Rusia y la OTAN siguen su choque por el escudo antimisiles, pero buscan un pacto

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 19 abr (EFE).- La OTAN y Rusia constataron hoy una vez más su profundo desacuerdo sobre el escudo antimisiles que la Alianza está desarrollando en Europa, pero se comprometieron a seguir buscando un compromiso.

“Seguimos sin un acuerdo (…). Y aunque el diálogo no siempre es fácil, seguimos explorando las opciones”, explicó el secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, tras reunirse con los ministros de Exteriores de la organización y el jefe de la diplomacia rusa, Sergéi Lavrov.

Rusia volvió a demandar hoy más garantías a la OTAN de que su sistema de interceptación de misiles de largo alcance -dirigido principalmente a un eventual ataque procedente de países como Irán- no amenaza a la capacidad de disuasión nuclear rusa.

“No necesitamos garantías políticas, necesitamos garantías técnicas”, insistió Lavrov, quien subrayó que las “palabras son importantes”, pero también son necesarias las pruebas.

Rasmussen subrayó que “la mejor garantía” que se puede ofrecer a Rusia es la “cooperación directa” que le ha planteado la OTAN, con acceso a centros conjuntos del sistema antimisiles.

“Con esa cooperación podrá ver con sus propios ojos que nuestro sistema no se dirige contra Rusia”, señaló el político danés, quien recordó que la Alianza no considera a Moscú una amenaza.

Pese al desacuerdo que dura ya años, las dos partes se comprometieron a seguir discutiendo y tratar de lograr un acuerdo.

Un acuerdo que no llegará, tal y como en su momento confiaba la OTAN, en la cumbre aliada de Chicago que se celebra el mes próximo.

Rasmussen confirmó hoy que el presidente electo ruso, Vladimir Putin, no estará en la ciudad estadounidense, pero restó importancia a ese hecho y recordó que ha hablado con él y han convenido celebrar un encuentro cuanto antes.

“No hay nada dramático en el hecho de no tener una cumbre en Chicago. Nuestra relación con Rusia no depende de un sólo encuentro”, subrayó.

Bruselas, 19 abr (EFE).- El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, criticó hoy los calendarios “artificiales” establecidos por la OTAN para su retirada de Afganistán y subrayó los riesgos de que las tropas internacionales dejen el país antes de que éste sea totalmente capaz de gestionar su propia seguridad.

“Mientras Afganistán no sea capaz de garantizar la seguridad en su territorio por sí mismo, los calendarios artificiales de retirada no son correctos y no deberían establecerse de este modo”, aseguró Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse con sus homólogos de la Alianza Atlántica en Bruselas.

El jefe de la diplomacia rusa recordó que la presencia internacional en Afganistán responde a un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU para combatir las amenazas que puedan surgir de este país y que la salida no debería producirse hasta que eso esté garantizado.

Lavrov aseguró que el plan “incierto” de EE. UU. y el resto de aliados sobre su presencia en Afganistán más allá de 2014 -cuando se prevé la retirada del grueso de las tropas- crea “preocupación” en Rusia y en otros países de la región y potencias como China.

En respuesta a esas palabras, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, subrayó en una rueda de prensa que el calendario aliado no tiene nada de artificial y ha sido “preparado cuidadosamente y acordado con nuestros socios afganos”.

“Pero estoy de acuerdo en que no debemos abandonar Afganistán y dejar detrás un posible vacío de seguridad. Tenemos interés en dejar unas fuerzas de seguridad afganas fuertes que puedan garantizar la paz y la seguridad más allá de 2014 y por eso llamamos a la comunidad internacional a financiarla”, añadió.

Rasmussen recordó que la responsabilidad de la estabilidad de Afganistán “no es sólo responsabilidad” y dijo que la organización “apreciaría” contribuciones económicas de Rusia, China y otras potencias al presupuesto a largo plazo del Ejército y la Policía afganos, que se estima en más de 4.000 millones de dólares anuales.

Pese al cruce de declaraciones, el ministro ruso ofreció hoy más cooperación a la Alianza para el tránsito de suministros destinados a Afganistán a través de su territorio.

Lavrov lo hizo a pesar de que lamentó que durante años no se haya invitado a Moscú a las reuniones de los países que trabajan en la misión en el país asiático.

“Creemos que nuestra contribución (…) es mucho más importante que la de otros países que envían dos comandantes a Afganistán y tienen derecho a participar en estos encuentros”, subrayó.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, invitó hoy al Gobierno ruso a tomar parte en una reunión de los aliados con otros países que les apoyan en Afganistán, que tendrá lugar durante la cumbre de la organización en Chicago el mes próximo.

Lavrov aseguró que Moscú debe analizar aún esa opción antes de dar una respuesta, pues lo que le gustaría es poder intervenir en esos foros de forma regular y no como una excepción.

En su rueda de prensa, minutos después, Rasmussen respondió también a este mensaje y subrayó que Moscú ya cuenta con un “acceso muy privilegiado” para discutir todo lo relativo a Afganistán a través del consejo de cooperación OTAN-Rusia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo