El primer ministro nipón viaja a EE.UU. tras un histórico acuerdo sobre las bases militares

Por Publimetro Colombia

Washington, 29 abr (EFE).- El primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, se reunirá este lunes con el presidente de EE.UU., Barack Obama, justo después de un histórico acuerdo para reducir a la mitad el despliegue militar estadounidense en el archipiélago de Okinawa.

El pasado jueves, los titulares de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, y Japón, Koichiro Gemba, acordaron la salida de 9.000 soldados estadounidenses del archipiélago meridional de Okinawa, que acoge a la mayor parte de la presencia militar de EE.UU. en Japón desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Este acuerdo satisface las demandas de Tokio, que se quejaba de la fuerte presión y roces con la población civil que suponía la presencia de unos 19.000 soldados en un territorio insular tan pequeño.

Este acuerdo, que trasladará miles de soldados a las islas estadounidenses de Guam, Hawaii y a otras bases del Pacífico, supone un cambio obligado en la estrategia de Estados Unidos y sus aliados en una zona estratégica.

Noda y Obama hablarán en su encuentro de Washington sobre seguridad en el área de Asia Pacífico, en la cual, pese a que no se dice abiertamente, pesa el cada vez mayor poderío militar chino, especialmente en las fronteras marítimas con países vecinos.

Los dos mandatarios podrían hablar de detalles del acuerdo del jueves como la posibilidad de que las Fuerzas Armadas de EE.UU. y las Fuerzas de Auto Defensa de Japón compartan instalaciones militares en Guam o las islas Marianas del Norte entre.

Por mandato constitucional las Fuerzas de Auto Defensa de Japón no pueden tener un papel ofensivo.

Según fuentes de la Casa Blanca, en la visita oficial de Noda, también se tratarán temas en los que China tiene posiciones encontradas con Japón y EE.UU., como el proceso democrático en Birmania o Corea del Norte, que ensayó el lanzamiento de un cohete que Tokio y Washington consideran como un misil de largo alcance.

Washington ha destacado que las relaciones con Tokio se encuentran mejor que nunca y que ambos países tienen posturas comunes en otros temas internacionales, como las medidas para presionar a Irán para que ponga fin a su programa nuclear o sobre el proceso de transición en Afganistán.

En la agenda económica de Obama y Noda estará el cómo avanzar con el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP), que tiene como objetivo acabar con las barreras arancelarias al comercio entre los países costeros del Pacífico.

Pese a que no se esperan anuncios específicos, estas conversaciones buscarán vías para que los países del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) pongan las bases para un acuerdo que beneficie a las economías emergentes de Asia, Latinoamérica y Norteamérica.

Fuentes de la Casa Blanca indicaron que el Gobierno de Obama quiere con esta visita oficial ahondar en la reorientación de la política exterior estadounidense hacia el área de Asia Pacífico por su importancia estratégica y económica.

Después de años embarcado en conflictos en Oriente Medio, Estados Unidos desea fortalecer su presencia en Asia, una región que lidera el crecimiento económico mundial y en el que el resurgimiento de China ha cambiado el equilibrio de poder a lo largo de su zona de influencia en el Mar de China Oriental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo