Resolución de la ONU reconocerá la dificultad de comunicación y movimiento que enfrenta Minurso

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 20 abr (EFE).- Las dificultades de comunicación y movimiento que enfrenta la Misión de la ONU para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) con el objetivo de cumplir su mandato han quedado reflejadas finalmente en el proyecto de resolución que el Consejo de Seguridad prevé aprobar la próxima semana.

El texto, preparado por el Grupo de Amigos del Sahara (Francia, EE.UU., España, Reino Unido y Rusia) y al que Efe tuvo hoy acceso, pide a las partes que colaboren “completamente con las operaciones de la Minurso” y que garanticen su “libre interacción con todos los interlocutores” y su “acceso sin trabas” donde sea necesario.

El proyecto de resolución para renovar el mandato de la Minurso hasta el 30 de abril de 2013, cuya adopción está prevista para el próximo martes, pide también a las partes que hagan “todo lo posible” para garantizar el “acceso inmediato” a los lugares necesarios para que “Naciones Unidas y su personal asociado cumplan su mandato en conformidad con los acuerdos existentes”.

La mención dentro del proyecto de resolución se produce después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidiera “ayuda” al Consejo ante los desafíos que enfrenta la Minurso para operar en el territorio debido a ciertas injerencias de las autoridades marroquíes en el mandato de la misión.

Ban lanzó ese llamamiento en su último informe sobre la excolonia española, que incluye indicios de que Marruecos espió al menos en una ocasión las comunicaciones entre la misión y la sede central de la ONU en Nueva York, y que destaca los problemas de la Minurso para moverse con libertad por el territorio saharaui y mantener un contacto fluido con la población.

Además, el máximo responsable de la ONU señaló que la misión no es capaz de “proveer información independiente ni a la Secretaría General de la ONU ni al Consejo de Seguridad sobre las condiciones sobre el terreno”.

Fuentes diplomáticas señalaron que la intención de incluir esas referencias en la resolución es “reforzar la Minurso”, como ha pedido el secretario general.

El proyecto de resolución también hace referencia a la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental y en los campamentos saharauis de Tinduf, y pone de manifiesto concretamente “la importancia de mejorar” esa situación.

Anima así a las partes a “trabajar con la comunidad internacional para desarrollar y poner en marcha medidas independientes y creíbles para garantizar el completo respeto a los derechos humanos, teniendo en cuenta sus obligaciones bajo el derecho internacional”.

En cualquier caso, el texto no contempla la inclusión concreta para el mandato de la misión de un mecanismo de vigilancia del respeto a los derechos humanos en el territorio y en los campamentos, como han pedido expertos de la ONU, el Frente Polisario y organizaciones internacionales como Human Right Watch (HRW).

El proyecto de resolución pide “mayor compromiso político” a ambas partes para encontrar una solución al conflicto, por lo que las invita a “trabajar en una atmósfera propicia para el diálogo” y las anima a continuar con las conversaciones informales que han ido manteniendo y que continuarán en los próximos meses.

Durante las negociaciones entre los expertos de cada país del Consejo de Seguridad tras la presentación del proyecto de resolución, Rusia y Francia se negaron a realizar cambio alguno en el texto y sólo Sudáfrica propuso modificaciones que no obtuvieron el respaldo necesario, según indicaron las citadas fuentes.

Las diferencias entre Marruecos y el Polisario sobre el futuro de la excolonia española se basan en que Rabat, que ocupó el Sahara Occidental en 1975, sostiene que su plan de autonomía es la única salida realista a un conflicto que dura más de treinta años, mientras que los saharauis defienden la celebración de un referéndum en que la independencia sea una opción.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo