Mueren decenas de personas en una nueva jornada de bombardeos y choques en Siria

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 23 jun (EFE).- Decenas de personas murieron hoy en una nueva jornada de bombardeos del Ejército sirio y enfrentamientos entre las tropas del régimen y los rebeldes en diversas provincias del país, informaron grupos de la oposición siria.

Los Comités de Coordinación Local explicaron en un comunicado que unos 75 civiles perdieron la vida, la mayoría en la provincias septentrionales de Deir el Zur y Alepo, en Homs (centro), en Deraa (sur) y en localidades situadas en la periferia de Damasco.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) denunció la muerte de unas 50 personas, entre ellos seis combatientes del insurgente Ejército Libre Sirio, y una decena de soldados que intentaban desertar de las fuerzas del régimen.

Los bombardeos continuaron hoy sobre la ciudad de Homs, especialmente en los barrios de Baba Amr, Al Jalediya, Dir Baalba, Yura al Shiah, y otras localidades de la los alrededores, donde se registraron diez muertos, indicó el OSDH.

Una situación similar se vivió en la provincia de Deir el Zur, en cuya capital una niña falleció por los bombardeos y otro menor resultó herido por los disparos de un francotirador.

Según el ODSH, la intensidad de los ataques sobre este ciudad del noreste desde ayer es tal que hay cadáveres que no han podido retirar de las calles ni de ciertas viviendas, lo que agrava la situación humanitaria de sus habitantes.

Más de veinte proyectiles de mortero impactaron en el barrio de Al Hamidia de esta ciudad, señalaron los Comités, que añadieron que un joven fue ejecutado por los cuerpos de seguridad al intentar impedir que le incendiaran su vivienda.

En la ciudad de Duma, en los suburbios de Damasco, las fuerzas leales al régimen de Al Asad lanzaron ataques indiscriminados, incluida la presencia de francotiradores sobre la población, denunció la oposición.

Asimismo, los alrededores de la ciudad de Alepo fueron hoy escenario de ataques con artillería y de enfrentamientos entre los miembros del ELS y las tropas, en los que murieron tres civiles y dos combatientes opositores.

Los Comités de Coordinación Local precisaron que, en la provincia norteña de Idleb, la localidad de Telmenes vivió un intenso bombardeo, mientras que en la ciudad de Hait, las fuerzas de seguridad incendiaron varias casas y detuvieron a decenas de habitantes.

En los 16 meses que dura el conflicto sirio se han producido más de 11.000 muertos, según datos de la ONU, que las fuerzas de oposición aumentan a más de 15.000, además de los miles de desplazados que se han visto obligados a abandonar sus hogares y del millón de personas que necesitan asistencia humanitaria para sobrevivir.

La violencia ha obligado a decenas de miles de personas a desplazarse de forma interna y a miles más a buscar refugio en los países vecinos, principalmente Jordania, Turquía y el Líbano, mientras que diversas organizaciones humanitarias advierten de que más de un millón de personas necesitan asistencia para poder sobrevivir.

Damasco, 23 jun (EFE).- El nuevo Gobierno sirio aprobado hoy por el presidente Bachar al Asad incluye a dos figuras de la oposición interna y un nuevo Ministerio para la Reconciliación Nacional, aunque mantiene a pesos pesados del régimen como los ministros de Defensa y Exteriores.

La aparición de dos opositores “tolerados” en el gabinete del nuevo primer ministro, Riad Hiyab -nombrado hace 17 días-, ha sido interpretado dentro de Siria como un gesto a la oposición interna, supuestamente más inclinada a llegar a acuerdos con el régimen sobre las reformas en el país.

El líder del Partido Social Nacionalista Sirio, Ali Haidar, asumirá la nueva cartera de Reconciliación Social, mientras que el presidente del Frente Popular para el Cambio y la Liberación, Qadri Yamil, será viceprimer ministro para Asuntos Económicos y ministro de Comercio.

Al mismo tiempo, los titulares de Defensa, Daud Rajha, y Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, ascienden un peldaño y obtienen también el cargo de viceprimer ministro.

Otra de las figuras con mayor peso en el Gobierno, el ministro del Interior, Ibrahim Shaar, conserva igualmente su cartera, mientras que el titular de Información, Adnan Mahmud, es relevado por Omran Zubi.

Nacido en 1966 en Deir al Zur, en el este del país, el nuevo jefe del Ejecutivo era ministro de Agricultura en el Gabinete de su predecesor, Adel Safar, formado el 14 de abril 2011.

Hiyab es doctor en Ingeniería Agrícola y fue secretario general del partido gubernamental Al Baaz en su localidad natal entre 2004 y 2008.

Desde esa fecha hasta febrero del 2011, fue gobernador de la provincia de Quneitra, en el suroeste, y posteriormente gobernador de Latakia, en el oeste, cargo que ocupó hasta que fue nombrado ministro de Agricultura.

Su predecesor accedió al cargo el pasado año con el encargo de convertirse en el “salvador” de la economía del país.

Sin embargo, su gabinete no logró estar a la altura de las expectativas ni respondió a los desafíos que afronta el país, inmerso en desde hace 18 meses en un cruento conflicto civil que ha causado la muerte a más de 10.000 personas, según los datos que maneja la ONU.

La prensa siria cree muy improbable que el nuevo Ejecutivo se desmarque de la actual política del régimen hacia los “grupos terroristas”, como denomina Damasco a los rebeldes armados que pretenden acabar con el régimen de Al Asad.

La designación de un nuevo Ejecutivo se produce tras la celebración de elecciones legislativas el pasado 7 de mayo, de las que salió un Parlamento con mayoría de la coalición a la que pertenece el partido gubernamental Baaz y que fueron boicoteadas por la mayor parte de la oposición al considerarlas una farsa.

Esos comicios fueron parte de las reformas prometidas por el régimen, entre ellas la aprobación en referéndum de una nueva Constitución, que fueron encargadas al anterior Ejecutivo de Safar para aplacar así las revueltas populares.

La violencia, sin embargo, no se ha detenido, ni siquiera con el acuerdo para un alto el fuego alcanzado hace dos meses con el mediador internacional, Kofi Annan, y que los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) dan por finiquitado.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres, los rebeldes han matado a un centenar de militares del régimen este semana.

Mientras, los grupos de la oposición hablan de más de 13.000 personas muertas en todo el país desde el comienzo de la rebelión, en marzo de 2011.

Una misión de observadores de la ONU suspendió hace una semana sus trabajos en Siria por el deterioro de la seguridad, después de que sus patrullas sufriesen ataques crecientes en las ciudades que visitaban.

La remodelación gubernamental coincide con la crisis abierta con Turquía después de que las baterías antiaéreas sirias derribasen el viernes un caza del Ejército turco en aguas territoriales sirias, frente a las costas de la ciudad de Latakia.

“La defensa antiaérea militar detectó un aparato aéreo no identificado que volaba a una altitud baja y gran velocidad” a un kilómetro de la costa siria, explicó este sábado un portavoz militar sirio a la agencia oficial Sana.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, avanzó el viernes en un comunicado que cuando se aclare el incidente, en el que su país perdió un cazabombardero tripulado por dos pilotos de elite, tomará “las medidas adecuadas”.

Damasco confirmó que unidades navales de los dos países cooperan en una operación para rescatar a los dos pilotos derribados.

El presidente turco, Abdullah Gül, admitió este sábado que el avión derribado podría haber vulnerado el espacio aéreo del país vecino.

El Cairo, 23 jun (EFE).- El presidente del Parlamento Árabe, Salem al Daqbasi, pidió hoy al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que remita las masacres y crímenes que perpetra el régimen sirio contra su pueblo a la Corte Penal Internacional (CPI).

En un mensaje, Al Daqbasi insta, asimismo, a Ban a intensificar las sanciones políticas y económicas sobre el régimen de Bashar al Asad “hasta que (éste) se someta a la voluntad del pueblo” y le sugiere que use “todos los medios posibles para salvar a los sirios de las permanentes operaciones de asesinatos”.

“Ahora más que nunca, la ONU debe renunciar a las políticas de plazos, iniciativas y comunicados que ya no son útiles”, subraya en su mensaje el presidente de este órgano de carácter consultivo y dependiente de la Liga Árabe.

En ese sentido, Al Daqbasi subrayó que el organismo que preside no puede creer que Naciones Unidas y la Liga Árabe encubran los crímenes del régimen, “que se protege en el veto ruso y usa armas rusas e iraníes en su intento por sofocar la revolución”.

Al Daqbasi demandó, igualmente, que se reconozca a la coalición opositora Consejo Nacional Sirio (CNS) como el representante legítimo del pueblo sirio, y lo respalde con todos los medios posibles hasta que sea liberado.

Además, exhortó al Parlamento ruso a alentar a su Gobierno a que retire el apoyo al régimen sirio “porque éste ha perdido su legitimidad y credibilidad”.

Según datos de la ONU, más de 11.000 personas han perdido la vida en Siria desde que en marzo de 2011 estallaran una serie de protestas populares que fueron reprimidas por el régimen a sangre y fuego.

Los cerca de 16 meses de violencia continuada han obligado a decenas de miles de personas a desplazarse de forma interna y a miles más a buscar refugio en los países vecinos, principalmente Jordania, Turquía y el Líbano.

La oposición eleva el número de víctimas mortales a 15.000, mientras que diversas organizaciones humanitarias advierten que más de un millón de personas necesitan asistencia para poder sobrevivir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo