La Alianza de Civilizaciones toma aire y busca fondos en Estambul

Por Publimetro Colombia

Estambul, 31 may (EFE).- Una parada para repostar: éste es el símil que han usado hoy varios miembros del Foro de Participantes en la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas para referirse a la cita que reúne este jueves y viernes a decenas de países en Estambul.

La “parada” de este proyecto, lanzado en 2005 por Naciones Unidas bajo el patrocinio de España y Turquía, parece necesaria porque la Alianza está escasa de dinero.

España, que hasta ahora aportaba hasta el 30 por ciento de los fondos, va a reducir su contribución de forma llamativa, según avanzó hoy en conversación con Efe el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito.

El diplomático formó parte del grupo de líderes, entre ellos muchos jefes de Gobierno de países árabes, que inauguró este jueves el foro en un hotel de Estambul, junto al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el alto representante de la ONU para la Alianza de Civilizaciones, el expresidente portugués Jorge Sampaio.

Gonzalo de Benito reiteró el compromiso profundo de España con la Alianza pese a la reducción de su apoyo monetario, pero aclaró también: “Este proyecto ya es de Naciones Unidas. Ya ha desbordado la iniciativa inicial”.

Sampaio, por su parte, repitió varias veces el símil de la “parada para repostar”, pero añadió que, aparte de la búsqueda de fondos privados y públicos, la Alianza también “va a capturar ideas novedosas”, aunque el reto será “aplicar las mejores”.

No obstante, el principal objetivo de la reunión, como reconoció De Benito, es que los países y los representantes empresariales se comprometan a aportar fondos.

“Es fundamental conseguir una base de financiación diversificada por parte de Estados, instituciones, empresas e individuos, para garantizar la independencia de la Alianza”, subrayó también Sampaio.

Entre las empresas presentes en el foro destaca el fabricante de automóviles BMW, del que se espera una sustancial aportación monetaria.

La presencia mayoritaria de países árabes con una interpretación estricta del islám – como Arabia Saudí, Catar o Yemen – y del secretario general de la Organización de la Conferencia Islámica, Ekmeleddin Ihsanoglu, atestiguaba una cierta inclinación del foro hacia la cuestión religiosa.

Así, Ihsanoglu se refirió a “actos odiosos como la masacre de Noruega o la quema de ejemplares del Santo Corán” como ejemplos de intolerancia.

Arabia Saudí ha sido el único país que ya en la sesión de hoy anunció una sustancial contribución a la Alianza: un millón de dólares, mientras que Luxemburgo se quedó en una cifra más bien simbólica, de entre 50.000 y 75.000 euros para los próximos dos años.

España no ha precisado aún su aportación, aunque sí está claro que será inferior a los 650.000 euros de 2011, una cifra ya baja en comparación con el más de 1 millón aportado en 2005, cuando se lanzó la iniciativa.

De Benito señaló lo positivo de que “un país como Arabia Saudí participe en foros donde se habla claramente de derechos humanos y de la promoción del papel de la mujer”, porque “el mayor mérito de la Alianza es que sirve de foro de debate”.

La Alianza trabaja en cuatro grandes líneas: Jóvenes, Medios de Comunicación, Mujeres y Migración, y en tres planes regionales: Mediterráneo -cerrado en 2010, pero que debería reabrirse-, Europa del Sur-Balcanes, y Latinoamérica, según detalló De Benito.

El capítulo latinoamericano se aprobará previsiblemente en septiembre, y la Secretaría General Iberoamericana está involucrada en su promoción, adelantó el diplomático.

El próximo foro se celebrará el 27 y 28 de febrero de 2013 en Viena y se prevé que Indonesia acoja la cita de 2014.

Ilya U. Topper

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo