EE.UU. denuncia el deterioro de los derechos humanos en China e Irán

Por Publimetro Colombia

Washington, 24 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos denunció hoy el “deterioro” de la situación de los derechos humanos en China y la “negativa” del Gobierno de Irán a conceder libertades a sus ciudadanos.

En su informe anual sobre la situación de derechos humanos en el mundo relativo a 2011 y publicado hoy, el Departamento de Estado destacó el “acoso” que sufren muchos miembros de la sociedad civil en China y la “represión en todas las formas de disidencia” por parte del régimen iraní.

El Gobierno de China, por su parte, “ejerció un férreo control del acceso y contenidos de Internet”, y “acosó y detuvo a miembros de la sociedad civil, incluidos activistas de derechos humanos, periodistas, escritores y disidentes”, en un clima en el que retrocedieron las libertades de expresión, asamblea y asociación.

Esas libertades, junto a las de movimiento y religión, se vieron también perjudicadas en Irán, donde el Gobierno “sentenció a cientos de personas a muerte y desarrolló cientos de ejecuciones sin debido proceso”, además de “torturar a prisioneros políticos”.

En el informe también destacan las violaciones de derechos humanos en Siria, donde el régimen de Bachar Al Asad usó una fuerza “indiscriminada y mortal” para “aplacar a los protestantes pacíficos” y lanzó ataques militares en todo el país, en un contexto de represión a la libertad de expresión y al activismo político.

Además, el Gobierno estadounidense criticó la creciente “concentración de poder” en el poder Ejecutivo en Venezuela porque, a su juicio, dificulta la libertad de expresión y penaliza la oposición política.

Y sobre Cuba señaló que el Gobierno de Raúl Castro “continuó su represión sistémica de los derechos humanos y las libertades fundamentales” en 2011, e impuso restricciones “severas” a los medios de comunicación, mientras que “aumentó la frecuencia” de las detenciones “arbitrarias” de activistas de derechos humanos.

El informe, que bajo las leyes de EE.UU. debió salir a finales de marzo pasado pero no se envió hasta hoy al Congreso, sirve como guía para que los legisladores estadounidenses decidan sobre la ayuda exterior que conceden a cada país.

Washington, 24 may (EFE).- Estados Unidos denunció hoy que continúa el deterioro de los derechos humanos en China, sobre todo en materia de represión y coacción contra activistas así como en lo relativo a la libertad de expresión, indicó el Departamento de Estado en su informe anual sobre Derechos Humanos publicado hoy.

“Los individuos y grupos considerados como políticamente sensibles por las autoridades continuaron sufriendo fuertes restricciones a la libertad de reunión, la libertad religiosa, y la libre circulación”, detalla el informe.

Estados Unidos considera que China ha intensificado sus esfuerzos “por silenciar a los activistas políticos y abogados”, y añade que además cada vez es más frecuente el uso de medidas ilegales para acallar a los disidentes del Gobierno, como la desaparición forzada y distintos niveles de arresto domiciliario, incluido el de los familiares.

Según el texto, las autoridades aumentaron también los intentos de limitar la libertad de expresión y el control de la prensa, así como el acceso y la publicación en Internet.

Además, Estados Unidos destaca la represión cultural y religiosa de las minorías étnicas en la Región Autónoma de Xinjiang y en las áreas tibetanas.

“Somos muy conscientes de la situación de las minorías religiosas y de los tibetanos (en China). Estamos muy preocupados por las autoinmolaciones. Estamos preocupados por la situación de los uigures en Xinjiang y en otras zonas”, detalló el secretario de Estado adjunto para Democracia y Derechos Humanos, Mike Posner, en rueda de prensa.

Posner añadió además que Estados Unidos va a seguir manifestando su preocupación por la restricción de la libertad de expresión y la represión de activistas pro derechos humanos, tanto de manera general, como en los casos particulares, como el del abogado chino Chen Guangcheng.

“En cuanto a la familia y los amigos de Chen Guangcheng, estamos vigilando de cerca lo que está pasando con su familia inmediata. (…) Tenemos que plantear, como estoy haciendo hoy, estos casos y mostrar nuestras preocupaciones sobre el Gobierno chino tanto en público como en privado”, añadió Posner.

Estados Unidos detectó también en 2011 ejecuciones extrajudiciales, incluidas ejecuciones sin juicio previo, casos de desaparición forzada y detenciones en régimen de incomunicación, incluyendo prolongadas detenciones ilegales en las instalaciones de detención no oficiales conocidas como “cárceles negras”.

Por otra parte, el informe precisa que el Gobierno chino ejerce un control político de los tribunales y los jueces, ejecuta juicios a puerta cerrada y restringe la libertad de reunión así como los sindicatos independientes y la corrupción sigue siendo generalizada.

Washington, 24 may (EFE).- EE.UU. considera “atroz” la situación de Irán respecto a la libertad de los ciudadanos para elegir a su Gobierno democráticamente, según detalla el informe anual sobre derechos humanos del Departamento de Estado publicado hoy.

El texto advierte de que los ciudadanos iraníes no tienen el derecho a cambiar pacíficamente su Gobierno a través de unas elecciones libres y justas, y subraya las fuertes restricciones a las libertades civiles, las detenciones arbitrarias, el ejercicio de la tortura y la privación de la vida sin el debido proceso.

Según el reporte, las manifestaciones de grupos de oposición al Gobierno de presidente Mahmud Ahmadineyad así como de estudiantes universitarios, aumentaron durante los primeros meses del año, inspirados en los acontecimientos de la denominada “Primavera Árabe”.

Ante esta situación, “el Gobierno respondió con dureza contra manifestantes y críticos, arrestando, torturando y persiguiendo a disidentes. Como parte de su ofensiva, el Gobierno aumentó su opresión de los medios de comunicación y las artes, deteniendo y encarcelando a decenas de periodistas, blogueros, poetas, actores, cineastas y artistas a lo largo del año”.

“El Gobierno restringió severamente la libertad de expresión y de prensa (incluso a través de Internet), el derecho de reunión, asociación, y la libertad religiosa, añade el informe.

Estados Unidos insiste en que el Gobierno iraní sigue llevando a cabo ejecuciones extrajudiciales y por delitos menores, muchas veces tras juicios injustos, y añade que continúan las ejecuciones públicas y, en ocasiones, grupales.

Existen numerosos presos políticos y las autoridades continúan reprimiendo a activistas que luchan por los derechos de las mujeres, a grupos étnicos minoritarios, activistas estudiantiles, minorías religiosas o activistas ambientales.

“La corrupción oficial y la falta de transparencia del gobierno persiste. La violencia y la discriminación legal y social contra las mujeres, niños, minorías étnicas y religiosas, y las personas lesbianas, (LGBT), gays, bisexuales y transexuales están vigentes”, dice el texto.

Según el Departamento de Estado, que especifica que esta información ha sido obtenida a través de otras organizaciones debido a que EE.UU. carece de relaciones diplomáticas con Teherán, en Irán la incitación al antisemitismo sigue siendo un hecho y “el trabajo infantil un problema grave”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo