Jartum pide a la Liga Árabe una reunión urgente sobre la situación en Sudán del Sur

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Jartum ha pedido a la Liga Árabe que convoque una reunión urgente la próxima semana para tratar la situación en Sudán y Sudán del Sur tras la disputa desencadenada entre ambos por la zona petrolera de Heglig.

Fuentes de la Liga Árabe afirmaron a Efe que el secretario general de esta organización, Nabil al Arabi, ha mantenido contactos con ministros árabes de Asuntos Exteriores para precisar una fecha para esta reunión y decidir el apoyo necesario a Sudán.

El Gobierno de Jartum acusó ayer al Ejército de Sudán del Sur de destruir las instalaciones petroleras de la zona de Heglig, ocupada por las fuerzas sursudanesas desde el martes pasado.

Por su parte, una fuente de la embajada de Sudán del Sur en El Cairo afirmó hoy en un comunicado que su país no ha atacado territorios sudaneses y aseguró que Sudán del Sur es el Estado agredido “a diario” mediante los bombardeos aéreos lanzados por las Fuerzas Aéreas Armadas sudanesas.

Esta fuente pidió, además, a la Liga Árabe que “sea cauta” en sus declaraciones para que contribuya a la solución del conflicto.

Asimismo, dijo que esperaba que el organismo panárabe enviara a un representante a la zona de conflicto para conocer sobre el terreno la situación verdadera y colaborar así en la solución.

La disputa por Heglig se recrudeció la semana pasada, cuando el Ejército de Sudán del Sur pasó a controlar la zona, lo que llevó a Jartum a lanzar contraofensivas para expulsar a las fuerzas del Sur.

La rica región petrolera de Heglig contiene una de las mayores reservas de crudo de Sudán y su soberanía es reclamada por ambos países, que en las últimas semanas han vivido una escalada bélica, principalmente en las áreas fronterizas.

Adis Abeba, 18 abr (EFE).- El Gobierno de Sudán instó hoy a la comunidad internacional a ejercer una mayor presión para que Sudán del Sur, con el que mantiene un conflicto por el control de la zona petrolera de Heglig, retire sus efectivos de esa región.

Mustafá Ousman, consejero del presidente de Sudán, Omar Al Bachir, llegó hoy a Adis Abeba, donde se encuentra la sede de la Unión Africana (UA), para pedir apoyo contra la invasión de Sudán del Sur de Heglig, iniciada el pasado 10 de abril.

“Sudán está respondiendo a la invasión pacientemente, aunque nos encontramos bajo una presión enorme de la población para que liberemos Heglig con los medios que hagan falta”, dijo Ousman a los periodistas en Adis Abeba.

El representante del Gobierno de Sudán se reunión en Etiopía con el presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping; con el comisario del Consejo de Paz y Seguridad de la misma organización, Rmatene Lamamra; el primer ministro etíope, Meles Zenawi, y el ex jefe de Estado de Sudáfrica, Thabo Mbeki, que media en el conflicto.

Según Ousman, la inmediata respuesta de Sudán a la invasión de Heglig depende del tipo de presión que ejerza la comunidad internacional sobre Sudán del Sur para retirarse de la zona, el comportamiento y la reacción de Yuba, y la medida en la que Jartum pueda contener la ira de su población.

Ousman acusó también a Yuba de estar armando a los rebeldes de la zona de Darfur y de no haber desarmado a sus milicias en la región del Nilo Azul y en las montañas de Nuba, mientras que Jartum sí que ha cumplido con los compromisos que llevaron al fin de una guerra civil de más de tres décadas y a la independencia de Sudán del Sur.

La disputa por Heglig se recrudeció el pasado martes, cuando el Ejército de Sudán del Sur pasó a controlar la zona, lo que llevó a Jartum a lanzar contraofensivas para expulsar a las fuerzas del Sur.

La rica región petrolera de Heglig contiene una de las mayores reservas de crudo de Sudán y su soberanía es reclamada por ambos países, que en las últimas semanas han vivido una escalada bélica, principalmente en las áreas fronterizas.

Jartum, 18 abr (EFE).- El presidente sudanés, Omar Hasán al Bashir, prometió hoy “liberar” a Sudán del Sur de sus actuales gobernantes, el Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS), en medio de la escalada de la crisis entre ambos países.

“Nuestro principal objetivo desde hoy es liberar a Sudán del Sur del Gobierno del MPLS. Es nuestra responsabilidad ante nuestros hermanos sursudaneses”, aseguró Bashir en un discurso ante una reunión de las juventudes de su Partido del Congreso Nacional.

Para Bashir, los regímenes de Jartum y Yuba “no caben juntos en las fronteras del antiguo Sudán”, por lo que anticipó que uno de los dos deberá acabar con el otro.

De igual forma, el presidente sudanés adelantó que en las próximas horas se producirán “buenas noticias desde el frente de la lucha entre ambas partes” en la disputada zona petrolera de Heglig, que fue ocupada el pasado 10 de abril por las fuerzas sursudanesas.

A este respecto, un alto cargo diplomático de Jartum advirtió hoy de que su Gobierno usará todos los medios para poner fin a la “agresión” contra la región de Heglig.

El director del Departamento de Relaciones Internacionales del Ministerio sudanés de Asuntos Exteriores, Omar Dahab, dijo en declaraciones a la prensa en Jartum que su país tiene el derecho de adoptar medidas diplomáticas y militares para cumplir con ese objetivo.

En ese sentido, calificó lo que sucede en esa área como “un menosprecio a los principios de la Carta de la ONU que prohíben la agresión a los países, especialmente la ocupación, que supone la más brutal de las agresiones”.

“El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe trabajar para poner fin a la situación (en Heglig)”, indicó Dahab, antes de recordar que la petición de la presidenta de turno de ese órgano internacional, la estadounidense Susan Rice, de aplicar sanciones a Jartum y Yuba es “injusta”.

Asimismo, el responsable sudanés aseguró que su país tiene derecho a ser indemnizado por todas las pérdidas causadas por la ocupación sursudanesa de Heglig.

El Ejecutivo sudanés pidió hoy a la Liga Árabe que convoque una reunión urgente la próxima semana para tratar la disputa.

Jartum acusó ayer al Ejército sursudanés de destruir las instalaciones petroleras de la zona de Heglig, aunque Sudán del Sur asegura que su país no ha atacado territorios sudaneses y es el Estado agredido “a diario” en los bombardeos lanzados por las Fuerzas Aéreas Armadas sudanesas.

La disputa por Heglig se recrudeció la semana pasada, cuando el Ejército de Sudán del Sur pasó a controlar la zona, lo que llevó a Jartum a lanzar contraofensivas para expulsar a las fuerzas del Sur.

La rica región petrolera de Heglig contiene una de las mayores reservas de crudo de Sudán y su soberanía es reclamada por ambos países, que en las últimas semanas han vivido una escalada bélica, principalmente en las áreas fronterizas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo