Santos afirma haber reducido la violencia y el número de actores armados ilegales

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 30 jul (EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, defendió hoy una reducción de la violencia en el país con una batería de datos que incluyen la muerte, detención o desmovilización de 15.000 guerrilleros y paramilitares, cuando su popularidad está en el punto más bajo.

“En términos generales, el avance de estos años ha sido muy importante”, indicó en una gira por el departamento de Antioquia (noroeste), donde presentó junto a su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y los altos cargos militares y policiales un balance de su gestión en materia de defensa y seguridad.

Desde la llegada de Santos a la Presidencia, el 7 de agosto de 2010, han muerto, han sido detenidos o se han desmovilizado 7.810 guerrilleros, a los que se suman 7.221 integrantes de las llamadas bandas criminales (“bacrim”), herederas de los paramilitares y dedicadas al narcotráfico y la extorsión.

Del total de insurgentes, 6.855 pertenecían a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mientras los otros 955 hacían parte de la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Entre los grandes hitos, Santos resaltó la muerte, en combates, del máximo dirigente de las FARC, Guillermo León Sáenz, alias “Alfonso Cano”, en noviembre de 2011, y del exjefe militar de esa guerrilla, Víctor Julio Suárez o “Mono Jojoy”, en septiembre de 2010, además de otros 16 mandos medios.

Las bandas de Los Urabeños, Los Rastrojos y el parcialmente desarticulado Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista de Colombia (ERPAC) también perdieron a sus principales líderes en los últimos dos años, lo que se tradujo en una reducción del 45 % en sus acciones delictivas durante el primer semestre de 2012.

A su turno, el ministro Pinzón habló de los avances en seguridad ciudadana que han permitido que en el 37 % de los 1.100 municipios de Colombia “no se haya presentado ningún homicidio” en lo que va corrido de este año 2012.

“Hoy tenemos la tasa de homicidio más baja de los últimos 27 años”, agregó Pinzón, al precisar que desde agosto de 2011 se ha presentado una disminución del 7,1 %, lo que significa unos 928 casos menos.

También las masacres se redujeron en los últimos doce meses un 35 %, es decir, 48 matanzas menos; al igual que el hurto, que con una caída del 4,4 % disminuyó en 3.553 casos.

En cuanto al secuestro con fines de financiación o “extorsivo” cayó en un 18,5 %, con unos 25 casos menos con respecto al primer año de Gobierno, indicador que se explica en el compromiso asumido por la guerrilla de las FARC de abandonar esta práctica como fuente de ingresos en febrero pasado

Santos presentó hace un año una nueva política de Defensa que buscaba adaptarse a los cambios estratégicos de las FARC y de las llamadas “bacrim”.

Si bien esa nueva estrategia se ha traducido en fuertes golpes a la insurgencia y al crimen organizado, se ha visto afectada por una creciente sensación de inseguridad que se debe, según el Gobierno, a las desesperadas acciones de esos grupos para contrarrestar la presencia que ha ido afianzando la fuerza pública en algunas zonas.

Según una gran encuesta difundida el domingo por varios medios de comunicación con motivo de los dos primeros años del Gobierno de Santos, la popularidad del presidente cayó del 71 % al 48 % desde julio de 2011 a la actualidad.

Peor parado salió en lo referido a su gestión en materia de seguridad, ya que sufrió una caída libre al pasar del 80 % en noviembre de 2010, apenas tres meses después de llegar al Gobierno, a un dramático 36 %.

En su análisis de la encuesta, la revista Semana apuntó este domingo a que “el cuadro de la seguridad es mucho más complejo que las cifras”, y resaltó que entre los factores que empujaron a un descenso de la popularidad está que “una decena de regiones viven en situación de guerra”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo