El diálogo sobre la crisis salvadoreña sigue sin acuerdos aunque logra "consensos"

Por Publimetro Colombia

San Salvador, 26 jul (EFE).- El presidente Mauricio Funes y los partidos políticos de El Salvador terminaron hoy con “consensos parciales” pero sin acuerdos concretos la segunda jornada del diálogo para superar la crisis institucional entre los poderes Legislativo y Judicial por la inhabilitación de 20 magistrados.

Funes remarcó en una rueda de prensa, al finalizar la reunión de más de ocho horas en la Casa Presidencial, que “hay puntos de coincidencia” en ciertos aspectos del conflicto, pero no en otros.

“No hay en estos momentos ningún acuerdo relativo a los magistrados”, solo “consensos parciales”, añadió.

Se trata de “consensos, no de acuerdos”, pero “no los puedo revelar” debido al pacto de reserva que se hizo cuando empezó el proceso de diálogo, el pasado martes, insistió.

Funes y los dirigentes políticos tienen previsto continuar sus conversaciones mañana.

En la reunión participaron las directivas del partido gobernante, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Asimismo, los líderes de los partidos minoritarios Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Concertación Nacional (CN), Cambio Democrático (CD) y el Partido de la Esperanza (PES).

El conflicto se inició el 5 de junio pasado cuando la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló las elecciones de magistrados hechas por el Parlamento en 2006 y el 24 de abril de este año, y ordenó hacerlas de nuevo.

El FMLN aliado con GANA, CN y PES rechazan los fallos de la Sala, mientras que ARENA los respalda y CD tiene una posición “no alineada”, según dijo Funes hoy.

El martes, durante la primera reunión, los partidos se comprometieron a través de un acta conjunta a encontrar en un corto plazo una solución política a la crisis institucional.

También señalaron que los “principios que orientarán” el diálogo son “el acatamiento de los fallos de la CSJ adoptados sobre la base del estricto respeto al texto de la Constitución, el respeto a la separación” de poderes “y el reconocimiento de que el único mecanismo para modificar la Constitución (…) es el previsto” en ella misma.

La Constitución de El Salvador no detalla en qué períodos la Asamblea Legislativa debe elegir a los magistrados, pero la Sala argumentó que una misma legislatura no puede hacerlo más de un vez, como ocurrió en 2006 y en abril pasado, y ordenó que la nueva legislatura, que asumió el 1 de mayo, celebrase de nuevo el proceso.

En el documento oficial, el Gobierno y los partidos manifestaron además su preocupación ante la posibilidad de que la crisis afecte la ayuda internacional que recibe El Salvador, como han advertido senadores de Estados Unidos.

El FMLN, GANA, CN y PES desconocieron las anulaciones de la Sala, por lo que acudieron a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), que el 21 de junio pasado resolvió suspender las resoluciones del Supremo en tanto emite una decisión definitiva, decisión que ha sido desconocida por la CSJ.

La Corte Suprema está integrada por 15 magistrados, los cuales son renovados cada tres años en grupos de cinco y así cumplen períodos escalonados de nueve años.

Como producto del conflicto entre los poderes Legislativo y Judicial, El Salvador tiene desde hace más de una semana dos cortes supremas, una integrada por los magistrados cuyas elecciones fueron anuladas y la otra por la Sala de lo Constitucional ampliada con varios suplentes.

Washington, 26 jul (EFE).- Dos líderes demócratas del Congreso estadounidense elogiaron hoy el compromiso del presidente salvadoreño, Mauricio Funes, y de los partidos políticos para resolver la crisis constitucional en el país y dijeron que apoyan que EE.UU. ayude a esa nación en temas de seguridad y combate a la pobreza.

“Nos alienta el compromiso del presidente Funes y de representantes de los partidos políticos en El Salvador para resolver esta crisis de forma expedita”, dijeron en un comunicado conjunto el senador Patrick Leahy, demócrata por Vermont, y el legislador Jim McGovern, demócrata por Massachusetts.

“Estamos de acuerdo con el Departamento de Estado de que este es un asunto que debe ser resuelto por los salvadoreños a través del diálogo y reafirmamos nuestro apoyo para una ayuda de EE.UU. a El Salvador que aborde un rango de intereses mutuos, desde mejoras policiales hasta el combate a la pobreza”, agregaron.

Ambos legisladores señalaron que durante más de 30 años, El Salvador ha hecho frente a numerosos retos, incluyendo una guerra civil, corrupción y ciclones.

En ese sentido, “esta crisis política-constitucional es la prueba más reciente sobre si las instituciones gubernamentales del país pueden surgir más fuertes, con un imperio de la ley fortalecido, y su pueblo más unido”, puntualizaron.

Leahy y McGovern emitieron esas declaraciones en respuesta a que líderes de los principales partidos políticos en El Salvador, con la venia de Funes, continúan el diálogo para resolver el conflicto entre los poderes Legislativo y Judicial por la inhabilitación de una veintena de magistrados.

El conflicto se inició el 5 de junio pasado cuando la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia anuló las elecciones de magistrados hechas por el Parlamento en 2006 y el 24 de abril de este año y ordenó hacerlas de nuevo.

Como producto de la crisis, El Salvador tiene desde hace más de una semana dos cortes supremas, una integrada por los magistrados cuyas elecciones fueron anuladas y la otra por la Sala de lo Constitucional ampliada con varios suplentes.

El pasado martes, durante la primera reunión con Funes, los partidos se comprometieron a través de un acta conjunta a encontrar en un corto plazo una solución política a la crisis institucional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo