El líder supremo defiende la democracia islámica en la constitución del nuevo Parlamento

Por Publimetro Colombia

Teherán, 27 may (EFE).- La novena legislatura del Parlamento de la República Islámica de Irán se constituyó hoy en una ceremonia en la que el líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, pidió a los diputados defender la “democracia islámica” y cumplir sus “compromisos con el Todopoderoso”.

La característica más destacada de la nueva Cámara emanada de los comicios del 4 de mayo es que dos tercios de los escaños los ocupan diputados que nunca han tenido un puesto parlamentario y que pueden dar sorpresas con sus posturas, ya que cada uno es elegido de manera independiente, sin estar sometido a disciplina de grupo.

En una ceremonia colorista, a la que asistieron los diputados de las legislaturas saliente y entrante, los basij (voluntarios islámicos) repartieron flores por a los asistentes de la Cámara.

Entre los presentes a esta sesión inaugural figuraban el presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, el enviado de Jamanei, ayatolá Mohamadi Golpayegani, además del jefe del poder judicial y de los influyentes consejos del régimen, así como algunos representantes diplomáticos.

Tras la preceptiva recitación del Corán y la interpretación del himno nacional, los 262 diputados presentes juraron sus cargos y se designó una mesa de edad, encabezada por Ali Reza Marandi, para dirigir la Cámara hasta la elección de su presidente y vocales en una sesión posterior.

En nombre de Jamenei, Golpayegani leyó un mensaje al Legislativo para defender “el concepto de democracia islámica”, que rige en la República Islámica de Irán y pidió a los diputados que cumplan sus “compromisos con el Todopoderoso” y dejen a un lado sus intereses particulares en su actuación en la Cámara.

Con la elección de este nuevo legislativo, que el líder considera “un pilar” del sistema para los próximos cuatro años, “la nación iraní manda un mensaje firme al mundo (…) de su voluntad de vencer la animosidad de los enemigos y construir un sistema único basado en la Revolución Islámica”.

Por su parte, Ahmadineyad, que también se dirigió a la Cámara, aseguró a los nuevos diputados que “el pueblo iraní es el mejor en la historia y en el mundo” y que, tanto el Ejecutivo como el Legislativo de la República Islámica, “hemos sido elegidos para servir a la gente”.

Ahmadineyad, que hace dos años perdió el respaldo del anterior Parlamento y que previsiblemente tendrá dificultades con el nuevo, manifestó su deseo de que no se produzcan interferencias entre los poderes del Estado: “No es correcta ni la injerencia del Ejecutivo en el Legislativo ni lo contrario”, dijo el gobernante.

“No es conveniente meterse en el trabajo de los demás”, agregó Ahmadineyad, quien defendió que “todos tenemos la misma misión y somos complementarios”, en un aparente intento de ganarse a los diputados.

Sin embargo, su adscripción previa permite encajar a casi un 80 por ciento en las filas de los ultraconservadores agrupados alrededor de Jamenei y enfrentados al entorno de Ahmadineyad, al que tachan de desviacionista, de poner en duda la primacía religiosa en el sistema, de irregularidades y corrupción.

Todo esto apunta a que Ahmadineyad tendrá graves problemas con el Legislativo, sobre todo en materia económica, en el año que le queda en la Presidencia, pese a que ha tratado insistentemente en los últimos días en ganarse a los nuevos diputados.

En el ámbito político, está ha sido la elección más restringida en los 33 años de historia de la República Islámica, ya que los opositores no religiosos están proscritos, los reformistas islámicos marginados y los seguidores de Ahmadineyad denostados por sus rivales.

De este modo, la línea clerical chií de Jamenei parece optar por una radicalización política y social.

Tras el acto en la Cámara, los diputados y asistentes se trasladaron al mausoleo del ayatolá Jomeini para asistir a un homenaje a su memoria.

En una sesión posterior se designará al presidente de esta legislatura, para lo que son principales candidatos Gholam Ali Hadad Adel, consuegro de Jamenei y el diputado más votado en Teherán, y el actual jefe del Parlamento, Ali Lariyani, también cercano al líder y con enorme influencia en el sector principalista del régimen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo