Le Pen quiere que su voto "histórico" sea un trampolín para las legislativas

Por Publimetro Colombia

París, 23 abr (EFE).- La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen, afirmó hoy que su resultado “histórico” en la primera vuelta electoral, cuando rozó el 18 % de los sufragios, debe ser un trampolín para la entrada del Frente Nacional (FN) en el Parlamento en las legislativas de junio próximo.

“Vamos a analizar cada circunscripción y a preparar las legislativas, que para nosotros es una tercera vuelta”, afirmó hoy la candidata ultraderechista, que se impuso en un departamento, el de Gard, cuya capital es Nimes, y quedó segunda en otros 15.

Por el momento, Le Pen se ha negado a pedir el voto para ninguno de los dos candidatos que se disputarán la Presidencia, el socialista François Hollande, que acabó primero con el 28,63 % de los sufragios, y el saliente Nicolas Sarkozy, que tuvo el 27,18 %.

Responsables del FN aseguraron que no es normal que un partido que aglutina casi a uno de cada cinco electores no tenga ningún asiento en la Asamblea Nacional, algo que sucede por culpa del sistema mayoritario de las legislativas.

Le Pen, que hace algo más de un año se hizo con las riendas del partido que fundó su padre, quiere cambiar esta tendencia y convertir al FN en la referencia de la derecha francesa.

Para ello, la política de 43 años comenzó un proceso de cambio dentro del partido, destinado a hacerlo más aceptable por el electorado, lo que supone insistir menos en temas tradicionales del FN.

Los resultados electorales parecen darle la razón y en la primera vuelta hizo saltar por los aires el techo del partido.

Por primera vez, superó la barrera de los seis millones de electores y consiguió un millón más que su padre en la segunda vuelta de 2002, el mejor resultado hasta el momento.

Le Pen se ha convertido en el árbitro de la segunda vuelta y se espera su discurso del 1 de mayo, fiesta del FN, donde tiene previsto hablar de la segunda vuelta.

Pero la candidata ultranacionalista tiene ya la mirada fijada en las legislativas del 10 y 17 de junio próximos.

En esa contienda, Marine Le Pen aspira también a superar a su progenitor y lograr una presencia firme en la Asamblea Nacional, cámara en la que están ausentes.

Los diputados se eligen en Francia en dos vueltas por sufragio mayoritario en cada circunscripción, lo que hasta ahora ha privado casi siempre a los candidatos frontistas de ganar un puesto, ya que en la segunda ronda suelen ser víctimas de alianzas entre los partidos tradicionales.

Sólo en las legislativas de 1986 se beneficiaron de una reforma electoral gracias a la cual sentaron a 35 diputados en la Asamblea.

Pero el retorno al sistema mayoritario volvió a alejarles de la cámara. En 1988 conservaron un único diputado, que desapareció en 1993 para volver en 1997, la última entrada del FN en la Asamblea Nacional.

En la actualidad, el FN tiene tres eurodiputados y 118 cargos públicos en diferentes regiones y departamentos del país.

En las pasadas presidenciales, Jean-Marie Le Pen obtuvo el peor resultado desde 1988 y el segundo más bajo de sus cinco intentonas.

El fundador del FN se hizo con el 10,44 % de los sufragios, lejos de sus resultados anteriores. En 1988 había logrado el 14,38 , en 1995 alcanzó el 15 y en 2002 el 16,86 %, lo que le permitió pasar a la segunda vuelta por delante del socialista Lionel Jospin.

En la segunda, contra el conservador Jacques Chirac, consiguió el 17,79 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo