El presidente alemán suspende su visita a Ucrania por el trato a Timoshenko

Por Publimetro Colombia

Berlín, 26 abr (EFE).- El presidente de Alemania, Joachim Gauck, ha suspendido su prevista visita a Ucrania por el trato que recibe en prisión la opositora y ex primera ministra Yulia Timoshenko, quien se encuentra enferma y ha iniciado una huelga de hambre en protesta por las condiciones de su encarcelamiento.

Así lo confirmó hoy Andreas Schulze, portavoz oficial de la presidencia alemana, quien destacó que la decisión de Gauck fue tomada de acuerdo con la canciller federal, Angela Merkel, quien considera que Yulia Timoshenko sufre represalias por parte del régimen de Víktor Yanukóvich.

El presidente alemán tenía previsto participar a mediados de mayo en la localidad de Yalta, en la península ucraniana de Crimea, en una cumbre de jefes de Estado centroeuropeos presidida por Yanukóvich.

Schulze comentó además que no se ha decidido aún si Gauck suspenderá también su previsto viaje a Ucrania para asistir a la Eurocopa de fútbol que se celebra en junio y julio en ese país y en Polonia.

El Gobierno alemán, que ha ofrecido reiteradamente tratamiento médico en este país a la enferma Timoshenko, expresó ya ayer formalmente su malestar por el trato que recibe la disidente ucraniana por parte de las autoridades de su país.

Si se confirma que Timoshenko fue golpeada durante el traslado desde prisión a un hospital “se trataría de una actuación inaceptable y completamente desproporcionada por parte de los funcionarios de prisiones ucranianos”, dijo Steffen Seibert, portavoz oficial de Merkel.

“No se puede abusar del derecho penal para recortar la democracia y bloquear a la oposición”, dijo Seibert, quien expresó la preocupación del Gobierno germano por el estado de salud de Yulia Timoshenko.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, ofreció de nuevo la posibilidad de que Timoshenko sea tratada en Alemania y expresó, por el contrario, sus recelos a que médicos alemanes se trasladen a Ucrania para ese fin.

“Habría que ver hasta qué punto tendría sentido esa opción desde el punto de vista médico”, dijo Westerwelle respecto a la posibilidad de que un equipo de la Clínica Universitaria Charité de Berlín se traslade a Kiev.

El Gobierno ucraniano propuso la opción de tal tratamiento, cuestión que Berlín ve con reticencias por el temor a que sea instrumentalizada políticamente.

El rotativo Süddeutsche Zeitung señala hoy que, pocas semanas antes del inicio de la Eurocopa de fútbol, el régimen de Yanukóvich avanza hacia su aislamiento diplomático y que Alemania se ha convertido en abogada de la disidente encarcelada.

Timoshenko, de 51 años, fue condenada el pasado octubre a siete años de cárcel por abuso de poder en un juicio tachado por la comunidad internacional de político.

La líder de la oposición tiene pendiente aún de resolución un segundo proceso, abierto en 2004, en el que se la acusa de fraude fiscal y malversación.

Tanto Westerwelle como su colega de Interior, Thomas de Maizière, se pronunciaron en contra de un boicot a la Eurocopa de fútbol por la situación de los derechos humanos en Ucrania, país que organiza el torneo conjuntamente con Polonia.

Timoshenko, cuyo estado de salud está seriamente deteriorado, se declaró este martes en huelga de hambre en protesta por la “represión política” en su país, según informó su abogado, Serguéi Vlásenko.

La líder de la oposición fue trasladada el pasado viernes de la prisión donde cumple condena a una clínica especializada en la ciudad oriental de Járkov, donde se negó a someterse a rehabilitación de la hernia discal que padece.

Kiev, 26 abr (EFE).- El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, afirmó hoy que ha ordenado investigar el presunto maltrato recibido por la encarcelada líder opositora Yulia Timoshenko, durante su traslado forzoso a una clínica para su tratamiento médico.

“Haciendo uso de mis facultades he dado órdenes a la Fiscalía General para que investigue este asunto. Estoy esperando los resultados”, dijo el jefe de Estado ucraniano en una comparecencia ante la prensa.

Este martes, Timoshenko denunció que recibió un “fuerte puñetazo en el estómago” cuando se resistió el viernes pasado a que la trasladaran de la prisión a una clínica para someterse a rehabilitación de la hernia discal que padece.

Inmediatamente, la Fiscalía de Járkov, la ciudad donde se encuentra el penal en el que la líder opositora cumple una condena de siete años por abuso de poder, delito del que se declara inocente, dijo que no halló ninguna prueba de que la ex primera ministra hubiese sido golpeada.

“La persona se vistió, se acostó en la cama y dijo: ‘No voy a ninguna parte’. Según el código penal, los miembros del servicio penitenciario tienen derecho a recurrir a la fuerza: la cogieron en brazos, la llevaron en coche y la condujeron al hospital”, dijo Víctor Pshonka, el fiscal de Járkov.

Las denuncias de Timoshenko han tenido gran repercusión internacional y han levantado una ola de alarma por las condiciones y el trato que recibe en prisión.

Hoy mismo, la Unión Europea exigió a las autoridades de Kiev una investigación sobre las torturas que Timoshenko podría haber sufrido.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, recordó a Ucrania su “obligación de examinar sin demora e imparcialmente cualquier queja de tortura u otras formas de tratamiento cruel, inhumano o degradante”.

Ashton aseguró también estar “seriamente preocupada” por la huelga de hambre iniciada por la ex primera ministra para llamar la atención sobre su situación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo