Mursi inicia consultas para lograr un consenso político en un Egipto dividido

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 25 jun (EFE).- El presidente electo de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, inició hoy consultas para lograr un consenso que le permita afrontar la división que persiste en el país, un día después de ser proclamado vencedor de las elecciones presidenciales.

Mursi, que obtuvo un 51,7 % de los votos, se reunió con el jefe de la Junta Militar, el mariscal Husein Tantaui, a quien agradeció el papel de la cúpula castrense durante la transición y su respeto de la voluntad del pueblo egipcio, difundieron los medios oficiales egipcios.

Tantaui remarcó, por su lado, su apoyo al presidente electo y aseguró que “trabajarán a su lado para garantizar la estabilidad” de Egipto.

Según publicó la web del diario estatal “Al Ahram”, el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas traspasará el poder a Mursi la tarde del próximo sábado 30 de junio, después de que éste jure el cargo ante el Tribunal Constitucional ese mismo día.

Uno de los principales desafíos a que enfrenta Mursi es lidiar con el miedo y los recelos ante una administración islamista de una parte de la población, en especial los sectores más liberales y laicos.

Por ello, sus primeras palabras tras anunciarse su victoria estuvieron centradas en llamar a la unidad del país y subrayar que será el presidente de “todos los egipcios”.

En esta línea, Mursi abordó este lunes la creación de un “equipo presidencial” y comenzó las gestiones para formar un nuevo Gobierno que incluya a distintas tendencias.

Jaled Tantaui, miembro del Partido Libertad y Justicia (PLJ), a cuya militancia Mursi renunció el domingo, expresó a Efe su confianza en que el presidente electo mantendrá su promesa de que en el próximo gobierno esta formación no será la fuerza mayoritaria.

“Es importante lograr un consenso e incluir a todas las fuerzas políticas en el futuro Ejecutivo para poder ejercer una mayor presión contra la Junta Militar”, aseguró junto a una de las numerosas tiendas levantadas en la cairota plaza Tahrir.

En este punto del corazón de la capital egipcia, los islamistas mantienen una acampada y sus protestas contra las últimas decisiones de los dirigentes castrenses y del Tribunal Constitucional.

Los manifestantes protestan desde hace una semana contra las enmiendas constitucionales aprobadas por la Junta Militar, que le conceden grandes prerrogativas ejecutivas, y contra la disolución de la Cámara Baja del Parlamento ordenada por el Constitucional.

Para Jaled Tantaui, es necesario continuar en la plaza porque por el momento solo han logrado “evitar el fraude electoral”, pero las citadas medidas siguen en pie.

La última semana, en la que tanto Mursi como el candidato rival, el militar retirado Ahmed Shafiq, se atribuyeron la victoria, corrió el rumor de que los resultados de los comicios podían ser manipulados a favor del segundo, que para muchos contaba con el respaldo de la Junta Militar.

El futuro del Parlamento, constituido en enero pasado bajo el dominio de los islamistas, y la redacción de una nueva Constitución son algunas de las principales cuestiones pendientes que Mursi y los dirigentes castrenses deberán negociar.

Aunque el domingo un portavoz de la campaña de Mursi aseguró que el nuevo presidente juraría su cargo ante el Parlamento, al ser “la única entidad legítima elegida por el pueblo egipcio”, un dirigente del PLJ, Sobhi Saleh, confirmó este lunes que finalmente lo hará ante el Tribunal Constitucional.

Saleh precisó que el hecho de que Mursi jure ante esta corte no significa su reconocimiento de la disolución del Parlamento, ordenada por la citada corte la semana pasada.

Mursi también se entrevistó este lunes en el Palacio Presidencial con el primer ministro egipcio, Kamal Ganzuri, quien presentó poco después su dimisión ante la Junta Militar, que todavía detenta el poder ejecutivo.

El ministro egipcio de Turismo, Munir Fajri Abdel Nur, explicó a Efe que todos los miembros del gabinete renunciaron pero continuarán en sus cargos en funciones hasta que Mursi nombre un nuevo gobierno.

Egipto ha entrado en una nueva etapa en la que Mursi tratará de marcar distancias con su predecesor, el derrocado Hosni Mubarak, como quedó en evidencia en esta primera jornada.

Si cada vez que Mubarak se trasladaba por El Cairo colapsaba la ciudad ante el apabullante dispositivo de seguridad que lo acompañaba, el primer viaje de Mursi de su casa al Palacio Presidencial no provocó el cierre de ninguna calle, según han recogido con cierta ironía los medios egipcios.

Redacción Internacional, 25 jun (EFE).- El islamista Mohamad Mursi recibió hoy nuevas felicitaciones por su triunfo en las elecciones presidenciales egipcias anunciado el domingo tras una semana de tensa incertidumbre.

El representante de los Hermanos Musulmanes concitó el apoyo de la mayoría de los estados árabes, así como de la Unión África y los países de Extremo Oriente, en mensajes que tuvieron como denominador común llamamientos a la moderación y propuestas para reforzar la cooperación bilateral.

En esos términos se expresó la Unión Africana (UA), organización que se congratuló, asimismo, por el comportamiento pacífico del pueblo egipcio durante los comicios.

“Las elecciones pacíficas representan un importante hito para Egipto”, afirmó en un comunicado el presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, quien ve esa circunstancia como “una prueba más del deseo del pueblo egipcio de libertad y democracia en su país”.

Ping deseó a Mursi “éxito” como presidente, pues representa “las aspiraciones de todos los egipcios para tener mayor democracia, seguridad, imperio de la ley y estabilidad a largo plazo en el país, así como desarrollo socioeconómico”.

El jefe de la Comisión subrayó, igualmente, el apoyo de la UA para “consolidar completamente el proceso de democratización” en el país árabe.

En los mismos términos se expresó la Unión Europea, que ya había felicitado al islamista el mismo domingo a través de la Alta Responsable de Política Exterior y Seguridad de la UE, Catherine Ashton.

Esta mañana, Ashton volvió a pedir a Mursi “un enfoque inclusivo”, le reiteró la predisposición a cooperar de los Veintisiete y reveló que el enviado especial de la UE para el sur del Mediterráneo, Bernardino León, ya “se ha involucrado en las primeras discusiones” sobre el terreno.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, transmitió, por su parte, el apoyo de su gabinete en la “nueva y esperanzadora” etapa que se abre en Egipto y subrayó la “disposición” del Ejecutivo español a “fortalecer y profundizar las relaciones” que unen a ambos países.

El futuro presidente egipcio recibió la “suerte” que le desea el Ejecutivo español ante la tarea de “dirigir la construcción de un Estado de Derecho con pleno respeto a las libertades democráticas y los derechos humanos”, así como “asegurar el papel clave de su país en la paz y estabilidad regionales”, añadió Rajoy en su misiva.

El primer ministro italiano, Mario Monti, telefoneó al futuro jefe de Estado y le expresó su confianza en que respetará los tratados internacionales firmados por su país, contribuyendo así a la estabilidad de toda la región.

Según un comunicado oficial, ambos compartieron su deseo de poder mantener pronto un encuentro para llevar a cabo “una ulterior profundización en las ya óptimas relaciones bilaterales en terreno político, económico y cultural entre los dos países”.

El primer ministro británico, David Cameron, optó por enviar una misiva al presidente electo, en la que insistió en la necesidad de un gobierno que integre a todas las confesiones y todas las corrientes egipcias.

También enviaron sendas misivas de felicitación los reyes de Arabia Saudí, Abdula bin Abdulaziz, Marruecos, Mohamad VI y Jordania, Abdala II.

En un comunicado difundido por la agencia oficial saudí SPA, el monarca wahabí señaló que aprecia la elección hecha por los egipcios.

Abdúlá mostró, además, su confianza en que Mursi sirva a su país para conducirlo “hacia la senda de la estabilidad y el desarrollo”, así como que asuma su papel “como musulmán y árabe”.

En un mensaje similar, igualmente recogido por la agencia oficial de noticias MAP, Mohamad VI destacó “su fuerte determinación a trabajar conjuntamente con el nuevo presidente egipcio para impulsar las relaciones fructuosas de cooperación entre los dos pueblos hermanos”.

El monarca magrebí subrayó la “preciosa confianza” que el pueblo egipcio ha depositado en Mursi, e hizo hincapié en su “patriotismo sincero” y en su “compromiso de defender los intereses supremos del pueblo egipcio”.

Igualmente expresó sus “calurosas felicitaciones” al nuevo presidente egipcio, le transmitió “sus sinceros deseos de éxito” en su función para “dirigir al pueblo egipcio en esta etapa decisiva de su historia contemporánea”.

Abdala II de Jordania, cuyo país es, junto a Egipto, uno de los dos estados árabes que tienen firmado un acuerdo de paz con Israel, se comprometió a trabajar con Mursi para “reactivar la cooperación árabe y musulmana”.

La oferta de cooperación fue también el tema principal de las cartas de felicitación enviadas por los presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, y Afganistán, Hamid Karzai.

El primero afirmó que ambas naciones “van a tener una relación fuerte”, mientras que el segundo apostó por “fortalecer las relaciones bilaterales”.

El primer ministro libanés, Nayib Mikati, expresó, por su parte, el deseo de que Egipto viva una futura etapa de “bienestar, prosperidad y estabilidad”.

El Cairo, 25 jun (EFE).- El Gobierno egipcio, encabezado por el primer ministro, Kamal Ganzuri, presentó hoy su dimisión ante la Junta Militar, pero seguirá en funciones hasta que un nuevo Ejecutivo sea nombrado por el presidente electo, Mohamed Mursi.

El ministro egipcio de Turismo, Munir Fajri Abdel Nur, aseguró a Efe que los miembros del gabinete renunciaron hoyante el jefe del Consejo Superior de las Fuerzas Armadas, mariscal Husein Tantaui.

Según Abdel Nur, Tantaui les pidió que continuaran en sus cargos hasta que Mursi forme un nuevo gobierno, unas consultas que el presidente electo ya ha comenzado.

Estaba previsto que el gobierno dimitiera una vez se conociera al ganador de los comicios, como ya anunció hace una semana Ganzuri, que juró el puesto el pasado 7 de diciembre.

Ganzuri, que fue primer ministro entre 1996 y 1999 durante el régimen de Hosni Mubarak, sustituyó en el cargo a Esam Sharaf, que dimitió tras fuertes protestas en El Cairo.

La Comisión Electoral egipcia anunció ayer que Mursi es el ganador de los comicios presidenciales con un 51,73 % de los votos, mientras que su rival, el general retirado Ahmed Shafiq, logró un 48,27 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo