Las ofensivas en Siria dificultan que la ONU autorice más observadores

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 18 abr (EFE).- La continuación de las ofensivas en Siria por parte de las fuerzas de seguridad dificultan que el Consejo de Seguridad de la ONU autorice el envío de más observadores al país árabe, donde el primer equipo de supervisores se enfrenta a numerosas dificultades para comprobar el respeto al alto el fuego.

La presidenta de turno del máximo órgano internacional de seguridad, la embajadora estadounidense Susan Rice, aseguró hoy que la avanzadilla de observadores que opera ya en el país tiene “dificultades para operar con la libertad necesaria” y puso en duda que se den actualmente las condiciones necesarias para desplegar más observadores.

“No se debería llegar a conclusión alguna sobre si las condiciones van a ser adecuadas para el despliegue de la fase siguiente de observadores”, dijo ante la prensa Rice, mientras el Consejo espera todavía a recibir la propuesta del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para desplegar una misión completa en el país.

Se preveía que Ban, quien regresó hoy de un viaje a Europa, hubiera entregado ya su propuesta al Consejo, pero ahora está previsto que lo haga a última hora de la jornada y sea mediante una carta dirigida a la presidencia del Consejo de Seguridad, que corresponde a Estados Unidos en abril.

Será ya mañana cuando los miembros del Consejo evalúen con detenimiento lo que el secretario general proponga para articular la presencia de un grupo amplio de observadores que comprueben el respeto al alto el fuego en Siria, según contempla el plan de paz del enviado especial Kofi Annan acordado por las partes.

El Consejo de Seguridad espera las instrucciones de Ban con inquietud, ya que, según destacó la embajadora estadounidense, para continuar adelante con el plan de Annan y con el despliegue de los observadores “debe haber un cese sostenido de la violencia”.

Según Rice, el pequeño contingente de observadores que opera desde hace tres días en el país bajo mandato de la ONU debe tener “la capacidad de operar y moverse libremente y sin impedimentos” por Siria.

“Creo que hay razones en ambos puntos para estar preocupados, por lo que, hasta el momento, no se dan las condiciones necesarias”, afirmó la presidenta de turno del Consejo de Seguridad, quien no quiso entrar a valorar la cifra de 250 observadores que varias fuentes citan como los componentes que propondrá Ban.

El propio Ban avanzó el lunes desde Europa su intención de proponer ese número “pese a no ser suficiente”, por lo que Rice pidió esperar a conocer su idea concreta para determinar entonces si esos 250 observadores compondrían la misión completa de la ONU o bien serían solo “una segunda fase” del despliegue.

Esa cifra es, por otra parte, la que Siria considera adecuada, según defendió en Pekín el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, quien pidió además que esos nuevos observadores provengan de países como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, las naciones más reticentes a condenar a Siria.

Por el momento, el equipo inicial de observadores militares no armados de Naciones Unidas, dirigido por el coronel marroquí Ahmed Himmiche, está en Siria por tercer día consecutivo para supervisar la aplicación del plan de paz de Annan.

Mientras tanto, la violencia persiste en el país, donde se dejó sentir, entre otras partes, en Erbin, población cercana a Damasco y visitada también este mismo miércoles por la avanzadilla de observadores, aunque no ha trascendido si el equipo ha presenciado el intercambio de fuego en el lugar.

Pese a su presencia, las fuerzas gubernamentales lanzaron este miércoles ataques y practicaron detenciones contra los rebeldes en Homs (centro), Idleb (norte), Deraa (sur) y los alrededores de Damasco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y los opositores Comités de Coordinación Local.

Ante esa situación, crece la preocupación entre los miembros del Consejo, ya que no quieren arriesgarse a que la misión acabe fracasando, como ya ocurriera con el componente que la Liga Árabe envió al país a principios de año.

Con ese escenario de fondo, el máximo órgano de decisión de la ONU se prepara para analizar el jueves a las 13.00 GMT la propuesta de Ban, junto al francés Jean-Marie Guéhenno, asistente de Annan, y el guatemalteco Edmond Mulet, representante del Departamento de Operaciones de Paz de Naciones Unidas (DPKO).

El Consejo no tomará ninguna medida para implementar la propuesta de Ban hasta la próxima semana, cuando reciba un nuevo informe de Kofi Annan sobre la evolución de la situación en Siria, donde, desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Al Asad, más de 9.000 personas han muerto, según la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo