Kofi Annan advierte de que la situación en Siria se acerca a lo insostenible

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 22 jun (EFE).- El enviado especial de la ONU para Siria, Kofi Annan, advirtió hoy de que la situación en Siria está muy cerca de convertirse en insostenible y pidió a la comunidad internacional que no convierta el conflicto en una “competición destructiva”.

En una rueda de prensa ofrecida tras reunirse con el jefe de la Misión de Supervisión de la ONU para Siria (UNSMIS), el general Robert Mood, Annan no quiso calibrar si lo que ocurre en el país árabe se puede catalogar de guerra o conflicto armado fuera de control, pero alertó de que esa realidad puede estar muy cerca.

“Si (los enfrentamientos armados) mantienen su escalada, llegará un momento en que no solo la ONU, sino todo el mundo verá muy claramente que la situación no es sostenible, no es controlable, y que está más allá del control de las partes”, manifestó ante los periodistas en Ginebra.

“Creo que todavía no estamos ahí, pero podemos estar cerca”, explicó Annan, antes de insistir en que “cuanto más esperemos, más oscuro es el futuro de Siria”.

“Este proceso no puede tener un final abierto. Es urgente que nuestras consultas arrojen resultados reales pronto” subrayó el diplomático ghanés.

Annan expresó, asimismo, su temor a que “estemos alcanzando el día en el que será demasiado evitar que la crisis esté fuera de control”, por lo que volvió a insistir en que “el tiempo de actuar es ahora”.

Al hilo de este argumento, el enviado especial conjunto de la ONU y la Liga Árabe consideró que el primer paso hacia una solución es un alto el fuego auténtico entre las fuerzas gubernamentales y la oposición.

Y esto pasa por una unidad efectiva de la comunidad internacional y por una presión real y constructiva de los Gobiernos influencia en Siria, señaló.

“Es el momento de que los países con influencia incrementen el nivel de presión sobre las partes en conflicto y de que se persuadan de que es en su interés detener la violencia”, dijo.

Annan compareció ante los medios junto al propio responsable de la UNSMIS, y confirmó que mantiene “consultas intensas con ministros” de diversos países para celebrar una reunión internacional sobre Siria.

Se trataría de un encuentro a nivel de ministros para “hablar de qué nuevas acciones podemos emprender para aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad” relativas a su plan de pacificación de seis puntos y al envío de casi 300 “cascos azules” para vigilar un alto el fuego.

Annan habló en todo momento en condicional sobre esa cita, que se celebraría un día después de la que mantendrán la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov en la localidad rusa de San Petesburgo a finales de este mes.

La idea de Annan es que asistan representantes de los cinco países miembro permanente del Consejo de Seguridad y representantes de otros Gobiernos o sectores sociales y políticos con posibilidad de influencia en el conflicto sirio.

Preguntado por su opinión sobre una eventual participación de Irán, el enviado especial señalo que “estamos discutiendo la composición y otros aspectos de la reunión, pero he dejado claro que Irán tiene que ser parte de la solución”.

Annan confirmó que ha recibido una propuesta oficial del Gobierno suizo para celebrar esa reunión en territorio helvético, pero no quiso confirmar ni la fecha ni el lugar.

En cualquier caso, habrá que hacer “un sobreesfuerzo” para acercar posiciones, agregó.

A este respecto, Annan llamó la atención sobre el hecho de que junto a la unidad que muestran los miembros del Consejo de Seguridad en sus resoluciones, también se produce que “miembros de la misma organización toman (al mismo tiempo) iniciativas nacionales que socavan el proceso”.

“Solo trabajando juntos podemos mejorar la situación en Siria. Si seguimos por este camino, compitiendo entre todos, puede ser una competición destructiva y terminaremos pagando todos, sobre todo los grupos más vulnerables en Siria”, manifestó.

Annan también se refirió a la suspensión de las operaciones sobre el terreno de la UNSMIS, asegurando que no está previsto variar su mandato y señalando que las circunstancias actuales de seguridad no les permiten hacer su trabajo.

El general Mood reconoció, por su parte, que “estar desarmado en una situación de violencia continua no es siempre cómodo”, pero argumentó que “al mismo tiempo es nuestra fortaleza principal”.

“Las situaciones por las que pasamos se caracterizan por su mucha tensión, pero es mucho más eficaz que si cada uno de nosotros tuviera una pistola o un rifle, porque se nos percibiría como un objetivo legítimo”, explicó el máximo responsables de UNSMIS.

Fernando Puchol

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo