Erdogan advierte con atacar elementos militares sirios si amenazan a Turquía

Por Publimetro Colombia

Ankara, 26 jun (EFE).- El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, calificó hoy de “intolerable” el derribo de un caza turco por la defensa antiaérea siria y advirtió con tratar cualquier objeto militar sirio en las fronteras turcas como “amenaza”.

“Cualquier elemento militar que se aproxime desde Siria a las fronteras turcas será considerado una amenaza y un objetivo militar. Advertimos a Siria de que no cometa ningún error”, señaló Erdogan en un discurso ante el Parlamento.

El primer ministro reiteró la posición turca: el avión derribado efectuaba un vuelo para poner a prueba los radares turcos, no llevaba armamento y estaba en el espacio aéreo internacional, a 13 millas de las costas sirias, cuando fue alcanzado, aunque cayó después en aguas territoriales del país árabe.

Según Erdogan, incluso una momentánea vulneración del espacio aéreo sirio, ya admitida por Turquía, no daría derecho a Siria a derribar el avión.

Agregó que “desde el 1 de enero pasado hasta hoy, el espacio aéreo turco ha sido vulnerado 114 veces por diferentes aviones; cinco veces fue invadido por helicópteros sirios”.

Reiteró que Turquía tiene pruebas de que Siria atacó su avión de “manera hostil” y añadió que “contra este acto injusto”, el país “tomará las medidas necesarias, determinando lugar, tiempo y método, usando los derechos que emergen de la legislación internacional”.

Subrayó también la importancia para Ankara de la zona del Mediterráneo Oriental, cercana a Chipre, y reiteró el derecho de Turquía de efectuar vuelos en esta zona.

Confirmó, asimismo, que las defensas antiaéreas sirias también habían acosado a un avión de rescate tipo Casa que acudió a la zona poco después de constatarse el derribo del caza, un Phantom 4.

Erdogan reiteró que “la paciencia y la sangre fría de Turquía no se deben interpretar como debilidad” y añadió que “la ira de Turquía es tan violenta y rotunda como su amistad es valiosa”.

Lamentó, asimismo, que el presidente sirio, Bachar al Asad, no haya cumplido las expectativas de reforma tras la muerte de su padre y prometió que Turquía ofrecerá “todo el apoyo necesario” al pueblo sirio para que se libere de la “dictadura” de Al Asad.

“Con este último incidente se ha visto que el régimen sirio también constituye una amenaza para Turquía”, dijo Erdogan.

“La seguridad de Damasco empieza en Anatolia, y la seguridad de Anatolia empieza en Damasco; continuaremos apoyando a nuestros hermanos sirios, cueste lo que cueste”, afirmó el primer ministro, en referencia a la oposición.

Mientras Erdogan hablaba en el Parlamento turco, la OTAN se reunía en Bruselas para analizar el caso del caza derribado.

Se trata de una sesión convocada a petición de Turquía, que invoca el artículo 4 del Tratado Atlántico, el que obliga a consultar cuando un país miembro cree amenazada su seguridad.

Bruselas, 26 jun (EFE).- La OTAN respaldó hoy a Turquía tras el derribo de uno de sus aviones por Siria, incidente que considera “inaceptable”, mientras Ankara amenaza a Damasco con el uso de la fuerza contra cualquier unidad militar que se acerque a su frontera.

“Cualquier elemento militar que se aproxime desde Siria a las fronteras turcas será considerado una amenaza y un objetivo militar. Advertimos a Siria de que no cometa ningún error”, dijo el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en una intervención en el Parlamento.

Cuatro días después del derribo de uno de sus cazabombarderos por parte siria, Ankara dio hoy un giro a su discurso -cuya moderación había sido alabada por la comunidad internacional- y aseguró que tomará “las medidas necesarias” para responder al ataque.

“La paciencia y la sangre fría de Turquía no se deben interpretar como debilidad”, advirtió Erdogan, quien subrayó que “la ira de Turquía es tan violenta y rotunda como su amistad es valiosa”.

El primer ministro aseguró hoy que Turquía tiene pruebas de que Siria atacó su avión de “manera hostil”, cuando éste no llevaba armamento y se encontraba en el espacio aéreo internacional, a 13 millas de las costas sirias.

Erdogan admitió -tal y como ya había hecho su gobierno- que la aeronave vulneró por unos momentos el espacio aéreo sirio, pero defendió que eso no daba derecho al país vecino a derribarla.

“Desde el 1 de enero pasado hasta hoy, el espacio aéreo turco ha sido vulnerado 114 veces por diferentes aviones; cinco veces fue invadido por helicópteros sirios”, aseguró.

En Bruselas, Turquía presentó hoy su versión de los hechos a sus socios de la OTAN, que le ofrecieron todo su apoyo y solidaridad.

“Consideramos este acto inaceptable y lo condenamos en los términos más duros. Es otro ejemplo del desprecio de las autoridades sirias hacia las normas internacionales, la paz y la seguridad”, señalaron los aliados en una declaración acordada por todos.

La organización, en todo caso, decidió mantenerse a la expectativa y se limitó a garantizar que seguirá de cerca la situación.

El secretario general, Anders Fogh Rasmussen, aseguró que no ha habido ninguna discusión sobre la posible activación del Artículo 5 del Tratado de la organización -el que prevé la defensa colectiva ante un ataque contra un miembro- y confió en que “no se repita” un incidente como el ocurrido con el avión turco.

La OTAN, que el pasado año intervino durante meses en Libia, ha tratado en todo momento de mantenerse al margen del conflicto sirio, que para los países de la organización tiene unas características muy distintas y unos riesgos mucho mayores.

Los países de la Unión Europea -en su mayoría miembros también de la OTAN- volvieron a dejar claro el lunes que la opción de una intervención militar en Siria no está sobre la mesa.

La guerra civil en el país árabe, mientras tanto, se recrudece con choques entre los insurgentes y el régimen en las afueras de Damasco, según la oposición.

Los contrarios al régimen de Bachar al Asad podrían ser, a priori, los grandes beneficiados del aumento de la tensión entre Turquía y Siria, pues Ankara dejó hoy claro que continuará apoyando a la oposición “cueste lo que cueste”.

Erdogan, que hasta no hace tanto fue uno de los grandes aliados de Al Asad, se ha convertido en los últimos meses en uno de sus más duros críticos y tiene en su mano la posibilidad de facilitar en gran medida la lucha de los insurgentes dados los cientos de kilómetros de frontera que su país comparte con Siria.

Hoy, el primer ministro turco, lamentó que Al Asad no haya cumplido las expectativas de reforma tras la muerte de su padre y prometió que Turquía ofrecerá “todo el apoyo necesario” al pueblo sirio para que se libere de su “dictadura”.

Moscú, 26 jun (EFE).- El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró hoy que el derribo el pasado día 22 de un avión militar turco F-4 por la defensa antiaérea de Siria no debe considerarse una “provocación o una acción premeditada”.

“Creemos que es importante que este suceso no se considere como una provocación o una acción premeditada y que no conduzca a la desestabilización de la situación”, se afirma en una declaración de portavoz de la diplomacia rusa, Alexandr Lukashevich, publicada en la página web de la Cancillería.

Tras expresar la preocupación de Moscú por el desarrollo de los acontecimientos tras del derribo del avión turco, Lukashevich indicó que la “línea de conducta óptima” en estas circunstancias es la “contención y cooperación constructiva” entre Siria y Turquía para esclarecer los hechos e impedir su repetición en el futuro.

La Cancillería rusa advirtió del peligro que revestiría una “escalada político-propagandista” en torno al derribo del avión en momentos cuando se realizan ingentes esfuerzos por conducir la situación en Siria a un cauce político.

Hoy mismo, la OTAN calificó de “inaceptable” el derribo del avión militar turco por Siria y aseguró que seguirá “con mucha atención” los acontecimientos en la zona.

“Es otro ejemplo del desprecio de las autoridades sirias hacia las normas internacionales, la paz y la seguridad”, se afirma en una declaración leída por el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, tras una reunión en Bruselas en la que discutió el incidente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo