Annan llegará hoy a Siria para revisar su plan, mientras sigue la violencia

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 28 may (EFE).- El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan, es esperado hoy en Siria, donde estudiará con las autoridades y la oposición la aplicación de su plan de paz, mientras continúa la violencia en distintos puntos del país.

Está previsto que tras su llegada hoy a Damasco, Annan se entreviste mañana con el presidente sirio, Bachar al Asad, y mantenga contactos con la oposición, según fuentes de la ONU en la capital.

Annan llegará a Damasco apenas 24 horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU condenara anoche en una reunión de urgencia la matanza del pasado fin de semana en Al Haula, en la provincia de Homs, donde más de un centenar de civiles perdió la vida.

Entretanto, la violencia prosigue en distintas provincias del país, subrayaron los grupos opositores.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que esta mañana hubo varias explosiones simultáneas en la localidad de Homs, en el centro del país, donde en el barrio de Jalidiya, uno de los más castigados, cayeron varios proyectiles y se oyeron disparos.

En la periferia de Damasco se registraron disparos en el pueblo de Yabrud que coincidieron con la irrupción de las tropas del régimen.

La Comisión General de la Revolución Siria informó de explosiones en las ciudades norteñas de Idleb y Alepo, mientras que los Comités de Coordinación Local hablaron de disparos en Deraa, en el sur.

El Observatorio y la Comisión apuntaron que en la jornada de ayer hubo entre 33 y 53 muertos en la localidad central de Hama por los bombardeos de las fuerzas gubernamentales, aunque esas cifras no han sido confirmadas por el resto de grupos opositores.

Annan viaja a Siria para evaluar la aplicación de su plan de paz de seis puntos, respaldado por la comunidad internacional y aceptado por el Gobierno sirio, que contempla un alto el fuego, la retirada de las tropas de la ciudades, la entrada de ayuda humanitaria y un diálogo entre las autoridades y la oposición, entre otros.

El miércoles, Annan deberá presentar un informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU sobre sus hallazgos.

Se trata de la segunda visita a Siria del enviado especial, que viajó a este país por primera vez el pasado 10 de marzo para reunirse con Al Asad y los opositores.

El Consejo pidió al régimen de Damasco el inmediato cese del uso de armamento pesado y la retirada de sus tropas de las ciudades, así como la apertura de una investigación.

Sobre la matanza de Haula, el Gobierno de Damasco ha rechazado cualquier responsabilidad, mientras que la oposición acusa a las fuerzas gubernamentales de haberla cometido.

Ginebra, 28 may (EFE).- La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, afirmó hoy que el régimen de Bachar Al Asad no puede utilizar bajo ninguna circunstancia la excusa de la “defensa contra el terrorismo” para intentar justificar crímenes como los ocurridos en Houla, en la región siria de Homs.

En esa matanza murieron más de un centenar de personas, de las que unas cuarenta -según datos que todavía no son definitivos- eran niños.

Pillay adelantó que este hecho puede constituir un crimen contra la humanidad.

La máxima responsable de derechos humanos de la ONU señaló que “ni el Presidente sirio ni su Gobierno pueden invocar bajo ninguna circunstancia la defensa contra el terrorismo para intentar justificar la violencia indiscriminada y asesinatos del tipo que sus fuerzas y aliados han cometido en Houla”.

En una declaración en la que dijo sentirse “horrorizada” por el “gran número de personas asesinadas y heridas por las fuerzas gubernamentales y milicias en tres poblados de Houla”, Pillay aludió directamente a informaciones que indican que miembros de la milicia progubernamental Shabiha entraron a los poblados atacados y fueron los responsables de los asesinatos.

El Gobierno de Al Asad ha negado, por su parte, que sus fuerzas estuviesen implicadas en la masacre, ocurrida entre la noche del viernes y la mañana del sábado pasado y cuya amplitud y horror han sido corroborados por los observadores de la misión de la ONU en Siria.

Sin embargo, Pillay explicó que las denuncias que implican a fuerzas progubernamentales “son consistentes con otros incidentes documentados por mi oficina, por la Comisión Investigadora de la ONU para Siria y otras organizaciones de derechos humanos”.

Reclamó, en este sentido, una investigación imparcial de este hecho por parte de una entidad internacional independiente, al tiempo que recordó que el Gobierno sirio tiene la obligación “legal y moral” de colaborar con una eventual indagación de este tipo, así como de tomar medidas para evitar que un crimen como este vuelva a ocurrir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo