Ahmed Saadat hospitalizado por la huelga de hambre que siguen cientos de presos

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 30 abr (EFE).- El líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), Ahmed Saadat, ha sido hospitalizado en la cárcel de Ramle, cerca de Tel Aviv, tras doce días de una huelga de hambre seguida por entre 450 y 2.000 presos palestinos, confirmó hoy el servicio penitenciario israelí.

Saadat se encuentra “bien”, pero fue trasladado el pasado jueves para “mejorar su seguimiento” a causa de su “avanzada edad”, cerca de 60 años, declaró a Efe Sivan Weizmann, portavoz del Servicio israelí de Prisiones.

En 2008 fue condenado por la Justicia israelí a 30 años entre rejas por liderar una “organización terrorista” y planear el asesinato del ministro de Turismo israelí Rehavam Zeevi en 2001, entre otros atentados.

Saadat es uno de los centenares de entre los 5.700 presos palestinos que participan desde el pasado 17 de abril en una huelga de hambre masiva para pedir la mejora de sus condiciones de detención y encarcelamiento.

El Ministerio de Presos palestino cifra en 1.600 los reclusos que se han sumado a la protesta, la asociación de defensa de presos palestinos “Adamir” asegura que son más de 2.000 mientras que el servicio penitenciario israelí reduce los huelguistas a 450.

Tras reunirse ayer en El Cairo, el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, y el líder del movimiento palestino Hamás, Jaled Meshal, acordaron presentar a la ONU el tema de los presos en huelga de hambre.

Los reclusos piden el fin del aislamiento penitenciario y de la detención administrativa, una figura legal que permite a los tribunales militares israelíes en los territorios ocupados encarcelar a una persona sin presentar cargos y en base a pruebas secretas que ni el preso ni su abogado conocen.

También demandan el derecho a visitas familiares para los presos de Gaza y la posibilidad de cursar estudios superiores desde la cárcel, que les fue revocada para forzar un canje por el soldado Guilad Shalit y no ha sido restablecida tras su liberación hace medio año, señala Adamir.

Decenas de cabecillas de la protesta han sido trasladados a otras prisiones o puestos en confinamiento en solitario, mientras que otros presos en huelga de hambre han denunciado que las autoridades penitenciarias les están multando con entre 250 y 500 shekels diarios (entre 50 y 100 euros o 66 y 122 dólares), según la ONG.

Weizman respondió que “es posible” que las prisiones hayan impuesto multas en “casos aislados” a aquellos presos que hacen huelga de hambre sin avisar previamente, en concepto de la comida que se ha preparado.

Antes del inicio de la huelga masiva, algunos presos comenzaron a rechazar la comida, lo que ha llevado su estado de salud a un punto peligroso.

Es el caso de Bilal Diab y Zaer Halahle, que llevan 62 días sin ingerir alimentos, Hasan Safadi (57 días), Omar Abu Shalal (55), Mohamed Tay (44), Yafar Azedín (40) y Mahmud Sarsak (39).

En Ramle hay siete presos hospitalizados, entre ellos Saadat, explicó a Efe Nadia Dibsy, portavoz en Jerusalén del Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC).

El personal de la Cruz Roja visita todos las cárceles donde hay presos en huelga de hambre y efectúa exámenes médicos orales a los de larga duración, ya que el examen físico corresponde a las autoridades penitenciarias del país, agregó.

También gestionan visitas de familiares, que hasta ahora han sido denegadas, apuntó Dibsy.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo