Al menos doce muertos en un bombardeo contra la ciudad siria de Hama

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 25 abr (EFE).- Al menos una docena personas murieron hoy en un bombardeo de las fuerzas del régimen sirio contra un barrio de la ciudad central de Hama, que causó además la destrucción de más de una veintena de viviendas, denunciaron grupos opositores.

La nueva masacre denunciada por la oposición se produce pese a la presencia en el país de los observadores de la ONU, desplegados para supervisar la aplicación del alto el fuego y el plan de paz gestionado por el enviado especial del citado organismo y la Liga Árabe, Kofi Annan.

Según las distintas fuentes consultadas por Efe, el balance de víctimas mortales oscila entre los 12 documentados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los 15 de los Comités de Coordinación Local (CCL), aunque otros grupos de activistas elevaron esa cifra a una treintena.

El barrio afectado, Mashaa al Tayar, está habitado en su mayoría por familias procedentes de la ciudad de Homs, que se vieron desplazadas por la represión del régimen contra esa localidad, uno de los principales feudos opositores.

Vídeos divulgados a través de internet por activistas de la oposición muestran viviendas totalmente destruidas y a decenas de personas que tratan de rescatar a las víctimas de entre los escombros.

Hozam Ibrahim, miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS), explicó en una conversación con Efe vía internet que el impacto de los proyectiles dejó una fosa de seis metros de profundidad, de acuerdo a la información que le facilitaron activistas sobre el terreno.

Ibrahim, quien denunció que hay decenas de heridos y que la mayoría de los heridos son menores, agregó que la ofensiva artillera del régimen destruyó unas 25 viviendas que al parecer estaban habitadas.

Estas víctimas se suman a la más de una veintena de fallecidos registrados en todo el país, donde persiste la violencia pese a la presencia de observadores internacionales.

La misión de la ONU debe supervisar el cumplimiento del plan de paz, en vigor desde el 12 de abril, que estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

El Cairo, 25 abr (EFE).- El grupo opositor sirio Comités de Coordinación Local (CCL) denunció hoy la muerte de al menos 54 personas en un bombardeo de las fuerzas del régimen sirio contra un barrio de la ciudad central de Hama, cifra que otras fuentes de la oposición rebajan a 12.

La nueva masacre denunciada por la oposición se produce pese a la presencia en el país de los observadores de la ONU, desplegados para supervisar la aplicación del alto el fuego y el plan de paz gestionado por el enviado especial del citado organismo y la Liga Árabe, Kofi Annan.

La cifra de los CCL, que incluyen entre las víctimas mortales a 13 menores y 16 mujeres, contrasta con los 30 muertos anunciados por la red de activistas Sham y los 12 de los que informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, grupo que no descartó que el balance de muertos aumente.

El barrio afectado, Mashaa al Tayar, está habitado en su mayoría por familias procedentes de la ciudad de Homs, que se vieron desplazadas por la represión del régimen contra esa localidad, uno de los principales feudos opositores.

Vídeos divulgados a través de internet por activistas de la oposición muestran viviendas totalmente destruidas y a decenas de personas que tratan de rescatar a las víctimas de entre los escombros.

Hozam Ibrahim, miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS), explicó en una conversación con Efe vía internet que el impacto de los proyectiles dejó una fosa de seis metros de profundidad, de acuerdo a la información que le facilitaron activistas sobre el terreno.

Ibrahim, quien denunció que hay decenas de heridos y que la mayoría de los heridos son menores, agregó que la ofensiva artillera del régimen destruyó unas 25 viviendas que al parecer estaban habitadas.

Estas víctimas se suman a la más de una veintena de fallecidos registrados en todo el país, donde persiste la violencia pese a la presencia de observadores internacionales.

La misión de la ONU debe supervisar el cumplimiento del plan de paz, en vigor desde el 12 de abril, que estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

París, 25 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, dio hoy un plazo de dos semanas al régimen de Damasco para que permita el despliegue en Siria de los observadores de Naciones Unidas que prevé el plan de paz del enviado especial Kofi Annan.

“Las cosas no van bien. El plan de Annan está seriamente comprometido, pero aún hay una oportunidad para esa mediación bajo la condición de un despliegue rápido de 300 observadores en dos semanas y no en tres meses”, dijo Juppé tras reunirse en París con varios militantes de la oposición siria.

El ministro francés agregó que se comunicará “en las próximas horas” con Annan, quien presentará un nuevo informe sobre la situación en Siria el próximo 5 de mayo.

“El régimen de Damasco no respeta sus compromisos”, lamentó Juppé, quien señaló que continúa la represión, los observadores no pueden cumplir con su misión y la prensa no puede verificar lo que ocurre en el país.

Si el régimen del presidente de Siria, Bachar al Asad, permite el despliegue de los observadores de las Naciones Unidas, con libertad para moverse por el país, Francia cree que se pasará a “otra cosa para parar la tragedia”.

Por ello, espera que la posición de Rusia, aliado de Siria en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, “pueda evolucionar”.

El ministro de Exteriores se reunió en París con la escritora Rima Flihane, el activista Souhayr Atassi y el escritor Samar Yazbek, y la opositora Fadwa Souleimane, a quienes felicitó por su “coraje” frente a “un régimen que practica una represión brutal”.

Éstos, por su parte, indicaron que el “régimen asesino” de Siria está “masacrando a la población” y cifraron en un millón el número de desplazados por la represión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo