El Ejército sirio redobla los bombardeos en Alepo en su lucha contra los rebeldes

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 29 jul (EFE).- El Ejército sirio redobló hoy sus bombardeos contra Alepo, la segunda ciudad de Siria, y otras zonas del país, al tiempo que se enfrentó a los rebeldes en unos actos que causaron la muerte de al menos 80 personas, según los opositores.

Desde la ciudad septentrional de Alepo, el activista Abu Hisham apuntó a Efe por internet que los helicópteros militares dispararon contra los barrios de Salahedín, Seif al Daula, Al Hamadaniya y Al Azamiya, entre otros.

La intensidad de los ataques fue tal, explicó Hisham, que algunos heridos yacían en el suelo sin que nadie pudiera acercarse a atenderlos.

Las fuerzas del régimen sirio iniciaron ayer una amplia ofensiva militar para recuperar Alepo, en una lucha que los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) bautizaron como “la madre de las batallas”.

Los bombardeos también cayeron sobre las inmediaciones del principal centro económico del país como son las zonas de Al Bab, Hurriatan y Hanano, destacaron los grupos opositores.

El Observatorio sirio de Derechos Humanos informó además de fuertes enfrentamientos entre rebeldes armados y leales al régimen en las áreas de Bab al Hadid, Al Zahrá y Al Arkub, todas ellas en Alepo.

Por su parte, las autoridades sirias aseguraron haber matado a al menos quince supuestos terroristas -como denomina el régimen a los opositores armados- en choques violentos con el Ejército en el barrio de Bab al Hadid.

Desde Teherán, el ministro de Exteriores sirio, Walid al Mualem, se mostró hoy confiado de que las Fuerzas Armadas de su país derrotarán a los opositores en Alepo, después de que estos “fracasaran” en su lucha por Damasco hace unos días.

Entretanto, los combates y bombardeos también se recrudecieron en otras zonas del país como la provincia meridional de Deraa o los alrededores de Damasco.

En la localidad de Al Sheij al Meskin, en Deraa, los rebeldes se enfrentaron a las del régimen de Bachar al Asad, que bombardearon y asesinaron a unas 24 personas, según la opositora Comisión General de la Revolución Siria.

En la capital, los ciudadanos intentaron volver a la normalidad y algunos volvieron a sus casas tras la reducción de las operaciones militares, que asolaron ciertas zonas la semana pasada.

En todo el país, los Comités de Coordinación Local afirmaron hoy que al menos 88 personas murieron, mientras que el Observatorio apuntó la muerte de 44 civiles y 27 efectivos del régimen.

Algunas de los fallecimientos se registraron en las provincias de Latakia (noroeste), Idleb (norte) y Homs (centro), en cuya zona de Bab Hud los combatientes del ELS entraron en la sede local del Sindicato Sirio de Ingenieros tras enfrentarse a las tropas gubernamentales.

En la ciudad oriental de Deir al Zur, el portavoz del ELS, Abu Laila, explicó a Efe que el Ejército sirio siguió bombardeando varios barrios con artillería pesada, tanques y helicópteros.

La preocupación por la situación en Alepo llevó hoy al Consejo Nacional Sirio (CNS), la principal agrupación opositora en el exilio, a reclamar al Consejo de Seguridad de la ONU que se reúna de urgencia y tome medidas para ayudar a los civiles en Siria.

A esa petición se sumó la Liga Árabe, cuyo secretario general, Nabil al Arabi, calificó de “crímenes de guerra” lo que pasa actualmente en Siria, especialmente en Alepo.

El presidente del CNS, Abdelbasit Seida, dijo en la víspera que esa localidad puede ser escenario de una nueva “masacre” si la comunidad internacional no actúa y opinó que debería haber una respuesta fuera del Consejo de Seguridad, dados los continuos vetos de Rusia y China a cualquier condena del régimen sirio.

Desde Ginebra, el mediador internacional Kofi Annan insistió en que la escalada militar en Alepo y sus inmediaciones es una nueva evidencia de que la comunidad internacional necesita actuar unida para persuadir a las partes de que la solución al conflicto pasa por un acuerdo político.

Ammán, 29 jul (EFE).- Al menos diecinueve refugiados sirios heridos fueron hospitalizados la pasada madrugada en un centro de la localidad fronteriza de Ramza, en el norte de Jordania, informó hoy la agencia de noticias oficial jordana, Petra.

El director de Urgencias del hospital público de Ramza, el doctor Saqr Zoabi, dijo a Petra que varias “ambulancias pertenecientes al departamento de Defensa Civil y al Ejército llevaron a los heridos sirios desde la frontera vallada para que recibieran los primeros auxilios”.

Catorce de los heridos permanecen en ese centro, mientras que el resto, los más graves, han sido transferidos al Hospital Universitario Rey Abdalá, que se encuentra en la zona.

Activistas jordanos que pidieron el anonimato dijeron a Efe que los sirios resultaron heridos después de que soldados de su país abrieran fuego contra ellos para evitar que huyeran al país vecino.

Los activistas subrayaron que unos 2.000 sirios han escapado a Jordania en las últimas 24 horas.

Entretanto, las autoridades del reino hachemí ultiman los preparativos para inaugurar el primer campo de emergencia para acoger a los más de 140.000 refugiados sirios que han llegado a Jordania desde el inicio del levantamiento contra el régimen de Bachar al Asad en marzo de 2011.

Ginebra, 29 jul (EFE).- El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, está “muy preocupado” por la escalada del conflicto en Alepo (norte de Siria), y pidió a las partes en conflicto que eviten “más derramamiento de sangre”.

“Estoy muy preocupado sobre los informes que indican concentración de tropas y armamento pesado cerca de Alepo en anticipación de una inminente batalla en la ciudad más grande de Siria”, afirma el ex secretario general de la ONU en un comunicado enviado hoy.

“Recuerdo a las partes en el conflicto sus obligaciones bajo la ley humanitaria internacional y la ley sobre derechos humanos, y les urjo a que se controlen y eviten más derramamiento de sangre”, continúa.

En el comunicado, Annan afirma que la escalada militar en Alepo y áreas que lo rodean, es una nueva evidencia de la necesidad de que la comunidad internacional actúe unida para “persuadir a las partes de que sólo una transición política, que lleve a un acuerdo político, resolverá esta crisis y traerá la paz al pueblo sirio”.

Las fuerzas del régimen sirio iniciaron ayer una amplia ofensiva militar para recuperar Alepo, en una lucha por el control de la capital económica del país que los rebeldes han bautizado como “la madre de las batallas”.

El régimen de Bachar al Asad lanzó ayer un ataque terrestre y aéreo contra los barrios en manos de la insurgencia, que se ha saldado con más de un centenar de muertos.

Esta mañana la artillería y los helicópteros del régimen sirio continuaban la gran ofensiva en Alepo, mientras que el líder opositor Abdelbasit Seida advertía de una “masacre terrible” si la comunidad internacional no actúa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo