EE.UU. no detecta una amenaza "creíble" por el aniversario de la muerte de Bin Laden

Por Publimetro Colombia

Washington, 26 abr (EFE).- Las autoridades federales estadounidenses no han detectado una amenaza “creíble” en torno a un eventual ataque terrorista en Estados Unidos vinculado al aniversario de la muerte del que fuera líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, dijo hoy a Efe un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según explicó el alto funcionario, el DHS y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) elaboraron un boletín de inteligencia para uso interno con los detalles actuales del estado de la red terrorista Al Qaeda y sus afiliados, pero no han encontrado una amenaza concreta a causa del aniversario de la muerte del terrorista, que tendrá lugar la próxima semana.

“Aunque Al Qaeda, sus afiliados y sus aliados han expresado su interés continuo para llevar a cabo ataques contra intereses occidentales, no tenemos ninguna indicación de una amenaza creíble o conspiraciones contra EE.UU. coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de Bin Laden”, aseguró.

Sin embargo, el alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional especificó que las autoridades federales siguen preocupadas por los extremistas violentos que siguen apareciendo dentro del país y por su capacidad para evitar la detección policial.

Por ello el DHS animó a que aquellos ciudadanos que observen actitudes sospechosas lo reporten a los cuerpos policiales.

Precisamente ayer, durante una audiencia en el Senado, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que los esfuerzos del DHS “para obtener información, herramientas y recursos están en Washington y en las manos de funcionarios estatales y locales”, que han “dado lugar a avances significativos” para proteger el país.

La próxima semana se cumple el primer aniversario de la muerte de Bin Laden, anunciada en la medianoche del 1 de mayo (hora de Washington) por el presidente Barack Obama tras una operación secreta liderada por un comando del grupo de operaciones especiales de la Marina (SEALS) que mató al terrorista más buscado del mundo.

La versión oficial de la Administración estadounidense siempre ha sido que la operación llevada a cabo en Pakistán tenía como misión capturar a Bin Laden, pero en ese momento el terrorista ofreció resistencia y por eso se abrió fuego contra él, según dijo en varias ocasiones el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Washington asegura que el cuerpo de Bin Laden fue trasladado del complejo de Abbottabad al portaaviones Carl Vinson, en el mar de Arabia, donde siguiendo las costumbres islámicas se lavó y se envolvió en un sudario blanco, para después introducirlo en una bolsa con carga pesada y lanzarlo al mar.

Nueva York, 26 abr (EFE).- La revista estadounidense Time publicó hoy el memorando escrito por el entonces director de la CIA, Leon Panetta, tras recibir la luz verde del presidente, Barack Obama, de lanzar una operación militar secreta para “capturar” a Osama Bin Laden que terminó con la muerte del líder de Al Qaeda.

“Recibida una llamada de teléfono de Tom Donilon (el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca) quien dijo que el presidente (Obama) ha tomado una decisión en relación a AC1 (Complejo de Abbottabad 1). La decisión es proceder con el asalto”, escribió Panetta en un memorando de su puño y letra fechado el 29 de abril de 2011.

En el documento publicado por la revista, el entonces director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) asegura que la instrucción de la Casa Blanca es “entrar” en el complejo residencial de Abbottabad y “capturar” a Bin Laden, y ordenaba “salir” del lugar en el supuesto caso de que el líder de Al Qaeda no estuviera en su interior.

Estados Unidos explicó que Bin Laden murió el 1 de mayo de 2011 de disparos en la cabeza y el pecho en el transcurso de una operación con helicópteros de los comandos especiales SEALS, que irrumpieron en la residencia donde se ocultaba en Abbottabad, una localidad de montaña en las cercanías de Islamabad (Pakistán).

El entonces director de los servicios secretos de EE.UU. escribió que “los tiempos, la toma de decisiones operativas y el control” de la operación estaban “en manos” del almirante de la Marina de Guerra, William McRaven, comandante de las Fuerzas Especiales que dirigió la incursión en Pakistán que acabó con el jefe de Al Qaeda.

“Estas instrucciones fueron transmitidas al almirante McRaven a las 10:45 horas aproximadamente”, concluye Pannetta en el escrito, que lleva estampada su firma manuscrita en una hoja con el membrete oficial de la CIA, y que está encabezada con la frase “For the record” (“Para que quede constancia”).

La próxima semana se cumple el primer aniversario de la muerte de Bin Laden, anunciada el 1 de mayo por el presidente Obama tras una operación secreta liderada por un comando del grupo de operaciones especiales de la Marina (SEALS) que mató al terrorista más buscado del mundo.

La versión oficial de la administración estadounidense siempre ha sido que la operación llevada a cabo en Pakistán tenía como misión capturar a Bin Laden, pero en ese momento el terrorista ofreció resistencia y por eso se abrió fuego contra él, según dijo en varias ocasiones el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Washington asegura que el cuerpo de Bin Laden fue trasladado del complejo de Abbottabad al portaaviones Carl Vinson, en el mar de Arabia, donde siguiendo las costumbres islámicas se lavó y se envolvió en un sudario blanco, para después introducirlo en una bolsa con carga pesada y lanzarlo al mar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo