El jefe de la Policía de Colombia aspira a capturar al "Loco" Barrera antes de su retiro

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 20 abr (EFE).- El dimisionario jefe de la Policía Nacional colombiana, Óscar Naranjo, aspiró hoy a capturar al mayor capo del narcotráfico del país, Daniel “El Loco” Barrera, antes de retirarse de la institución el próximo mes de julio.

Naranjo, cuya dimisión fue anunciada ayer por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ofreció una rueda de prensa tras oficializar su retiro ante los miembros de la Policía, y dio las gracias a los 165.000 uniformados que la integran.

“Esperaría antes de estos dos meses dar buenas noticias, contra un individuo que se me ha convertido en una cierta obsesión porque hay detrás del nombre de él también una maleficencia contra mí”, dijo Naranjo sobre “El Loco” Barrera, por quien el Gobierno colombiano pide unos 2,8 millones de dólares.

Aunque le calificó como un “delincuente de poca monta”, se mostró preocupado porque de la noche a la mañana se convirtió en una figura “emblemática” del negocio del narcotráfico y del crimen organizado.

Por ese motivo, los detractores de Naranjo han tomado el nombre de Barrera para denunciar que la Policía es permisiva con él, señaló el todavía director general de esa institución.

“La verdad, ese señor está pagando escondederos y también está haciendo parte de las negociaciones de sometimiento a la justicia norteamericana”, justificó.

El pasado 9 de abril fue detenida en Buenos Aires la esposa de Barrera, la también colombiana Ruth Martínez, en un operativo contra el narcotráfico y lavado de dinero desarrollado en la capital argentina en el que fueron arrestadas otras 24 personas.

La renuncia de Naranjo responde a la promesa de no desempeñar el cargo de director de la Policía colombiana durante más de cinco años, fecha límite que se cumplirá el próximo 17 de mayo.

Naranjo celebró que su salida del cuerpo no se produzca en el marco de una crisis en el seno de la Policía como ha sucedido en otras ocasiones, y descartó lanzarse a la política al afirmar: “sería incapaz de conseguir un voto”.

En el pasado, cargos como el de Naranjo han continuado en la vida pública como diplomáticos, como el general en retiro Mario Montoya, a quien tras ser comandante del Ejército le fue asignada la embajada colombiana en República Dominicana entre 2008 y mediados de 2011.

De hecho, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, no descartó que Naranjo pasara a formar parte del cuerpo diplomático del país al señalar hoy en una entrevista con Caracol Radio: “me encantaría”.

Naranjo permanecerá en su cargo hasta el mes de julio, cuando el Gobierno de Colombia haya elegido y designado a su sucesor, asunto del que manifestó no saber nada.

Después, según adelantó Santos, seguirá involucrado en los cursos de capacitación y asesoría que la Policía colombiana ofrece a los cuerpos de 17 países.

El general fue destacado como el mejor policía del mundo en 2010 por la Asociación Internacional de Jefes de Policía (IACP, por su sigla en inglés), y Santos le atribuyó los grandes logros en el combate al narcotráfico y a la estructura y jerarquía de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en los últimos años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo