Lugo denuncia que enfrenta un "golpe de Estado exprés" en Paraguay

Por Publimetro Colombia

Caracas, 21 jun (EFE).- El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, denunció hoy que enfrenta un “golpe de Estado exprés” en su país, donde el Congreso acordó iniciarle un “juicio político”, que consideró, “sin ningún argumento valido”.

Lugo declaró a la cadena internacional Telesur, con sede en Caracas, que en su país se vive “un golpe de Estado exprés porque lo han hecho entre noche y madrugada”.

“Nosotros decimos que es incluso anticonstitucional, porque no se respeta el debido proceso”, añadió el gobernante, quien confirmó que mañana al mediodía (local) comparecerá ante el Legislativo.

Indicó que “se han unido hoy las fuerzas más conservadoras del país a pedir el juicio político sin ningún argumento válido” e insistió en que no hay “ninguna razón valedera” que lo amerite.

Dijo esperar que mañana “reine la racionalidad” entre los parlamentarios y él pueda salir “airoso de este juicio político injusto”.

Por otra parte, advirtió de que existen indicios “claros” que apuntan a que el precandidato del Partido Colorado Horacio Cartes está detrás del proceso que enfrenta.

“Hay un enfoque muy fuerte, con indicios bastantes claros, de que quien está detrás de todo esto es el precandidato del Partido Colorado”, sostuvo el jefe de Estado, quien consideró que Cartes “sabe que su candidatura no está prendiendo, no está creciendo”.

“Y la única manera que pueda crecer su candidatura es eliminando a los candidatos también y al proceso democrático iniciado en el 2008 por Fernando Lugo”, puntualizó.

El gobernante también señaló como responsables de la crisis a los que “no desean el cambio en Paraguay y los que creen que hay que eliminar este proceso democrático iniciado en el 2008”.

“Los que se han beneficiado durante años y décadas de los bienes del Estado, los que han vivido privilegiadamente en los últimos años y (…) ellos están detrás de este golpe de Estado parlamentario en el juicio político contra el presidente Lugo”, añadió.

Cartes es dueño de una incalculable fortuna que incluye bancos, haciendas ganaderas, tabaqueras y una embotelladora de refrescos que compite con Coca Cola en el mercado local.

Fue habilitado para competir por la candidatura presidencial en 2013 en una cuestionada convención “colorada” realizada en enero pasado.

En noviembre pasado, Cartes desmintió una acusación que lo vincula, según un reporte filtrado a través de WikiLeaks, junto al expresidente del Banco Central (BCP) Gabriel González en presunto lavado de dinero.

La Cámara de Diputados de Paraguay promovió este jueves, en apenas cinco horas y por abrumadora mayoría, un “juicio político”, en el que el Senado se constituyó en “tribunal” y fijó un calendario de proceso que concluirá este viernes a las 16.30 hora local (20.30 GMT) con la sentencia a Lugo.

Hoy mismo, los cinco diputados designados como “fiscales” expusieron sus razones para la destitución del presidente, quien había rehusado dimitir y dicho que se sometería al proceso previsto en la Constitución.

Los “fiscales” esgrimieron entre otras razones para el “juicio” los 17 muertos que dejó un choque armado entre policías y campesinos ocurrido durante un desalojo en la hacienda de Curuguaty, el pasado 15 de junio.

Además acusaron a Lugo de instigar las ocupaciones de tierras en la región sojera de Ñacunday, en la frontera con Brasil.

También mencionaron un acto político de sus aliados izquierdistas celebrado en una instalación militar en mayo de 2009, la ola de inseguridad en Paraguay y el apoyo a la aprobación del Protocolo de Ushuaia II avalado por el Mercosur.

Una delegación de ocho cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) viajó a Asunción para reunirse con Lugo, en tanto que la Organización de Estados Americanos (OEA) y EE.UU. han expresado su preocupación por la situación en este país.

Asunción, 21 jun (EFE).- El secretario general de la Unasur, Alí Rodríguez, informó hoy que la delegación de cancilleres del bloque que se encuentra en Asunción se reunirá con distintos representantes políticos en busca de una “salida” a la crisis desatada por el proceso de destitución abierto contra el presidente Fernando Lugo.

En una rueda de prensa tras la reunión de los cancilleres con Lugo, en su residencia, Rodríguez destacó que “lo que ocurra en Paraguay no se limita a las fronteras paraguayas sino que afecta al conjunto de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas)”.

Paraguay ejerce precisamente la Presidencia pro témpore del organismo regional.

Rodríguez eludió responder si la Unasur reconocería al vicepresidente Federico Franco como mandatario, en caso de ser Lugo destituido en el “juicio político” que sigue mañana en su contra en el Senado, constituido como tribunal.

La preocupación de la Unasur, dijo, es “el ejercicio legítimo de la democracia” y, dentro de ella, “la recta administración de Justicia”, para lo que es “indispensable” que “se respete el debido proceso, lo que comprende el tiempo necesario para que el acusado pueda ejercer su recurso a la defensa”.

En apenas cinco horas, la Cámara de Diputados aprobó hoy abrir un juicio político contra Lugo por “mal desempeño” en sus funciones y el Senado se constituyó como tribunal, para poco después escuchar las acusaciones formuladas por cinco diputados “fiscales”.

Según el calendario aprobado por el Senado, el presidente podrá mañana exponer su defensa en una sesión convocada a las 12.00 hora local (16.00 GMT) y conocerá su sentencia cuatro horas y media después.

Al término de la rueda de prensa de la Unasur, el jefe del Gabinete presidencial, Miguel López Perito, dijo tener “entendido” que el equipo jurídico de Lugo está preparando una “acción de inconstitucionalidad” contra su enjuiciamiento para presentarla mañana temprano.

Rodríguez explicó que la reunión con Lugo y las previstas mañana “con partidos políticos, con el Parlamento” pretenden ver “si puede haber una salida menos cruenta que la que está siendo planteada”.

Quito, 22 jun (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que la eventual salida del poder de su colega paraguayo, Fernando Lugo, por mecanismos ilegítimos “puede sentar un precedente nefasto para la región”.

Correa ofreció una rueda de prensa al regresar de Brasil, donde asistió a la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible y donde participó en una reunión urgente de la Unasur después de que el Congreso paraguayo votara por mayoría absoluta que se someta a Lugo a un juicio político.

En Paraguay “se quiere destituir” a Lugo con “formalismos legales” aunque “hay evidencia de que se están rompiendo procedimientos, de que ya se tienen decisiones tomadas”, dijo.

El mandatario ecuatoriano apuntó que la democracia “no sólo se basa en la legalidad sino también en la legitimidad” y señaló que lo que está pasando en Paraguay es “absolutamente ilegítimo”.

“Esto es muy peligroso, puede sentar un precedente nefasto para la región y volvernos a los tiempos en que con cualquier leguleyada, con cualquier formalidad legal se sacaba a presidentes con legitimidad democrática”, señaló.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) envió una comisión de cancilleres a Paraguay para que estudie la situación: obtener información, “ver que se dé un adecuado y debido proceso, investigar en algo lo que ha sucedido”, detalló Correa.

“En caso de que no haya un debido proceso, de que haya indicios de que lo que se buscó desde un primer momento fue destituir al presidente, nos tendremos que reunir de nuevo para aplicar la Cláusula Democrática”, advirtió, al recordar que ésta permite no reconocer un nuevo gobierno e incluso el cierre de fronteras.

Correa dijo que Unasur tiene el “derecho y el deber” de velar porque no se rompa la legitimidad de la democracia en Paraguay por “leguleyadas”.

Lugo denunció que afronta un “golpe de Estado exprés” hecho “entre noche y madrugada” en su país, donde el Congreso acordó iniciarle un “juicio político”, que, según él, no tiene “ningún argumento valido”.

Correa también se refirió a las manifestaciones en Bolivia y expresó su esperanza en que sean “honestas protestas para reivindicaciones salariales, laborales”.

No obstante señaló que los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela “están bajo constante asedio por el pecado de ser progresistas”, de querer “eliminar la injusticia y no agachar la cabeza ante los poderes de siempre”.

“No podemos excluir que (las ocurridas en Bolivia) sean acciones inducidas y si no son inducidas, que traten de ser utilizada para desestabilizar al Gobierno”, anotó.

Centenares de policías bolivianos de bajo rango se amotinaron en un cuartel cerca del Palacio de Gobierno, al tiempo que se registraron más protestas en otras ciudades del país, para exigir al Gobierno del presidente Evo Morales un alza salarial.

Los amotinados, que ocuparon violentamente la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), están armados y junto a sus esposas bloquean una calle de acceso a la Plaza Murillo, donde está ese palacio y el del Parlamento.

“Ojalá la protesta en Bolivia sea auténtica y se resuelvan los problemas lo más rápido posible”, comentó el presidente ecuatoriano.

“Por más que ciertos poderes se afanen para desestabilizar a gobiernos progresistas, tenemos el apoyo de nuestros pueblos y la conciencia regional de que no se permitirán más rupturas constitucionales, más atentados a la democracia”, indicó Correa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo