Francia no es ocio: F. Hollande

François Hollande parece tener la seguridad de ganarle la contienda electoral al presidente Nicolas Sarkozy, el 22 de abril. Sin embargo el actual mandatario francés se acerca a igualarlo en los sondeos.

Por Publimetro Colombia

¿Un presidente francés que no ha sido ministro de gabinete? Hasta hace poco esto habría sido una idea absurda. Pero el escándalo de Dominique Strauss-Khan ha sumido a Francia en la confusión. François Hollande, el gobernador regional de modales corteses, contratado para reemplazar a DSK, lidera las encuestas. METRO INTERNACIONAL entrevistó a quien puede llegar a ser el próximo presidente francés.

¿Cuáles son los primeros pasos que dará si es elegido como presidente?

Mi primera decisión será la de proponer a nuestros socios europeos, en particular pero no exclusivamente a Alemania, a comprometerse con una nueva etapa de desarrollo europeo, tanto financiero como económico. Por ejemplo, propongo bonos para financiar proyectos de iniciativas de la UE que otorguen planificación para el futuro en la infraestructura, en los proyectos de energía, en la educación superior y en los proyectos de investigación tenemos que prestar más atención a la tasa de crecimiento en toda la Unión Europea. A nivel nacional, mi primera decisión será la reforma fiscal y la reforma del sistema bancario.

La economía francesa se tambalea. ¿Será que la gente tiene que acostumbrarse a trabajar más duro?

Vamos a poner las cosas claras: los franceses no trabajan menos que otros ciudadanos de la Unión Europea. Es más, Francia tiene uno de los niveles más altos de productividad a nivel mundial. De ninguna manera los franceses han optado por vivir en una sociedad de ocio, como tampoco lo han hecho otros por vivir en una sociedad impulsada por el esfuerzo. Creo firmemente que la situación económica actual requiere de un gran esfuerzo a nivel nacional, en la que todos debemos comprometernos si queremos salir de la crisis.

Angela Merkel y David Cameron apoyan abiertamente a Sarkozy. ¿Cómo le afecta esto?

Actualmente el presidente a cargo cuenta con el apoyo de algunos dirigentes conservadores en el exterior. Sin embargo, lo que considero realmente importante es el apoyo que reciba por parte de los votantes franceses. Veo la dependencia del presidente actual, en éstos líderes, como una debilidad por su parte. Si soy elegido tengo la convicción de que podré trabajar en buenos términos con los líderes de la Unión Europea. Tengo el apoyo de los progresistas en Alemania, Italia, España, Bélgica y otros países. Mi propuesta para renegociar el Tratado de la UE tiene un eco cada vez mayor en toda Europa.

Hemos visto cumbre tras cumbre que la Unión Europea destina para el rescate de Grecia. ¿Considera que sería mejor sacar a los griegos?

Los líderes conservadores no tuvieron la capacidad de actuar con la rapidez necesaria para comprender la situación con la que se enfrentaron. Hemos transmitido a los ciudadanos de la UE que buscábamos soluciones, cuando en realidad, lo que estábamos haciendo era ganar tiempo. La única solución económica posible, para reestructurar la deuda griega, es a través de acreedores privados. Debemos ayudar a Grecia, sacarla de la Eurozona no será de ninguna ayuda. El resultado sería un fracaso político y en el aspecto económico, las cosas empeorarían.

Sarkozy y Merkel se empeñan en un acercamiento de la UE, pero la mayor parte de los ciudadanos son reticentes al respecto. ¿Cree que la UE se acerca demasiado?

La única manera de vencer la crisis en la Eurozona es por medio de una mayor integración económica y financiera entre los Estados miembros, pero con dos condiciones. La primera es que favorezca al crecimiento. La austeridad no es un fin per se. La segunda, es que la adhesión a nuevos países sea una decisión democrática en la que todos los europeos deben participar. No creo que los europeos sean reticentes, creo que están decepcionados. Son escépticos ante los beneficios que les han prometido acerca de lo que la Europa del mañana les pueda brindar. Depende de nosotros, los líderes políticos, demostrarles que Europa es la solución y no el problema.

ELISABETH BRAW/MWN

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo