La negociaciones con Irán en Moscú revelan "posturas difíciles de conciliar"

Por Publimetro Colombia

Moscú, 18 jun (EFE).- La ronda de negociaciones entre Irán y el Grupo 5+1 sobre el programa nuclear iraní continuará mañana a pesar de que las posturas de las partes “son difíciles de conciliar”, según anunció hoy el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, al término de la primera reunión.

La larga jornada de negociaciones de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (el Grupo 5+1) se celebró en un ambiente enrarecido, con iraníes y rusos temiendo la conclusión de la ronda hoy mismo, según adelantó a Efe una fuente de la Cancillería rusa.

“El talón de Aquiles es que las posturas de las partes son bastante complejas y difíciles de conciliar. No se trata solo del contenido, sino del orden en el que deben darse los pasos necesarios” para llegar al arreglo, lamentó Riabkov en declaraciones a los periodistas.

A mitad de la negociación a puerta cerrada, que se prolongó durante más de seis horas en el hotel Golden Ring, situado a unos pocos cientos de metros del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, un portavoz de la delegación de Teherán apuntó al “ambiente poco positivo” de la reunión.

La postura del régimen de los ayatolás es clara: arrancar a Occidente el reconocimiento de su derecho a enriquecer uranio con fines pacíficos.

“Queremos que reconozcan oficialmente nuestro derecho a enriquecer uranio. Ahora hablamos del reconocimiento general de este derecho, que está recogido en la Declaración sobre la no proliferación nuclear”, subrayó el diplomático iraní, que no quiso precisar a qué porcentaje de enriquecimiento aspira Irán.

El número dos del Alto Consejo de Seguridad Nacional iraní, Ali Bagheri, aseguró al término de la jornada que la jefa de la diplomacia de la UE Catherine “Ashton pidió en nombre del Grupo 5+1 tiempo hasta las 12.00 hora local (08.00 GMT) de mañana para estudiar las propuestas iraníes y discutir las posturas de las partes”.

Bagheri calificó de “seria y constructiva” la reunión y precisó que Irán detalló sus propuestas de cinco puntos.

“La realización de estos cinco pasos permitirá crear condiciones para unas negociaciones en las que podremos avanzar. Consideramos que esos pasos están relacionados entre sí y no pueden abordarse por separado”, indicó el diplomático iraní.

Riabkov, por contra, calificó de “amistoso y concreto” el ambiente en el que transcurrieron las conversaciones, en las que la delegación del Grupo 5+1 está encabezada por Ashton, y la parte iraní, por el jefe negociador de Teherán, Said Yalili.

La delegación del Grupo 5+1 (EEUU, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) mostró su disposición para continuar las reuniones incluso más allá de mañana, siempre y cuando se consiga algún progreso en las conversaciones con Irán.

“En principio estaba programado que la reunión durara dos días, pero no se puede descartar que se prolongue hasta tres si es necesario”, dijo en rueda de prensa el portavoz de la misión europea, Michael Mann.

Fue más allá en declaraciones a “La Voz de América”, histórica emisora de radio exterior estadounidense, a la que señaló que “las potencias mundiales están dispuestas a quedarse (en Moscú) si hay qué discutir”.

Mann lamentó sin embargo que la delegación occidental no haya recibido señal alguna de la disposición de Irán para cooperar con sus socios internacionales.

“Hasta ahora no hemos recibido señales de que la parte iraní esté realmente dispuesta a la negociación. No estamos dispuestos a continuar con las negociaciones en vano, necesitamos (ver) un progreso por parte de los iraníes”, precisó.

A mitad de la jornada, el portavoz del Grupo 5+1 manifestó a los periodistas que “la primera prioridad y principal demanda es, sin duda, el cese (por Irán) del enriquecimiento de uranio hasta el 20 por ciento y el cierre de la planta de Fordo”.

Agregó que entre las contrapartidas que se le han presentado a Irán se encuentra la de proporcionarle combustible para su reactor de investigación.

Mann recordó que la UE no tiene intención de renunciar al embargo sobre el petróleo iraní que entrará en vigor el próximo 1 de julio, aunque agregó que “por definición, la política de sanciones presupone la posibilidad de su revisión”.

Desde 2006 el Consejo de Seguridad de la ONU ha dictado cuatro baterías de sanciones comerciales, diplomáticas y tecnológicas contra Teherán a fin de forzar una postura más conciliadora por parte de la República Islámica.

Hace unos días fuentes occidentales adelantaron que las negociaciones con Irán tienen “un límite temporal” y el diálogo reiniciado este año podría terminar si la comunidad internacional cree que “no está dando frutos reales”.

Teherán, 18 jun (EFE).- La policía de Irán detuvo a 20 personas por su presunta vinculación con el asesinato de científicos nucleares iraníes, anunció hoy el ministro iraní de Inteligencia, Heidar Moslehí.

En declaraciones divulgadas por la agencia estudiantil iraní de noticias Isna, Moslehi también insistió en responsabilizar de los ataques a los servicios secretos de Israel (Mosad), el Reino Unido (MI6) y Estados Unidos (CIA).

“Los israelíes solo desempeñaron el papel de una máscara, se beneficiaron de las informaciones, los medios, la formación y las comunicaciones de los servicios MI6 y CIA”, afirmó el ministro, sin aportar detalles sobre la nacionalidad de los detenidos ni de las circunstancias del arresto.

A este respecto, el responsable del espionaje iraní alegó razones de seguridad para evitar revelar ese tipo de detalles, y dio a entender que la operación contra el presunto complot terrorista sigue en curso.

Moslehí denunció, asimismo, que los servicios de espionaje aludidos tienen sedes militares y campos de entrenamiento terrorista compartidos en países vecinos de Irán, desde donde llevan a cabo sus operaciones.

El pasado 13 de mayo, un tribunal iraní juzgó y sentenció a trece supuestos espías iraníes al servicio de Israel, pero la condena no se hizo publica.

Además, en el último año Irán ha reiterado que el Mosad estaba ampliando su presencia en los países vecinos para cometer atentados terroristas y sabotajes contra el régimen de la República Islámica, en especial contra su programa nuclear.

El pasado 12 de febrero, el Ministerio de Exteriores iraní convocó al embajador de Azerbaiyán en Teherán y le reclamó que su país detuviera supuestas operaciones contra Irán en su territorio de redes de espionaje del Mosad y acusó a Baku de dar facilidades a terroristas implicados en el asesinato de científicos iraníes.

El 24 de febrero, Irán manifestó su protesta ante el Consejo de Seguridad de la ONU por las supuestas acciones hostiles de Israel contra la República Islámica en una carta en la que acusaba de llevar a cabo “operaciones secretas, guerra cibernética, guerra psicológica y asesinatos de científicos nucleares”.

La carta se difundió al día siguiente de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara por unanimidad, a petición de Israel, los ataques contra personal y miembros de embajadas israelíes en distintos puntos del mundo, de los que el Gobierno israelí culpaba a Irán y al grupo chií libanés Hizbulá.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo