La CE es reticente a dar ahora más tiempo a España para rebajar el déficit

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 24 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) no contempla de momento dar más tiempo a España para reducir su déficit público hasta el 3 % porque el Gobierno de Mariano Rajoy aún no ha explicado en detalle las medidas que piensa tomar para llegar a esa meta en 2013, indicaron hoy fuentes comunitarias.

El Ejecutivo comunitario no está dispuesto a firmar un “cheque en blanco” a España sin conocer en detalle sus planes de ajuste para el próximo año, aseguraron las fuentes, y aclararon que Madrid no ha explicado a Bruselas el impacto de medidas como el aumento del IVA en 2013 porque aún no han sido aprobadas oficialmente.

“Necesitamos más detalles sobre cómo piensan reducir el déficit hasta el 3 % en 2013”, insistieron, y recalcaron que, si las medidas de ajuste resultan insuficientes a juicio de Bruselas, podrían imponerse sanciones a España.

Antes de llegar a ese punto, no obstante, aún existen pasos intermedios y cierto margen para España.

En primer lugar, la Comisión debe evaluar si las acciones que emprenda España suponen un esfuerzo suficiente dado el contexto económico y, de serlo, el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) sí prevé dar un año más al país afectado para cumplir con sus objetivos de reducción de déficit.

Un año extra es todo lo que parece que podría recibir España, ya que de lo contrario habría que modificar el PEC para introducir más flexibilidad, una posibilidad que las fuentes consultadas descartan.

Recalcan además que para dar ese año de margen, la acción debe ser considerada eficaz no solo a escala central sino “de todas las administraciones públicas y teniendo en cuenta la situación económica” en la que se encuentre el país.

Desde el punto de vista procesal la CE podría tomar la decisión de dar mas margen a España el próximo martes, pero también más adelante, un opción más probable debido a la falta de detalles.

Las previsiones económicas que la CE formuló el pasado 11 de mayo se basaron en el plan de estabilidad que remitió España, pero no tuvieron en cuenta los presupuestos regionales, lo que situó el pronóstico de déficit público en el 6,4 % del PIB para este año y en el 6,3 % el próximo (frente al 5,3 % y 3 %, respectivamente, previsto).

La nueva revisión al alza del nivel de déficit público de 2011 por parte del Gobierno español (del 8,51 % del PIB al 8,9 %) ha obligado a la CE a enviar a Madrid expertos de la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, para que verifiquen las nuevas cifras.

“Eurostat está en ello”, se limitaron a señalar las fuentes, que no quisieron precisar cuando ha llegado la misión comunitaria a España ni cuando abandonarán el terreno.

Los expertos europeos están en contacto con el Instituto Nacional de Estadística (INE), que informó el pasado 17 de mayo a Bruselas de que ciertos gastos de las Comunidades Autónomas no habían sido comunicados a tiempo de la notificación del déficit efectuada en abril.

Una vez se tengan todos los elementos, Bruselas podrá realizar una evaluación de la situación específica de España y tomar una decisión.

La petición de más detalles a España como paso intermedio antes de avanzar en el procedimiento por déficit excesivo hacia una posible sanción no tiene por qué realizarse por carta, como la CE hizo justo después de aprobar las nuevas reglas comunitarias sobre gobernanza económica, ya que Bruselas “está en contacto permanente con las autoridades españolas”, matizaron las fuentes.

“El Gobierno siempre ha dicho que quiere cumplir el objetivo (de déficit) y que tomará todas las medidas necesarias para hacerlo”, tranquilizaron.

Bruselas, 24 may (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aseguró hoy que la institución continuará haciendo “todo lo que sea necesario” para salvaguardar la estabilidad de la zona del euro y no dio ninguna indicación sobre una posible actuación en los mercados como demanda España.

Al término de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión celebrada en Bruselas, Draghi explicó que el presidente español, Mariano Rajoy, defendió en el encuentro la necesidad de “más liquidez”, pero sin dirigirse específicamente al BCE.

“Fue sólo una declaración general sobre la situación actual”, explicó el italiano a los periodistas, a quienes subrayó que esa liquidez que demanda España “podría ser proveída por otras fuentes también, no sólo por el BCE”.

Draghi subrayó que hoy la mayoría de líderes europeos “defendieron la independencia del BCE”, y destacó la importancia de “mantener la credibilidad de esta institución”, un mensaje que fue apoyado “por todos” los países.

Dicha independencia está establecida en los tratados europeos, “y es positiva para los miembros de la zona euro”, recalcó.

Rajoy, al término de la reunión, subrayó también la independencia del Banco Central, pero consideró “capital” que intervenga para apoyar a los países en apuros.

“Si las deudas públicas no se pueden sostener tenemos un problema, pero esa es una decisión que corresponde al BCE y que ya tomó en alguna ocasión”, señaló.

Preguntado por el debate sobre los eurobonos, Draghi subrayó que sólo “tiene sentido” cuando hay una unión fiscal.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo