El Tribunal Supremo paquistaní inhabilita al primer ministro y ahonda en la crisis

Por Publimetro Colombia

Islamabad, 19 jun (EFE).- El Tribunal Supremo de Pakistán ahondó hoy el pulso institucional con los poderes ejecutivo y legislativo tras ordenar la inhabilitación del primer ministro, Yusuf Razá Guilani, quien fue condenado por desacato hace dos meses.

“Guilani queda descalificado como miembro del Parlamento desde la sentencia del 26 de abril y ha cesado como primer ministro de Pakistán en la misma fecha”, reza el veredicto emitido hoy por la máxima instancia judicial del país.

En su sentencia, el TS ordenó al órgano correspondiente, la Comisión Electoral, que notifique la inhabilitación a Guilani e insta al presidente, Asif Alí Zardari, a que “tome los pasos necesarios” para continuar el proceso democrático del país.

Horas después del veredicto, el órgano electoral emitió una notificación oficial en la que dio cuenta de la descalificación de Guilani como diputado y, por extensión, como primer ministro, pues la Constitución exige el acta de legislador para ostentar tal cargo.

La descalificación abre una crisis institucional en Pakistán ya que, tras la sentencia de abril, la Asamblea Nacional recalcó por boca de su presidenta que la inmunidad del primer ministro solo podía ser revocada por vía parlamentaria y no judicial.

El veredicto fue emitido por una mesa de tres jueces presidida por el jefe del TS y máxima autoridad judicial del país, Iftikhar Chaudhry, que se ha erigido como uno de los principales hombres fuertes del país.

Tras la sentencia, el país quedó a la expectativa del siguiente movimiento del Ejecutivo y del gobernante Partido Popular (PPP) de Guilani y Zardari, cuya cúpula se reunió de urgencia tras conocerse la decisión del TS.

El ministro de Información, Kamar Zaman Qaira, afirmó en rueda de prensa que los líderes del PPP decidirían los pasos a dar y anunció la convocatoria para esta noche (hora local) de un encuentro con los principales partidos parlamentarios para buscar consenso político.

Qaira informó asimismo de que el Gabinete ha sido disuelto y que el presidente Zardari ha asumido temporalmente los poderes ejecutivos del primer ministro.

Un detalle muy recalcado por los medios locales fue el hecho de que el vehículo oficial de Guilani salió de su residencia oficial en dirección a la reunión de su partido sin el distintivo oficial que le distingue como jefe del Ejecutivo.

Diversas cadenas también se hicieron eco del hecho de que la página web del Departamento de Prensa del Ejecutivo había eliminado la mención e imagen del primer ministro.

El de hoy es el episodio más reciente de una enrevesado proceso judicial y político que tiene sus precedentes recientes en la condena por desacato de Guilani, pero cuyas raíces se hunden en una amnistía otorgada por el exdictador Pervez Musharraf en 2007.

La ordenanza de reconciliación nacional (NRO) fue aprobada por el régimen del general Musharraf para facilitar la vuelta del exilio de la ex primera ministra Benazir Bhutto (PPP) y de su viudo, el ahora presidente Asif Alí Zardari.

El Supremo derogó la NRO en 2009 y el pasado enero recordó al Gobierno que debe cumplir sus veredictos, algo que puede significar la reapertura de casos contra políticos en las altas esferas, entre ellos Zardari, que disfruta de inmunidad presidencial.

La corte, soliviantada por la pasividad del Gobierno para obedecer sus órdenes, tomó cartas sobre el asunto a inicios de este año y comenzó un proceso contra Guilani que acabó con una condena por desacato.

El primer ministro fue hallado culpable por desobedecer la orden judicial para que escribiera un carta a las autoridades suizas que permitía reabrir una causa de corrupción contra el presidente Zardari en el país alpino.

A pesar de que el equipo legal de Guilani anunció que apelaría la condena, no la recurrió y el TS menciona hoy en su veredicto este extremo como base legal para la decisión de inhabilitar al primer ministro como diputado y jefe del Ejecutivo.

Resta cierta confusión sobre la posibilidad de apelar la sentencia de hoy del Supremo, aunque un exmiembro del TS, el juez Sheik Usmaní, declaró a la cadena Geo TV que no cabía recurso posible.

Pau Miranda

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo