 1.300 millones de dólares anuales, además de 250 millones en asistencia económica.

En sus reuniones con Mursi y Tantaui, el responsable estadounidense abordó las medidas necesarias para luchar contra el terrorismo de Al Qaeda en la zona y expresó su preocupación por la situación en la península del Sinaí ante el aumento del tráfico de personas y de armas.

La situación en Siria y el programa nuclear iraní también fueron motivo de conversación entre las autoridades egipcias y Panetta, que completó hoy su visita a Egipto antes de dirigirse a Israel y Jordania.

El secretario de Defensa de Estados Unidos aterrizó hoy en Tel Aviv para analizar con las autoridades israelíes la cooperación en materia de defensa y sobre el programa nuclear de Irán.

El Cairo es la segunda escala de una gira por África del Norte y Oriente Medio con la que el jefe del Pentágono busca tomar la temperatura de la región tras las revueltas populares y reformas democráticas que en el último año y medio han cambiado varios regímenes.

Precisamente ayer, Panetta estuvo en Túnez, el primer país donde se encendió la chispa de la revolución, y expresó su apoyo “incondicional” a dicho estado “dadas las dificultades económicas y sociales que atraviesa”.

Jerusalén, 31 jul (EFE).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, aterrizó hoy en Tel Aviv para tratar con las autoridades israelíes sobre la cooperación en materia de defensa y sobre el programa nuclear de Irán.

Panetta fue recibido en el aeropuerto esta tarde por el director general del Ministerio de Defensa israelí, el general en la reserva Udi Shani, informó el Ministerio en un comunicado.

El titular de Defensa estadounidense se reunirá mañana por la mañana con su colega israelí, Ehud Barak, y será recibido más tarde por el presidente, Simón Peres, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Las conversaciones se centrarán en las medidas para impedir que Teherán desarrolle la bomba nuclear, que Israel considera una amenaza existencial, y en el margen de tiempo que se puede dejar para que funcionen las sanciones internacionales sobre Irán.

Las autoridades israelíes consideran que tanto las sanciones como las negociaciones que se llevan a cabo con el grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania) han fracasado y que Irán no ha puesto límite a su programa, como le exige Occidente.

El jefe del Estado Mayor israelí, general Beni Gantz, aseguró hoy que “todas las opciones están encima de la mesa” para luchar contra las ambiciones nucleares de Teherán, reiterando la posibilidad de que Israel se incline por un ataque a sus instalaciones nucleares.

“Irán continúa sus esfuerzos de lograr capacidad nuclear. Esto es un problema global y regional grave y no debemos ignorarlo, porque es el único país en el mundo que está desarrollando armas nucleares mientras pide la aniquilación de otro país (Israel)”, declaró hoy Gantz, según informó el diario Yediot Aharonot en su versión digital.

“En lo que a mi me concierne, todas las opciones están encima de la mesa, y esto no es un eslogan, sino un plan de acción”, subrayó.

Según los analistas, la posición israelí choca con la más cauta postura de Washington, que cree que aún queda un plazo largo (de un año y medio según algunos medios) hasta que Teherán alcance el punto de no retorno en su proyecto nuclear.

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, admitió el pasado mayo que las autoridades israelíes mantienen diferencias con las de Washington sobre cómo lidiar con el programa nuclear iraní y afirmó que su país decidirá unilateralmente cómo actuar frente al mismo.

“Al final, es obvio que el Gobierno israelí, y sólo él, es responsable de tomar decisiones sobre asuntos vitales para el futuro y la seguridad del Estado de Israel y (…) del pueblo judío”, dijo Barak, que añadió estar seguro de que “la responsabilidad política y de seguridad puede combinarse con el mantenimiento de la relación especial con EEUU”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo