El Ejército norcoreano cumple 80 años entre temores de una nueva prueba atómica

Por Publimetro Colombia

Seúl, 25 abr (EFE).- Corea del Norte celebró hoy el 80 aniversario de la creación de su Ejército, uno de los mayores del mundo, mientras la comunidad internacional observa con inquietud al régimen comunista ante la posibilidad de que lleve a cabo un tercer ensayo nuclear.

El líder norcoreano y comandante supremo del Ejército Popular de Corea del Norte, Kim Jong-un, presidió un acto conmemorativo en la Casa de la Cultura de la capital, Pyongyang, con motivo de este aniversario, aunque no pronunció el esperado discurso que algunos analistas habían anticipado.

Sí asistió más tarde al Palacio Memorial de Kumsusan para rendir tributo a su padre, el “líder eterno” Kim Jong-il, y a su abuelo, el “presidente eterno” y fundador del país Kim Il-sung, informó la agencia estatal norcoreana, KCNA.

La celebración del aniversario de estas fuerzas armadas ha tenido lugar en un momento en que la comunidad internacional observa detenidamente al régimen, ante la posibilidad de que esté preparando un tercer ensayo nuclear.

Corea del Norte afirmó en 2006 y 2009 haber llevado a cabo pruebas atómicas después de haber realizado poco antes sendos lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales, algo que volvió a hacer el pasado 13 de abril, cuando intentó poner en órbita, sin éxito, un satélite mediante un cohete de largo alcance.

La Inteligencia surcoreana afirmó hace dos semanas que había detectado por satélite movimientos sospechosos en la base de Punggye-ri, en el nordeste del país, donde Pyongyang ya realizó las pruebas nucleares en 2006 y 2009.

Por su parte, el antiguo jefe negociador de EE. UU. con Corea del Norte, Christopher Hill, advirtió hoy en una entrevista concedida a Yonhap de que el próximo ensayo nuclear podría ser “diferente y más grande” que los dos anteriores, que le reportaron duras sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El evento celebrado hoy en la Casa de la Cultura, al que asistió la cúpula del régimen comunista, tuvo su punto álgido en el discurso de Ri Yong-ho, jefe del Estado Mayor General del Ejército, que ensalzó el poder de las Fuerzas Armadas del país frente a EEUU y Corea del Sur, y llamó a la unidad interna en torno al líder.

Con la habitual retórica belicista del régimen norcoreano, Ri amenazó con “cortar las tráqueas” de los enemigos del país en su discurso para celebrar el aniversario de las Fuerzas Armadas, que el pasado 15 de abril protagonizaron un impresionante desfile para conmemorar el centenario del nacimiento de Kim Il-sung.

En aquella marcha, Pyongyang exhibió un misil de gran tamaño que, según adelantaron la semana pasada algunos analistas surcoreanos y japoneses, podría tener un alcance de varios miles de kilómetros.

Sin embargo, dos expertos de la firma aeroespacial alemana Schmucker Technologie aseguraron ayer que una observación más detenida de las imágenes revela que el supuesto proyectil era solo una réplica vacía, según la agencia surcoreana Yonhap.

Pese a la delicada situación económica que desde hace dos décadas atraviesa Corea del Norte, obligada a depender de la ayuda exterior para alimentar a su población, se calcula que el país comunista destina aproximadamente un tercio de su presupuesto a las Fuerzas Armadas.

Éstas ocupan un lugar prioritario en la política, como establece el “Songun”, doctrina aplicada por Kim Jong-il, refrendada por su hijo menor y sucesor y celebrada especialmente en días como hoy.

Con 80 años a sus espaldas, el Ejército Popular de Corea del Norte, fundado en China el 25 de abril de 1932 para combatir a las fuerzas japonesas que colonizaban la Península de Corea, es hoy el principal garante de poder de la dinastía Kim, que gobierna el Estado comunista desde su fundación en 1948.

Con más de 1,1 millones de soldados en activo y más de 8 millones en reserva, es uno de los ejércitos más numerosos del mundo a pesar de que Corea del Norte suma una población de apenas 25 millones de habitantes, y cuenta con un extenso arsenal desde artillería hasta tanques, aviones y barcos.

Sin embargo, el talón de Aquiles de las Fuerzas Armadas norcoreanas es la tecnología, que en general no supera los estándares de la Guerra Fría en comparación al armamento de última generación de los que considera sus principales enemigos, Corea del Sur y EEUU.

Atahualpa Amerise

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo