Francia pide medios terrestres y aéreos para la misión de la ONU en Siria

Por Publimetro Colombia

París, 19 abr (EFE).- El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, pidió hoy reforzar la misión de observación de la ONU en Siria con medios terrestres y aéreos, que permitan llevar a cabo las tareas que tiene encomendadas, y anunció la presentación de un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad en ese sentido.

El jefe de la diplomacia gala habló de reforzar la misión de Naciones Unidas con “varios centenares de hombres y de medios aéreos” ante ministros de una quincena de países y representantes de organizaciones internacionales, como la responsable de la Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, durante una reunión en París sobre el conflicto sirio.

Afirmó que la oposición siria ha cumplido el alto el fuego previsto en el plan del enviado especial Kofi Annan, pero no el régimen de Bachar al Asad.

“Los grupos armados que están sobre el terreno, cuya coordinación ha sido complicada por la represión, han respetado el alto el fuego, pese a las provocaciones del régimen (…) No se puede decir lo mismo del régimen sirio”, dijo Juppé.

El ministro francés acusó a Damasco de “seguir sin vergüenza la represión que ha provocado decenas de muertos desde que entró en vigor el alto el fuego”, el pasado día 12.

Por ello, pidió que se refuerce la misión de observación con “varios centenares de hombres y medios terrestres y aéreos”, con el fin de que “puedan juzgar claramente la efectividad de la puesta en marcha” del plan diseñado por Annan.

En ese sentido, Juppé afirmó que en los próximos días se presentará un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU para dar carta de naturaleza a la misión de observación.

En particular, el ministro francés subrayó que los observadores deben tener libertad de movimientos y Damasco ha de comprometerse a garantizar su seguridad.

“El plan Annan es la garantía de la paz y de la libertad. Su fracaso sería el camino hacia la guerra civil”, advirtió Juppé.

El responsable de la diplomacia francesa indicó que “el tiempo se agota” y pidió que los observadores se desplieguen y puedan actuar “sin tardanza”.

“Si no fuera así, deberíamos examinar qué otras opciones se abren al Consejo de Seguridad (de la ONU) y a la comunidad internacional”, señaló.

En este sentido, fuentes diplomáticas señalaron que la delegación estadounidense presente en la reunión -encabezada por la secretaria de Estado, Hillary Clinton- se mostró partidaria de incluir sanciones al régimen sirio en la nueva resolución.

Juppé opinó que “todavía no es el caso”, pero destacó que si el plan Annan fracasa “habrá que ir en ese sentido”.

El ministro francés mostró su confianza en poder convencer a Rusia para que apoye la nueva resolución, puesto que Moscú “ha sido partidario del envío de observadores”.

“La posición de Rusia ha cambiado. Apoyó la última resolución, es favorable a una misión de observación en el terreno. No ha querido estar en esta reunión, pero ha habido una evolución significativa de Rusia y puede cambiar más”, añadió.

Juppé descartó por el momento una intervención armada en Siria, pese a que así lo ha solicitado un representante del Ejército Libre Sirio.

El plan de Kofi Annan prevé un alto el fuego y el fin de la represión de la revuelta iniciada hace más de un año, que ha provocado más de 11.000 muertos, según la oposición del país.

París, 19 abr (EFE).- El titular español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que hoy por primera vez participó en París en la reunión ministerial que lidera el grupo de países amigos de Siria, dijo que una misión de observación internacional reforzada contribuiría a reducir “la brutalidad” del régimen de Damasco.

“La experiencia demuestra que, cuando hay una misión de observación, el límite de la brutalidad baja”, declaró Margallo a la prensa al término de una reunión con otros 15 ministro de Exteriores y con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

El envío de una misión reforzada de observación fue la principal conclusión del encuentro, que también respaldó el plan de paz del enviado especial Kofi Annan.

“Hemos constatado una cierta frustración porque el plan de sanciones aprobado hasta ahora (contra el régimen sirio) no ha logrado terminar con las hostilidades y las matanzas que está llevando a cabo el régimen de Bachar al Asad”, señaló.

Margallo indicó que los presentes se mostraron de acuerdo en apoyar el plan Annan, que prevé el cese de las hostilidades, la retirada de las armas pesadas, el libre acceso a la ayuda humanitaria, el derecho de manifestación pacífica del pueblo sirio y una hoja de ruta que culmine en un régimen democrático.

“Este plan tiene un periodo de vida limitado. Cada día que pasa sin que ese plan se ponga en funcionamiento hay matanzas masivas de gente”, alertó el jefe de la diplomacia española.

Margallo afirmó que buscarán una nueva resolución de la ONU sobre la misión de observación para vigilar el cumplimiento del plan Annan, que debe tener “libertad de movimientos”.

“Solo si esa misión de observación y el plan Annan fracasan, se considerarían otras opciones”, dijo sin precisar cuáles.

El ministro español destacó la importancia de que Rusia apoye la nueva resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Mantener el diálogo con Rusia es vital si queremos que el proceso de pacificación avance”, subrayó Margallo.

Por otra parte, resaltó la importancia de que España fuera invitada por primera vez a este encuentro de representantes de países que lideran el grupo de amigos de Siria, entre ellos la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y los ministros de Francia, Alemania, Canadá, Italia, Turquía, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Kuwait, Marruecos, Catar y Túnez.

“A mi juicio, la invitación a España responde a la posición que España tiene en el mundo árabe, que le ha hecho liderar durante mucho tiempo el proceso de Barcelona, hoy Unión Por el Mediterráneo, y que nos ha obligado a visitar muchos países árabes que están muy interesados en la resolución del problema”, resaltó Margallo.

Ginebra, 19 abr (EFE).- La ONU y el Gobierno de Siria firmaron hoy en Damasco el acuerdo que sentará las bases para el despliegue de los cascos azules que supervisarán el alto el fuego en el país.

Ahmad Fawzi, portavoz del enviado especial del secretario general de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, informó en un comunicado de que se trata de un acuerdo sobre los términos del Protocolo que regirá la misión de la avanzadilla de observadores y, posteriormente, el despliegue de un Mecanismo de Supervisión (UNSM).

Se prevé que 300 observadores integren el UNSM, cuya misión será vigilar y consolidar el cese de la violencia “de todas las partes y en todas sus formas y la aplicación del plan (de pacificación) de seis puntos del enviado especial conjunto”, señaló Fawzi.

“Este acuerdo detalla las funciones de los observadores en el cumplimiento de su mandato en Siria y la tareas y responsabilidades del Gobierno sirio a este respecto”, agregó el portavoz, que indicó que la oficina de Annan está teniendo también conversaciones con los grupos armados de oposición sobre el despliegue de la ONU.

Fawzi destacó que “un equipo eficaz de observación sobre el terreno es vital si se quiere que las vidas de las familias sirias vuelvan lentamente a la normalidad”.

“Esta es la razón por la que el enviado especial Kofi Annan hizo del cese de la violencia de todas las partes y en todas sus formas, bajo un mecanismo de supervisión eficaz de la ONU, el primer paso esencial en su paso para llevar la paz a Siria, un plan que tiene el apoyo abrumador de la comunidad internacional”, indicó en la nota.

El portavoz de Annan se felicitó de este primer avance, pero advirtió de que “la parte difícil viene ahora: un auténtico diálogo político liderado por los propios sirios que asuma las preocupaciones y las aspiraciones legitimas del pueblo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo