Ashton insiste en que Argentina debe respetar sus compromisos internacionales

Por Publimetro Colombia

Luxemburgo, 23 abr (EFE).- La Unión Europea (UE) ha vuelto a hacer hoy un llamamiento a Argentina para que no destruya inversiones extranjeras en su territorio y respete sus “obligaciones internacionales”.

Así se ha expresado la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de los Veintisiete que tratará el asunto hoy en Luxemburgo.

“Creo que envié un mensaje bastante contundente en el Parlamento Europeo la semana pasada”, ha recordado Ashton, que ha dejado claro que la UE cree que “en el interés de Argentina y del futuro económico europeo y global, es importante no terminar en una posición en la que se destruyan inversiones directas extranjeras”.

La Alta Representante de la UE ha pedido también al Gobierno argentino respeto a sus obligaciones internacionales.

Está previsto que el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, plantee hoy a sus homólogos europeos su postura sobre la expropiación de YPF a la petrolera Repsol por parte de Argentina.

También a su llegada a la reunión, el ministro luxemburgués, Jean Asselborn, subrayó hoy el apoyo europeo a España.

“España es miembro de la UE y hay que ser solidario con España. Creo que no podemos tolerar que las expropiaciones económicas tengan lugar en países en el que hay miembros de la UE afectados”, recalcó.

Asselborn defendió el “diálogo” como la vía para resolver el conflicto y pidió “presión” sobre Argentina al G20 (grupo de países desarrollados y emergentes) para que “este tipo de cosas no se repitan”.

“España es la víctima, pero mañana será otro país”, advirtió.

Luxemburgo, 23 abr (EFE).- España recibió hoy un apoyo generalizado de sus socios de la Unión Europea en su choque con Argentina por la nacionalización de la petrolera YPF y el compromiso de la Comisión Europea (CE) de seguir trabajando en medidas de respuesta, según indicaron a Efe fuentes comunitarias.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aprovechó hoy un encuentro con sus homólogos en Luxemburgo para presentar la postura española sobre la polémica y reclamar una reacción por parte europea.

Los ministros mantuvieron a continuación un breve debate en el que intervinieron Reino Unido, Portugal y la República Checa para expresar su respaldo al Gobierno de Madrid en este caso.

Según fuentes comunitarias, el ministro británico, William Hague, abogó por estudiar en profundidad las propuestas planteadas por García-Margallo.

El ministro español, explicaron las mismas fuentes, defendió opciones como el adelanto de la salida de Argentina del sistema de preferencias arancelarias, las posibilidades de llevar algunos aspectos de este y otros casos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), así como un frenazo a las negociaciones comerciales con el Mercosur, al considerar que no es posible un pacto con un país que no respeta las reglas internacionales.

La delegación portuguesa, que criticó la decisión argentina y subrayó que la legalidad debe ser respetada, pidió que no se meta en el mismo saco a todos los países latinoamericanos.

Por su parte, la Comisión Europea -por boca del comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs- recordó que está estudiando “todo tipo de opciones” y recordó que su homólogo de Comercio, Karel De Gucht, ha escrito al Gobierno de Buenos Aires para advertírselo.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, cerró el breve debate constatando que tanto los Estados miembros como las instituciones están con España en este caso, según otra fuente europea.

A su llegada al encuentro, Ashton ya había recordado que Bruselas tiene una postura “clara” y había exigido a Argentina el respeto de sus compromisos internacionales.

En declaraciones a los periodistas, también el ministro luxemburgués, Jean Asselborn, subrayó el apoyo europeo a España.

“España es miembro de la UE y hay que ser solidario con España. Creo que no podemos tolerar que las expropiaciones económicas tengan lugar en países en los que hay miembros de la UE afectados”, recalcó.

Asselborn defendió el “diálogo” como la vía para resolver el conflicto y pidió “presión” sobre Argentina al G20 para que “este tipo de cosas no se repitan”.

“España es la víctima, pero mañana será otro país”, advirtió.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo