Una veintena de soldados detenidos en el Líbano por la muerte de un clérigo suní

Por Publimetro Colombia

Beirut, 21 may (EFE).- Al menos tres oficiales del Ejército libanés y diecinueve soldados rasos han sido detenidos por la muerte ayer de un clérigo suní por disparos de militares en un puesto de control en el norte del Líbano, informó hoy el periódico Al Liwa.

Según el diario, el comisionado del Gobierno ante el tribunal militar, juez Sakr Sakr, ordenó arrestar a los uniformados que se encontraban ayer en el puesto de control del Kueijat, en la región de Akkar, fronteriza con Siria, donde ocurrió el incidente.

Las circunstancias de la muerte del jeque Ahmad Abdul Wahid son aún confusas, ya que algunos testigos aseguraron que el religioso desobedeció la orden de detenerse de los militares, mientras que uno de sus acompañantes afirmó que los uniformados abrieron fuego cuando el jeque intentó dar media vuelta, según la televisión LBC.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas libanesas lamentaron el suceso y apuntaron que un comité de investigación lleva a cabo pesquisas, sin dar más detalles.

En declaraciones publicadas hoy por el periódico Al Yumhuriya, el comandante en jefe del Ejército, general Jean Kajwayi, instó a poner fin a las divisiones en el Líbano y señaló que “la retórica de los políticos está en el origen de la sedición y tensión en el Líbano”.

Kajwayi aseguró que no dejarán que la situación se deteriore ni en el norte ni en ninguna otra región y afirmó que “el ejército está para proteger a todos”.

La muerte del religioso desencadenó los enfrentamientos de anoche en un barrio de mayoría suní de Beirut entre partidarios y opositores del régimen sirio, que causaron dos muertos y dieciocho heridos.

El conflicto sirio ha profundizado la división entre los libaneses, de los que una parte, encabezados por el grupo chií Hizbulá, apoya al régimen de Damasco, mientras que la otra respalda la revuelta popular iniciada a mediados de marzo de 2011.

Washington, 21 may (EFE).- El Gobierno de EE.UU. se mostró hoy “preocupado por la situación de seguridad” en Líbano y pidió “contención” a todos los implicados en los enfrentamientos desatados tras la muerte de un clérigo suní por disparos de militares.

El portavoz adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., Mark Toner, señaló en un comunicado su “preocupación” por los enfrentamientos que dejaron al menos 2 muertos y 18 heridos el domingo en un barrio de mayoría suní en Beirut, donde partidarios y detractores del régimen sirio se enfrentaron con ametralladoras y lanzagranadas.

El origen de los disturbios fue la muerte por disparos de soldados libaneses del clérigo suní Ahmad Abdul Wahid y de uno de sus escoltas en la región de Akkar, fronteriza con Siria, el domingo.

“Urgimos a todas las partes a ejercer la contención y el respeto por la seguridad y estabilidad del Líbano”, señaló Toner.

El portavoz expresó sus “sinceras condolencias por la pérdida de vida” en los disturbios y dio la bienvenida al compromiso del Gobierno libanés y las Fuerzas Armadas de ese país de “llevar a cabo una investigación rápida y transparente” del incidente en el que murió el clérigo.

El conflicto sirio ha profundizado la división entre los libaneses, de los que una parte, encabezados por el grupo chií Hizbulá, apoya a Damasco, mientras que la otra respalda la revuelta popular iniciada a mediados de marzo de 2011.

La semana pasada, la ciudad libanesa de Trípoli fue escenario de choques entre partidarios y opositores al presidente sirio, Bachar al Asad, que causaron 10 muertos y 130 heridos.

Beirut, 21 may (EFE).- Los ulemas suníes del Líbano pidieron hoy a las autoridades que impongan su poder en todo el territorio, tras los disturbios de anoche en Beirut entre partidarios y detractores del régimen sirio que causaron dos muertos.

El jeque Jadul Araimet instó al presidente libanés, Michel Suleimán, al Gobierno y al Ejército, entre otras instituciones, a que “extiendan su autoridad por todo el territorio nacional y retiren las armas ilegales, porque éstas deben estar solo en manos del Estado”, según comunicado.

El jeque insistió en que los ulemas (expertos en ley islámica) actúan para preservar la “unidad nacional y las instituciones oficiales, en especial, la militar”, según la nota, emitida tras una reunión en Dar al Fatua, sede de la comunidad suní en la capital.

Dos personas fallecieron y dieciocho resultaron heridas en enfrentamientos anoche en el barrio de Tarik al Yadide, en el oeste de Beirut, desencadenados tras la muerte ayer del clérigo suní Ahmad Abdul Wahid por disparos de militares en un puesto de control en la región norteña de Akkar, fronteriza con Siria.

Araimet pidió que el caso sea transferido al llamado Tribunal de Justicia, cuyas sentencias son inapelables, porque, en su opinión, el incidente lleva “los gérmenes de la discordia”.

Asimismo, instó a los jóvenes de Akkar a reabrir las carreteras, cerradas ayer en protesta por la muerte del jeque, para que poder asistir al entierro de Abdul Wahid, que se celebrará a primera hora de la tarde.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo