La ONU cree que la situación en Siria es "demasiado peligrosa" para sus observadores

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 26 jun (EFE).- La ONU mantiene suspendidas las operaciones de sus observadores en Siria, donde la situación es todavía “demasiado peligrosa”, dijo hoy al Consejo de Seguridad el jefe de los “cascos azules”, el francés Hervé Ladsous.

“Las operaciones militares continúan y los civiles están en peligro creciente. Actualmente no se dan las condiciones para reanudar las operaciones de los observadores”, dijo Ladsous en la reunión que tuvo a puerta cerrada con el máximo órgano internacional de seguridad, explicó a Efe una fuente diplomática.

Según la misma fuente, Ladsous confirmó el aumento de los enfrentamientos entre la oposición y las fuerzas del Gobierno de Bachar al Asad, así como el alto impacto de estos sobre la población civil, y denunció que Damasco ha rechazado colaborar “en materia logística” con los militares desarmados de la ONU.

El Gobierno sirio se ha negado concretamente a que los expertos de la ONU utilicen teléfonos por satélite para comunicarse, algo “muy importante” y que facilitaría “tanto su trabajo como su seguridad”, explicó la citada fuente.

El jefe de la UNSMIS, el general noruego Robert Mood, suspendió el 16 de junio las operaciones de los observadores ante el incremento de la violencia armada en Siria, donde han visto limitada su “capacidad para observar, verificar e informar, así como para apoyar el diálogo local y los proyectos de estabilidad”.

Ladsous aseguró ante el Consejo que cuanto más dure la violencia más tardará la misión en reanudar sus operaciones, al tiempo que destacó que, pese a esa suspensión, los cerca de 300 observadores tratan de prestar ayuda “no con mucho éxito” a las organizaciones humanitarias que trabajan en el país árabe.

El mandato de la UNSMIS cumple a finales de julio por lo que la ONU estudia ya opciones para su futuro, que podrían incluir desde su completa suspensión hasta su reducción mientras no se reduzca la crisis, según indicaron fuentes diplomáticas en la ONU.

Según esas fuentes, todas las opciones están abiertas, pero gana puntos entre los miembros del Consejo la idea de dotar a la misión de “una nueva forma, con un menor presencia y una mayor implicación política y civil, quizás reagrupada en ciertos puntos del país”.

En la reunión con los miembros del Consejo de Seguridad también participó por videoconferencia el exministro palestino de Asuntos Exteriores Naser Qudua, adjunto al enviado especial para Siria, Kofi Annan, quien trata de salvar su plan de paz.

Qudua, también según detallaron a Efe fuentes del Consejo, aseguró que en estos momentos no se produce “ningún diálogo político” en Siria, donde “continúan las violaciones masivas de derechos humanos y siguen muriendo civiles, ya que el Gobierno no cumple con su responsabilidad de proteger a la población”.

También se refirió a la reunión que Annan trata de organizar para el 30 de junio en Ginebra, una cumbre que solo vale la pena convocar, según Qudua, “si hay un acuerdo previo sobre la necesidad de que de ella salga una conclusión”.

“Si tiene lugar la reunión, de ella debe salir una conclusión productiva que respete ciertas líneas roja, como la no equiparación de la responsabilidad entre el Gobierno y la oposición”, señaló una fuente diplomática del Consejo de Seguridad, que aseguró que, “por el momento, esa reunión no existe formalmente”.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, reconoció por su parte ante la prensa que las características y condiciones del encuentro que desea organizar Annan están todavía “bajo discusión” en lo referente al “lugar, la fecha y los participantes” al mismo.

Ese encuentro debería reunir a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) y a Estados con influencia sobre la región, entre los que debería estar Irán, según ha defendido el propio enviado especial, pero no hay acuerdo todavía para ello.

Rusia ya ha aceptado la idea y asistirá a la reunión, dijo su embajador ante la ONU, Vitaly Churkin, quien respaldó la presencia de Irán en la misma e invitó a todos a participar en la que definió como “una intensiva interacción entre los interesados para fomentar el acercamiento entre las partes”.

Ante el agravamiento de la situación sobre el terreno, Francia pidió hoy formalmente una comparecencia ante el Consejo de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navy Pillay.

“Con unos 15.000 muertos sobre la mesa, nos parece normal que venga a explicarnos la situación de los derechos humanos en Siria”, dijo a Efe el portavoz de la misión de Francia ante la ONU, Brieuc Pont, que esperó que la presidencia, que este mes ostenta China, acepte la petición y no fuerce a que se someta a un voto de procedimiento, en el que no existe el derecho a veto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo