Exrehén López dice que un error judicial llevó a la investigación por secuestro

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 28 may (EFE).- El exdiputado colombiano Sigifredo López dijo hoy que un error judicial llevó a la Fiscalía General de su país a detenerlo e investigarlo por su secuestro y el de once de sus colegas asesinados hace cinco años por las FARC.

“La Fiscalía ha sido inducida en error por una ligereza”, afirmó el exrehén durante una larga entrevista con la cadena Caracol Radio, el Canal Caracol, de la televisión privada, y el diario El Espectador.

“No quiero decir que actuaron de mala fe”, agregó López, único sobreviviente de los doce diputados del Legislativo del departamento del Valle del Cauca (suroeste) que los rebeldes secuestraron en abril de 2002 en el centro de Cali, la capital de esta región.

Para once de ellos, el cautiverio terminó en junio de 2007 a manos de los insurgentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que los tenían a cargo en un campamento de la selvas del suroeste del país.

La matanza fue atribuido a una columna guerrillera que los carceleros confundieron con tropas militares que avanzaban en una supuesta operación de rescate de los entonces diputados, que hacían parte de una grupo de políticos, uniformados y extranjeros que buscaron, sin éxito, canjear por sus presos en Colombia y Estados Unidos.

López dijo que la muerte de sus compañeros, de la que solo se enteró días después, lo sumió en “una depresión muy grande” y lo llevó a “una realidad distinta” en la que, incluso, veía a los rebeldes “con cachos, con barba”.

La condición de sobreviviente de la matanza despertó desde el mismo momento de los hechos algunas sospechas y fue la que, al parecer, llevó a los investigadores del caso a considerar la posibilidad de que fuera López el hombre que aparecía en un video en el que los rebeldes tramaban, con un plano, el secuestro masivo.

El documento fílmico fue hallado en uno de los computadores de “Alfonso Cano”, alias del jefe máximo de las FARC muerto en un enfrentamiento con militares en noviembre de 2011 en el suroeste del país.

En un pasaje, el video deja ver una parte del perfil del individuo, del que un estudio preliminar de la Policía Judicial encontró similitudes “no concluyentes” con los rasgos del exrehén, cuya voz fue también cotejada con la de este hombre, con resultados tampoco definitivos contra López.

Un examen de grafología realizado este fin de semana por la misma autoridad concluyó que los escritos que aparecen en el plano del edificio de la Asamblea del Valle del Cauca que centra el video no se corresponden con la escritura del exsecuestrado.

Un cotejo de voz, para el que López espera que sea aportada el audio de esta entrevista, será la prueba definitiva que él y su abogado, Alfredo Montenegro, esperan para pedir la puesta en libertad del antiguo diputado, detenido desde el pasado día 16.

Según López, que también es jurista, los informes periciales “van en contra de toda evidencia”.

El exrehén consideró que los rebeldes contaron con complicidad para el secuestro masivo, aunque observó que no conoce quién o quiénes lo facilitaron, y recordó que un guerrillero, “Santiago”, alias de Gustavo Álvarez Cardona, confesó en prisión que él lo planeó junto a “J.J.”, mando rebelde muerto en combate.

“No quiero ser temerario, y conmigo han sido temerarios”, se lamentó López, quien les pidió a quienes no creen en su inocencia que “no tengan dudas que ahí está la verdad”.

El antiguo diputado atribuyó esta pesadilla a su persistencia en la actividad política tras su puesta en libertad unilateral, en febrero de 2009, con sus proyectos sin éxito de candidato a senador y a alcalde de Cali.

“No tengo elementos de juicio suficientes para afirmar que hay un complot contra Sigifredo (…). Prefiero pensar que hay un error judicial”, insistió López, quien con todo sostuvo que no es un hombre de odios, ni siquiera para quienes le han hecho mal o quieran hacerle daño.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo