Transportistas colapsan La Paz, sumándose a una oleada de huelgas y bloqueos

Por Publimetro Colombia

La Paz, 19 abr (EFE).- Los transportistas colapsaron hoy el centro de La Paz, en protesta por una ley municipal que intenta reordenar el caótico tráfico de la ciudad, sumándose a una oleada de huelgas y bloqueos de médicos, maestros y campesinos de varias regiones de Bolivia por demandas laborales y regionales.

Decenas de chóferes afiliados a la Central Única de Transporte Urbano de La Paz bloquearon con sus vehículos las principales vías de esta ciudad de cerca de un millón de habitantes, encaramada en los Andes a más de 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Un dirigente de esa organización, Rodolfo Quispe, explicó a Efe que rechazan la ley porque, según dijo, los chóferes recibirán dobles sanciones si cometen infracciones, tanto de agentes municipales como de policías de tránsito.

También se oponen a que el municipio ejecute un proyecto que busca un transporte moderno, eficiente y masivo para La Paz, cuyas avenidas y calles están atestadas por miles de pequeños autobuses y taxis colectivos, la mayoría viejos, deteriorados y contaminantes.

Quispe anunció que representantes de los 40 sindicatos afiliados a su central se reunirán este viernes para decidir cuándo iniciarán una huelga indefinida contra la ley que pretende terminar, según el municipio, con el caos del transporte paceño.

El alcalde de La Paz, el centroizquierdista Luis Revilla, dice que su proyecto pondrá fin “al caos, al desorden, al incumplimiento de las rutas y al maltrato” que sufren los usuarios del transporte público de la ciudad.

La Paz es sede del Gobierno y el Parlamento de Bolivia, aunque no la capital oficial del país, sino la sureña Sucre, ni la más rica y poblada, méritos que corresponden a la oriental Santa Cruz.

“Basta de tener un transporte que no nos está sirviendo, que nos está agrediendo, que nos está maltratando”, dijo el burgomaestre y amenazó con redefinir las rutas si los chóferes continúan con sus “agresiones y amenazas” a los ciudadanos.

La Policía Nacional, acosada en los últimos años por múltiples acusaciones de corrupción, también critica la norma municipal, porque cree que lleva a una duplicidad de funciones en el control del tránsito y le hace competencia.

En paralelo, sigue el conflicto de los médicos, algunos de cuyos dirigentes, junto con decenas de trabajadores de la salud, cumplen hoy nueve días en huelga de hambre para exigir al presidente boliviano, Evo Morales, que anule un decreto que aumenta de seis a ocho horas su jornada laboral.

Los médicos y los empleados de la salud pública están en huelga indefinida desde la semana pasada y protagonizan a diario bloqueos callejeros y marchas.

Argumentan que el aumento de sus horas de trabajo no resuelve los problemas de falta de personal, medicamentos e infraestructura del sistema estatal de salud.

El Gobierno logró hoy resolver parcialmente su conflicto con los maestros urbanos, cuyos líderes se emparedaron e iniciaron huelgas de hambre por mejoras salariales.

Los dirigentes nacionales de la Confederación de Maestros Urbanos aceptaron cesar las protestas tras firmar un convenio con las autoridades, que les prometieron aumentar de 121 a 135 dólares una paga extra anual (poco más de un dólar al mes) y crear una comisión que estudiará sus demandas.

Pero los maestros de La Paz anunciaron que mantendrán el ayuno y seguirán emparedados, porque afirman que el acuerdo no garantiza la atención de sus demandas, y los educadores de otras regiones dijeron que el convenio apenas está en estudio.

En tanto, la principal carretera boliviana hacia Chile permaneció hoy bloqueada por cuarto día, por campesinos que reclaman la construcción de otra ruta en esa zona.

El corte de la vía tiene atrapados a miles de vehículos, buena parte de ellos camiones que llevan combustibles desde los puertos chilenos de Arica e Iquique a diversas ciudades bolivianas.

Un grupo de turistas brasileños procedentes de Chile quedó atrapado en el bloqueo y tuvo que caminar decenas de kilómetros hasta que encontraron vehículos para seguir su viaje, dijo a Efe una fuente de la embajada de Brasil en La Paz.

La Paz, 19 abr (EFE).- El Gobierno boliviano logró hoy un acuerdo con parte del magisterio urbano, que suspende la huelga de hambre con la que reclamaba mejores salarios, a cambio de aumentar de 121 a 135 dólares una paga extra anual y crear una comisión que estudiará sus demandas, aunque no todos los maestros lo aceptan.

Un dirigente de la Confederación del Magisterio Urbano, Jorge Baldivieso, declaró a la prensa que el convenio permite suspender el ayuno que mantenían desde la semana pasada 38 educadores, que además se habían emparedado en sus sedes sindicales.

Sin embargo, la líder de los maestros de La Paz, Wilma Plata, dijo que ella y otros dos dirigentes mantienen la huelga de hambre y seguirán emparedados porque, en su opinión, el convenio firmado por la dirección nacional no garantiza la atención de sus demandas.

Plata, que lleva cuatro días de ayuno, dijo que en 2010 se firmó el mismo convenio para esa paga extra anual y estudiar una mejora de salarios, pero los compromisos nunca se concretaron.

El sindicalista Nilton Pérez, que acompaña a Plata en la huelga, dijo Efe que la decisión de la Confederación es “una traición”, por lo que los educadores paceños mantendrán sus protestas.

Baldivieso reconoció ante los medios que el Ejecutivo no cumplió en 2010 su compromiso, pero agregó que confía en que ahora lo haga, aunque el magisterio sigue en emergencia para decidir nuevas protestas si no avanzan las negociaciones.

Entre tanto, siguen sin cambios el paro nacional y las huelgas de hambre de decenas de médicos y trabajadores de la salud, que exigen al presidente boliviano, Evo Morales, que derogue un decreto de enero pasado que eleva de seis a ocho horas su jornada laboral.

Además, hoy se cumple el cuarto día de un bloqueo campesino en la principal carretera hacia Chile y en La Paz hay movilizaciones y cierres de calles y avenidas por los transportistas, que rechazan un intento de la alcaldía de reordenar el caótico tráfico urbano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo