Los primeros observadores internacionales llegarán a Siria en una semana

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 23 abr (EFE).- El despliegue de los primeros 30 observadores de la misión de supervisión de la ONU para Siria (UNSMIS), que constará de un total de 300, comenzará a llegar al país árabe la próxima semana, dijo hoy a Efe un portavoz de la ONU.

“El despliegue de los primeros 30 observadores estará completado a finales de abril”, señaló el portavoz adjunto de Naciones Unidas, Eduardo del Buey, quien aseguró que ese despliegue “es una prioridad” para el organismo internacional.

La misma fuente indicó que “el despliegue se va a hacer por etapas. El de los primeros treinta estará completado a finales de abril, y el de los otros es una prioridad y se hará lo más rápido posible”.

La composición de la UNSMIS, con 300 observadores militares desarmados y civiles, fue adoptada el 21 de abril por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ahora corresponde al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, realizar una evaluación sobre la situación de Siria y en particular sobre si se están cumpliendo las condiciones del alto el fuego acordado cuando las fuerzas gubernamentales y la oposición aceptaron el plan de paz del enviado especial del organismo y de la Liga Árabe, Kofi Annan.

“Estamos ante un momento capital en Siria. El cese de la violencia armada es incompleto y las violaciones de los derechos humano se producen con impunidad”, dijo hoy el subsecretario de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, al Consejo de Seguridad durante el debate sobre la situación de Oriente Medio.

El plan de paz, en vigor desde el pasado día 12, estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

Desde esa fecha, se han producido reiteradas violaciones del plan de paz, incluso con la presencia de una primera avanzadilla, compuesta por seis observadores militares desarmados de la ONU, que desde la semana pasada está en Siria preparando el terreno para la llegada de los demás.

“El despliegue de los observadores es una prioridad, pero todavía puede tardar algo, pues depende de la logística y de otros aspectos como encontrar” a sus componentes, dijo el portavoz, que explicó que “el secretario general va a pedir a algunos países que ofrezcan observadores” y habrá otros que sean ellos los que postulen de forma voluntaria ese personal.

Pascoe subrayó que la ONU “espera que el despliegue de los observadores ayude a parar los asesinatos y a consolidar la calma. El objetivo no es congelar la situación, sino crear las condiciones para entablar un proceso político serio y creíble”, al tiempo que urgió al Gobierno del presidente Bachar Al Asad a “cumplir de forma inmediata y completa sus compromisos”.

Mientras los observadores siguen sus labores en Siria, los opositores Comités de Coordinación Local informaron hoy de que al menos otras 30 personas murieron por la represión del régimen de Damasco en distintos puntos del país, principalmente en la provincia central de Hama.

También dijeron que las fuerzas de seguridad dispararon contra una manifestación pacífica en la localidad de Duma, en la periferia de Damasco, mientras los observadores visitaban ese municipio.

Desde que hace trece meses comenzaran los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales del régimen sirio y la oposición, ha habido más de 10.000 muertos, según datos de la ONU, que los grupos opositores elevan a 13.000, además de señalar que hay más de 10.000 desaparecidos y de 80.000 detenidos.

La ONU cifra en 230.000 los desplazados internos y en más de 60.000 los refugiados en países limítrofes, como Turquía, además de que alrededor de un millón necesitan asistencia humanitaria.

Naciones Unidas, 23 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, insistió hoy al Gobierno del presidente de Siria, Bachar al Asad, en que proporcione plena libertad de movimientos a los observadores militares desarmados de la misión de supervisión del organismo para el país (UNSMIS).

“Es importante que Siria proporcione plena protección y seguridad, así como libertad de movimientos a los observadores” de la ONU, señaló Ban durante un encuentro con la prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El despliegue de los primeros 30 observadores de la UNSMIS, que constará de un total de 300 militares desarmados y civiles, comenzará a llegar al país árabe la próxima semana, dijo hoy a Efe un portavoz de la ONU.

La misma fuente indicó que “el despliegue se va a hacer por etapas. El de los primeros treinta estará completado a finales de abril, y el de los otros es una prioridad y se hará lo más rápido posible”.

La composición de la UNSMIS fue adoptada el 21 de abril por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Ban tiene ahora que presentar al Consejo de Seguridad una evaluación sobre la situación de Siria y en particular sobre si se están cumpliendo las condiciones del alto el fuego acordado cuando las fuerzas gubernamentales y la oposición aceptaron el plan de paz del enviado especial del organismo y de la Liga Árabe, Kofi Annan.

“Estamos ante un momento capital en Siria. El cese de la violencia armada es incompleto y las violaciones de los derechos humanos se producen con impunidad”, afirmó hoy el subsecretario de la ONU para Asuntos Políticos, Lynn Pascoe, al Consejo de Seguridad durante el debate sobre la situación de Oriente Medio.

El plan de paz, en vigor desde el pasado día 12, estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

Desde esa fecha, se han producido reiteradas violaciones del plan de paz, incluso con la presencia de una primera avanzadilla, compuesta por seis observadores militares desarmados de la ONU, que desde la semana pasada está en Siria preparando el terreno para la llegada de los demás.

Pascoe subrayó que la ONU “espera que el despliegue de los observadores ayude a parar los asesinatos y a consolidar la calma. El objetivo no es congelar la situación, sino crear las condiciones para entablar un proceso político serio y creíble”, al tiempo que urgió al régimen de Damasco a “cumplir de forma inmediata y completa sus compromisos”.

En Siria, según diversos grupos opositores, hubo hoy entre 60 y 66 muertos por la represión gubernamental en distintos puntos del país, principalmente en la provincia central de Hama.

Desde que hace trece meses comenzaran los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales del régimen sirio y la oposición, ha habido más de 10.000 muertos, según datos de la ONU, que los grupos opositores elevan a 13.000, además de señalar que hay más de 10.000 desaparecidos y 80.000 detenidos.

La ONU cifra en 230.000 los desplazados internos y en más de 60.000 los refugiados en países limítrofes, como Turquía, además de que alrededor de un millón necesitan asistencia humanitaria.

Washington, 23 abr (EFE).- Estados Unidos advirtió hoy a Siria que el despliegue de los observadores militares de la ONU no armados “es una prueba de fuego para el régimen de Bachar Al Asad” e instó al Gobierno sirio a que les permita “plena libertad de movimientos”.

“Esperamos que los observadores tengan plena libertad de movimiento y acceso completo a aquellos lugares de Siria que consideran son importantes de controlar. Esperamos que tengan plena libertad para comunicarse y elegir a su personal”, dijo hoy en su rueda de prensa diaria la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

La portavoz aseguró además que para Estados Unidos es motivo de preocupación que el régimen sirio pretenda interceder en la elección de los observadores, ya que “Siria no es quién para decidir quién debe ser observador de la ONU o no para esta misión”.

El plan de paz de Annan, en vigor desde el pasado día 12, estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo entre el Gobierno y la oposición, entre otros puntos.

Desde esa fecha, se han producido reiteradas violaciones del plan de paz, incluso con la presencia de una primera avanzadilla, compuesta por seis observadores militares desarmados de la ONU, que desde la semana pasada está en Siria preparando el terreno para la llegada de los demás.

La portavoz del Departamento de Estado insistió en que pese al despliegue de estos observadores, la presión internacional contra el régimen sirio tiene que continuar.

“Si el plan de Kofi Annan no funciona, si no funciona la misión de observación, volveremos al Consejo de Seguridad de la ONU y buscaremos otras maneras de aumentar la presión”, aseguró Nuland.

El despliegue de los primeros 30 observadores de la misión de supervisión de la ONU para Siria (UNSMIS), que constará de un total de 300, comenzará a llegar al país árabe la próxima semana.

Desde que hace trece meses comenzaran los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales del régimen sirio y la oposición, ha habido más de 10.000 muertos, según datos de la ONU que los grupos opositores elevan a 13.000, además de señalar que hay más de 10.000 desaparecidos y de 80.000 detenidos.

La ONU cifra en 230.000 los desplazados internos y en más de 60.000 los refugiados en países limítrofes, como Turquía, además de precisar que alrededor de un millón necesitan asistencia humanitaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo