Hollande culpa a Sarkozy del ascenso de la extrema derecha en las elecciones

Por Publimetro Colombia

París, 24 abr (EFE).- El candidato socialista a la presidencia de Francia, François Hollande, acusó hoy a su rival conservador, Nicolas Sarkozy, del ascenso de la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones, en las que obtuvo el 18 % de los votos, su mejor resultado histórico.

Esa subida de la ultraderechista Marine Le Pen “es el fracaso del candidato saliente. La extrema derecha tenía el 10 % en 2007, ahora tiene el 18 %. Algo ha pasado. Un enfado, una frustración. Ese mensaje tiene que ser escuchado. Para el saliente es demasiado tarde, para mi es necesario”, afirmó Hollande a la prensa ante su cuartel general de campaña.

El candidato socialista indicó que muchos de los votantes de Le Pen “no se adhieren a las ideas de la extrema derecha” pero han querido con su voto “insistir sobre una situación que les parece insoportable”.

“Tengo que hablarles y hacerles ver que su mensaje me ha llegado”, dijo.

Hollande señaló que otros electores también han depositado un sufragio de protesta contra la política de Sarkozy, al que, recordó, no votó el 73 % del electorado.

“Voy a dirigirme a todos los electores que han dicho no al candidato saliente y que ahora tienen que decir sí a un candidato que representa el cambio”, comentó.

Hollande, que se consideró “algo más que el candidato del Partido Socialista”, afirmó que en los próximos mítines de campaña repetirá un mensaje de “unidad”.

“Tenemos que levantarnos juntos, unidos en torno a un gran proyecto, que es el de la juventud. Voy a decir a los franceses que voy a proteger sus empleos, luchar contra el paro, que no voy a dejar a nadie de lado, a ningún territorio abandonado”, afirmó.

El candidato socialista insistió en que quiere cambiar la forma de presidir el país que ha llevado a cabo Sarkzoy durante los últimos cinco años.

Para ello, Hollande prometió “respeto que se merece cada ciudadano” y “la ejemplaridad y la moralización” de la función presidencial.

“Los franceses quieren que quienes ejercen las máximas responsabilidades del país sean ciudadanos como los demás, que muestren que pueden encarnar el ejemplo”, afirmó.

Javier Albisu

París, 24 abr (EFE).- Políticos y sociólogos radiografían al electorado de Marine Le Pen, que ha superado las previsiones de los sondeos en la primera vuelta de las presidenciales galas, con un resultado histórico para el ultraderechista Frente Nacional (FN).

La derrotada más victoriosa de los comicios ha reunido un 17,9 % de apoyos y 6.421.802 millones de votos, de los que el 44 % la eligió “por oposición” al resto de candidatos, según el instituto CSA.

Suma casi un millón más de votos que el histórico resultado del conjunto de la ultraderecha en 2002, cuando su padre, Jean-Marie Le Pen, accedió a la segunda vuelta con un 16,86 % de los sufragios, por delante del socialista Lionel Jospin.

No obstante, entonces la suma de los partidos de extrema derecha reunió más porcentaje de voto que Marine Le Pen diez años después (19,2 % frente al 17,9 %), con los electores de Bruno Mégret (2,34 %).

Los dos candidatos que se disputarán la presidencia de Francia, François Hollande y Nicolas Sarkozy, ya han empezado a cortejar a los votantes del FN, pues no parece automático que vayan a optar por el conservador Sarkozy el próximo 6 de mayo.

Hollande asegura que una parte de su electorado “viene de la izquierda”, mientras que Sarkozy le niega el papel de “árbitro” pero insiste que Francia no puede “seguir recibiendo extranjeros”. Ambos identifican el malestar por la crisis como factor clave del ascenso del FN.

Según una encuesta de Ipsos, el 60 % de los votantes del FN votará a Sarkozy, el 25 % al socialista François Hollande y el resto se abstendrá.

Los estudios de opinión señalan que Marine Le Pen ha logrado capitalizar buena parte del voto de los jóvenes y las categorías socioeconómicas más modestas, superando a la extrema izquierda.

“Cuanto más bajo es el nivel de estudios, más elevada es la probabilidad de votar al FN. El punto de inflexión es el examen de acceso a la universidad”, analiza en “Liberation” Nonna Mayer, politóloga que apunta que un 30 % de los que no han superado ese nivel vota a la ultraderecha.

Los sondeos muestran que Le Pen convenció del 23 al 29 % de los obreros, por delante del candidato socialista y vencedor de la primera vuelta, François Hollande (27-30 %).

El caladero de votos de la candidata de extrema derecha encuentra entre los pequeños comerciantes, los obreros (esencialmente hombres) y las mujeres proletarias y del sector servicios, según Mayer, quien resume que “el prototipo es la cajera del supermercado”.

Le Pen supera ampliamente en esas categorías a Jean-Luc Mélenchon, candidato del Frente de Izquierda apoyado por el Partido Comunista, que se situó como la cuarta fuerza política (11,10 %) y recaudó solo el 13 % del voto obrero, según CSA.

El Frente Nacional, que cuenta con un voto militante que representa en torno al 44 % de su electorado, también cautiva a los jóvenes. Según CSA, recaba la simpatía del 22 % de quienes tienen entre 25 y 34 años y del 18 % de entre 18 y 24, aunque no es la fuerza más votada en ninguno de esos intervalos.

Los sondeos de TNS Sofres, sin embargo, apuntan a que entre los votantes más jóvenes Le Pen logra el 23 % de los sufragios y se queda solo a un punto de Hollande en la franja 25-34 (25 % frente a 24 %).

Geográficamente, los votantes de Le Pen se concentran en las zonas rurales y en los alrededores de algunas ciudades, especialmente en el norte y en el sureste de Francia.

Mientras tanto, Le Pen anuncia que pronunciará un discurso el próximo 1 de mayo en París con motivo de la fiesta del símbolo nacional que representa en Francia Juana de Arco para preparar su asalto a las Legislativas de junio.

París, 24 abr (EFE).- El candidato socialista a la Presidencia de Francia, François Hollande, aseguró que una parte del electorado de la candidata de ultraderecha, Marine Le Pen, viene “de la izquierda” y que parte de sus votantes reflejan la “cólera social”.

En una entrevista publicada hoy en el diario “Libération”, el socialista aseguró que parte del electorado de Le Pen “viene de la izquierda y debería volver a encontrarse al lado del progreso, de la igualdad, del cambio, del esfuerzo compartido y de la justicia, porque está contra los privilegios, contra la globalización financiera, contra una Europa desfallecida”.

“Me toca convencerles de que es la izquierda quien les defiende”, declaró Hollande, quien entiende que la radiografía del electorado del ultraderechista Frente Nacional (FN) ha cambiado en los últimos años.

“Es menos alto en un cierto número de ciudades y más fuerte en los territorios rurales”, indicó Hollande, cuya conclusión es que existe “un voto de descontento agrícola” y electores de derechas que “han querido sancionar” al presidente saliente, Nicolas Sarkozy, dirigiéndose hacia Le Pen.

Hollande, ganador en primera vuelta con un 28,63 % de los votos, por delante de Sarkozy (27,18 %) y de Le Pen (17,9 %), describe a parte de esos votantes como un “electorado de sufrimiento, compuesto de asalariados, artesanos y obreros que viene en un verdadero sentimiento de abandono”.

“Es mi responsabilidad dirigirme rápidamente a esos electores que no se adhieren necesariamente a las ideas del Frente Nacional, la obsesión de la inmigración, en particular, pero que expresan, sobre todo, una cólera social”.

No obstante, Hollande dejó claro que su prioridad es reunir el voto de izquierda en torno a su candidatura en la segunda y definitiva vuelta, el próximo 6 de mayo.

“El error que no cometeré será hablar a los otros y olvidarme de los nuestros”, señaló Hollande, quien volvió a lanzar un guiño a los votantes del candidato del Frente de Izquierdas, Jean-Luc Mélenchon, y a los ecologistas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo