Ban pide una solución pacífica e Insulza se dispone a viajar a Paraguay

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 27 jun (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a todas las partes implicadas en la crisis paraguaya que trabajen para “lograr una solución pacífica”, mientras varios organismos regionales se aprestan a evaluar la situación en Paraguay, en el caso de la OEA sobre el terreno.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, viajará personalmente a Paraguay al frente de una misión que recabará información para decidir si se convoca una Asamblea General extraordinaria del organismo sobre la crisis abierta con la destitución de Fernando Lugo y su reemplazo en la Presidencia paraguaya por Federico Franco.

Así lo señalaron hoy a Efe fuentes de la OEA, un día después de que el Consejo Permanente del organismo aprobara el envío de la misión durante una reunión en la que se hizo evidente que no hay consenso sobre cómo encarar el caso de Paraguay, si como un golpe de Estado o como un proceso legal pero apresurado y con deficiencias.

Las fuentes no dieron fechas, pero el martes se señaló que la misión de la OEA arrancará probablemente este fin de semana y puede incluir escalas en otros países además de Paraguay.

Por su parte, el portavoz de Ban Ki-moon, Martin Nesirky, dijo hoy que el secretario general ha seguido “con atención y preocupación los recientes acontecimientos en Paraguay” y tomado nota de la inquietud de los líderes regionales sobre “el proceso de destitución y sus implicaciones para la democracia en el país”.

Ban acogió con beneplácito el envío de la misión especial de la OEA a Paraguay y la reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que tendrá lugar este viernes en Mendoza (Argentina) para analizar la situación en ese país del Cono Sur, al que le corresponde actualmente la presidencia rotatoria de la Unasur.

Varios presidentes han confirmado ya que estarán en Mendoza, donde además se celebrará la cumbre semestral del Mercosur desde mañana, jueves, sin presencia de representantes del Gobierno de Paraguay, que ha sido suspendido temporalmente del bloque formado también por Argentina, Brasil y Uruguay.

En Mendoza estarán las presidentas de Argentina y Brasil, Cristina Fernández y Dilma Rousseff, respectivamente, así como el presidente de Uruguay, José Mujica, cuyos países pertenecen también a la Unasur.

Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; Perú, Ollanta Humala; Bolivia, Evo Morales; y Chile, Sebastián Piñera, también han confirmado su asistencia a la reunión extraordinaria de la Unasur, pero no así los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y Venezuela, Hugo Chávez, países todos ellos miembros de la Unasur.

El secretario de Estado para Iberoamérica de España, Jesús Gracia, dijo hoy que el Gobierno de Mariano Rajoy va a colaborar con el Mercosur y la Unasur “en una solución” al “conflicto” generado tras la destitución de Lugo y es respetuoso de los “compromisos internacionales que tiene Paraguay con sus vecinos”.

Gracia se reunió hoy con el encargado de negocios de la Embajada de Paraguay en España, Gustavo Gómez, poco después de que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, comunicara al Congreso que se había convocado al embajador paraguayo, Óscar Cabello, para conocer con detalle la situación política tras el relevo de Lugo.

El Gobierno de Estados Unidos, por su parte, indicó que esperará a escuchar el informe de la misión encabezada por Insulza para decidir si reconoce o no al nuevo Gobierno de Federico Franco.

“En esta etapa no planeamos sacar conclusiones precipitadas sobre los acontecimientos en Paraguay hasta que tengamos ese informe”, agregó la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

La portavoz recordó que Estados Unidos aún no ha hecho la determinación de si el juicio político que destituyó el pasado viernes a Lugo fue un golpe de Estado.

“No hemos usado esa palabra. Queremos que el secretario general de la OEA viaje, consulte con todas las partes y haga sus recomendaciones antes de tomar una decisión”, señaló Nuland.

Insulza decidió enviar la misión, propuesta por Honduras en la sesión extraordinaria del martes, pese a no contar con el consenso de todos los Estados miembros presentes en la reunión, pues Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Ecuador se opusieron.

Tanto la Unasur como el Mercosur tienen cláusulas democráticas para castigar la ruptura del orden institucional en uno de los países miembros con una batería de medidas como el cierre de fronteras.

En una entrevista con Efe en Asunción, Lugo, que desistió de su idea de viajar a Mendoza, se manifestó hoy en contra de que se apliquen sanciones económicas a Paraguay pero a favor de que la clase política de su país reciba “un llamado de atención” de la comunidad internacional.

Varios movimientos sociales brasileños pidieron hoy al canciller de su país, Antonio Patriota, que se aproveche la suspensión de Paraguay del Mercosur para un “inmediato” ingreso de Venezuela al bloque, que está paralizado por la oposición del Senado paraguayo.

Tovar Nunes, consideró “prematuro” decir que la posibilidad del ingreso de Venezuela al Mercosur se discutirá en la Cumbre que el bloque celebrará el próximo viernes en la ciudad argentina de Mendoza.

“Primero se deberá decidir sobre la suspensión efectiva de Paraguay”, dijo Tovar, quien indicó que Patriota “recibió la propuesta” de los movimientos sociales y “tomó nota”, aunque apuntó que ese asunto sólo “podría ser discutido al más alto nivel” en la Cumbre del bloque.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo