El presidente taiwanés reafirma la política de acercamiento a China en su investidura

Por Publimetro Colombia

Taipei, 20 may (EFE).- El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, reafirmó hoy, durante el discurso inaugural de su segundo mandato, la política isleña de acercamiento a China, junto al “uso de la diplomacia viable” y del “poderío militar disuasorio”.

Ma se fijó como objetivos el “consolidar la paz, ampliar la prosperidad y reforzar la confianza mutua” con China, según declaró en una conferencia de prensa posterior a su discurso inaugural al que asistieron cinco presidentes, dos vicepresidentes y ocho primeros ministros de países aliados.

El presidente taiwanés no considera aún necesario el inicio de conversaciones militares o políticas con China, e instó a Pekín a no aislar internacionalmente a Taiwán “porque es malo para los lazos entre las dos partes del estrecho de Formosa”.

Ma también se refirió, durante la rueda de prensa, a los lazos de Taiwán con Latinoamérica y en especial con los 12 aliados de la isla en esa región y prometió intensificar las relaciones y mantener la ayuda bajo los principios de “transparencia, claridad de objetivos, debido proceso y ejecución eficiente”.

El presidente isleño mostró una especial preocupación por la “competitividad internacional” de Taiwán, que buscará fomentar con políticas de “liberalización y reestructuración industrial”, “creación de empleo y justicia social”, “respeto al medio ambiente y desarrollo cultural” y “cultivo de talentos”.

Durante su primer mandato, Ma desbloqueó las negociaciones pragmáticas con China y logró la firma de 16 acuerdos, entre los que destaca uno similar a un tratado de libre comercio.

Ma declaró una tregua en la lucha con China por aliados diplomáticos y mantuvo los lazos los 23 aliados diplomáticos de la isla, además de la participación de Taiwán en la Asamblea Mundial de la Salud (OMS) como observador y el ingreso de los taiwaneses sin visado o con visado (al llegar) en 127 países.

“El presidente taiwanés deberá en su segundo mandato encontrar un equilibrio entre su acercamiento a China, la mejora de la economía, la firma de acuerdos de libre comercio y el reforzamiento de los vínculos con Estados Unidos y Japón”, dijo a Efe la profesora Elisa Wang, de la Facultad de Estudios Internacionales de la Universidad Tamkang.

A pesar de la mejora en las relaciones bilaterales, Taiwán afronta la amenaza bélica China, que mantiene de 1.000 a 1.200 misiles cerca de la isla y es el “foco e impulso principal de la modernización militar china”, según dijo el viernes ante el Congreso de EE.UU, el subsecretario en funciones de Defensa para Asia de ese país, David Helvey.

“Los militares chinos no muestran señales de aminorar sus esfuerzos de preparación para cualquier contingencia en el estrecho de Taiwán”, señaló Helvey, al presentar el informe militar anual sobre China, ante los congresistas.

La isla también se enfrenta un cerco diplomático chino que impide su participación en organismos internacionales de carácter estatal y que, hasta la fecha, también ha obstaculizado la firma de acuerdos de libre comercio.

A pesar de que Pekín ha hecho algunas declaraciones positivas sobre la posibilidad de que Taiwán firme acuerdos comerciales con otros países, aún no ha enviado un mensaje claro sobre el tema.

Los acuerdos regionales de las Naciones del Sudeste Asiático con China, el previsto acuerdo entre China, Japón y Corea del Sur, y los de Corea del Sur con Estados Unidos y la Unión Europea suponen una seria amenaza para la competitividad internacional de los productos taiwaneses.

En el plano interno, Ma tiene el reto del descontento de casi un 60 por ciento de los taiwaneses, según recientes sondeos, debido a la desaceleración económica, la subida de precios desencadenada por un anuncio de alza en el costo de la electricidad y su apoyo a la importación de vacuno estadounidense.

El presidente también debe afrontar el nacionalismo e independentismo taiwanés, que buscarán obstaculizar un acercamiento económico y político a China.

Decenas de miles de taiwaneses, 38.000 según la policía y 100.000 según los organizadores, se manifestaron en contra de las políticas del presidente, en la vigilia de su toma de posesión.

Ma, del Partido Kuomintang, venció en las elecciones presidenciales del 14 de enero de 2012, con el 51,60 %, de los votos, a la candidata del independentista Partido Demócrata Progresista, Tsai Ing-wen, que obtuvo el 45,63 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo