Las FARC entregan al CICR a dos pilotos civiles en el suroeste de Colombia

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 29 jul (EFE).- Las FARC entregaron hoy a una comisión humanitaria a dos pilotos civiles de un helicóptero que aterrizó de emergencia el pasado 10 de julio en un campo de fútbol de una localidad del departamento del Cauca (suroeste).

Los dos pilotos, Juan Carlos Álvarez y Alejandro de Jesús Ocampo, fueron entregados a la comisión conformada por delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y miembros de la Red de Derechos Humanos “Francisco Isaías Cifuentes”.

Álvarez y Ocampo fueron retenidos el pasado 10 de julio cuando el helicóptero en el que viajaban, un Bell 206 L3 tuvo que aterrizar de urgencia en un campo de fútbol de la pequeña localidad de El Plateado, que pertenece al municipio de Argelia.

“Ellos están bien. Es una gran noticia para sus familias. Ellos llegarán a Popayán (capital del Cauca) y de allí se dirigirán a Medellín (noroeste colombiano), su ciudad”, dijo a Efe en Bogotá María Cristina Rivera, portavoz del CICR.

Previamente, la portavoz del mismo organismo en el oeste del país, Erika Tovar, había confirmado también a Efe telefónicamente la entrega de los dos pilotos y había informado de su estado de salud.

“Los dos se ven bien, nos dijo la enfermera que acompaña la misión”, precisó Tovar en declaraciones por teléfono desde Popayán, capital del Cauca.

Los dos pilotos se encontrarán en Popayán con sus familias una vez arriben de la zona rural de Argelia, añadió Tovar.

Ambos junto a la comisión humanitaria se desplazaron desde Argelia a Popayán por tierra en vehículos del CICR, dijeron también las fuentes.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reconocieron el pasado miércoles que Álvarez y Ocampo fueron retenidos por el grupo insurgente tras el percance del aparato en el que viajaban.

La aeronave, de propiedad de la empresa privada Helifly, fue incendiada en el lugar por personas no identificadas, mientras que sus tripulantes fueron dados por desaparecidos, hasta que el pasado 25 de julio las FARC confirmaron que los tenían en su poder.

El jefe de la delegación del CICR en Colombia, Jordi Raich, expreso su satisfacción por el regreso de los dos pilotos.

“Nos alegra haber contribuido a facilitar la reunión de estas personas de nuevo con sus seres queridos”, dijo Raich.

Añadió que “en este caso participamos por la solicitud directa del grupo armado” y reiteró su “disposición para continuar prestando” los buenos oficios del organismo en este y otro tipo de acciones humanitarias.

El CICR recordó en un comunicado que “ha facilitado en Colombia la liberación de 1.477 personas en poder de distintos grupos armados desde 1994 y 26 personas en este año”. De esas personas, “más de 750 han sido civiles”.

El incidente del helicóptero coincidió con un movimiento de protesta de los indígenas nasas o paeces en el Cauca, por la presencia en su territorio ancestral de las fuerzas de seguridad y de las FARC, a quienes exigen que salgan de sus tierras.

Precisamente desde la madrugada de este domingo se registran fuertes enfrentamientos entre la Fuerza Pública y facciones de las FARC en la parte montañosa del municipio de Toribío.

Según distintas autoridades, aviones de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) apoyan a las tropas de tierra que libran combates con los rebeldes en un sector conocido como Chisquío.

Ese lugar está muy cerca al cerro Berlín, donde los indígenas nasas desalojaron a los militares que custodiaban algunas torres de telefonía el pasado 17 de julio, pero un día después la Fuerza Pública retomó el control.

El defensor del Pueblo de Toribío, Juan Carlos Chamorro, precisó a periodistas que los combates de este domingo se libran muy cerca al casco urbano.

Ninguna autoridad, sin embargo, ha informado de bajas o de heridos en las filas militares o de los guerrilleros así como tampoco de civiles afectados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo