Turquía despliega baterías de misiles en la frontera con Siria

Por Publimetro Colombia

Estambul, 28 jun (EFE).- El Ejército de Turquía está reforzando militarmente su frontera con Siria con lanzadores de misiles y baterías antiaéreas, después de que la semana pasada las fuerzas sirias derribaran un cazabombardero turco, informan hoy los medios locales.

Unos 30 vehículos militares, entre ellos camiones con lanzadores de misiles y artillería antiaérea, partieron anoche desde cuarteles en la provincia costera de Hatay para desplegar el equipo en las inmediaciones de los municipios fronterizos de Altinözü, Reyhanli y Yayladag, donde se hallan los mayores campamentos de refugiados sirios, informa el diario “Hürriyet”.

Según la emisora NTV, otros movimientos de tropas y blindados se han observado en la provincia de Sanliurfa, también fronteriza, pero situada más al este.

La emisora CNNTürk asegura en un reportaje emitido desde el terreno que en los pueblos situados cerca de la frontera el nerviosismo cunde entre los vecinos, que observan desde hace más de un año los movimientos tanto de refugiados como ocasionalmente de tropas sirias.

Ya el lunes se habían detectado movimientos de tropas, blindados y artillería en la provincia de Mardin, también fronteriza con Siria, pero situada mucho más al este y escenario frecuente de combates entre el Ejército turco y los guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La provincia de Hatay alberga no sólo a unos 33.500 refugiados sirios, sino también el campamento de Apaydin, que acoge a los soldados de Siria que han desertado y sus familiares, entre ellos 13 generales huidos, y es ahí donde residen los dirigentes del Ejército Sirio Libre, la milicia que combate contra el régimen de Bachar al Asad.

Ankara niega que los combatientes puedan llevar armas en suelo turco, pero se han registrado incidentes fronterizos en los que las fuerzas armadas sirias persiguieron a milicianos que intentaban ponerse a salvo en Turquía.

Con la tensión al rojo vivo tras el derribo de un caza F-4 turco por parte de Siria el viernes pasado, es probable que un tiroteo en la frontera o a través de ella suscite una respuesta turca, tal y como anunció el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, el martes pasado, cuando prometió “tratar como amenaza” cualquier elemento militar sirio que se aproxime al linde.

Turquía continúa, además, la búsqueda de los dos pilotos del caza desaparecidos y ha desplegado cinco barcos, un avión y cuatro helicópteros en la zona en la que se cree que se precipitó el avión, cerca de las costas sirias.

Por el momento se han encontrado algunas pertenencias de los tripulantes, como botas militares y cascos, así como restos de la nave, pero aún no se ha hallado el aparato, que se supone yace en el mar a 1.260 metros de profundidad, según informaron hoy las Fuerzas Armadas turcas en un comunicado.

Ankara, 28 jun (EFE).- Otros dos altos cargos militares del Ejército de Siria se han refugiado en Turquía junto a sus familias, en medio de un creciente ambiente de tensión en la frontera entre ambos países, informó hoy la agencia de noticias Anadolu.

Los dos uniformados llegaron anoche al sur de Turquía en un grupo de 126 refugiados, que en su mayor parte (los civiles) fueron trasladados a un campamento en la provincia de Hatay, cerca de la frontera.

Mientras, los militares y sus familias fueron alojados en el campamento de Apaydin, a unos 3 kilómetros de la frontera, que está reservado para estas personas.

Entre los soldados sirios acogidos en ese lugar se encuentran 13 generales que han huido de Siria desde que comenzó la rebelión hace más de un año.

Otros 26 civiles sirios, sobre todo mujeres y niños procedentes de la zona de Latakía, en el noroeste de Siria, también cruzaron la frontera y fueron trasladados a la provincia turca de Sanliurfa, al noreste de Hatay.

Las autoridades turcas estiman que han acogido ya en total unos 33.500 refugiados sirios.

La situación en las zonas fronterizas de Hatay es tensa, según un reportaje de la cadena turca CNNTürk, después de que el ejército turco haya trasladado vehículos militares, tropas y sus mejores sistemas de misiles de corto alcance a la frontera.

Por otra lado, el Estado Mayor de Turquía informó hoy en un comunicado de que continúa la búsqueda de los dos pilotos del avión derribado por Siria el viernes pasado.

Cinco barcos militares, un avión y cuatro helicópteros rastrean las aguas del Mediterráneo oriental, y aunque han encontrado algunas piezas del avión y efectos personales de los pilotos, no han podido alcanzar los restos de la aeronave, que se supone yacen a una profundidad de 1.260 metros.

En otro comunicado, publicado hoy, el Estado Mayor desmiente que un avión sirio del tipo Mig-21 haya aterrizado en la base aérea turca de Incirlik, la principal del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo