Los timorenses eligen de presidente a un militar curtido en la resistencia

Por Publimetro Colombia

Sídney (Australia), 17 abr (EFE).- El otrora guerrillero y jefe de las Fuerzas Armadas de Timor Oriental, José María Vasconcelos, ha ganado la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, según los resultados preliminares anunciados hoy por la Comisión Nacional Electoral.

La proclamación oficial del vencedor se hará después de que el tribunal de Apelaciones revise los alrededor de 458.000 votos emitidos la víspera y cuyo volumen representa un índice de participación del 71 por ciento.

Los datos difundidos a través de la televisión local por Tomas Cabral, miembro de la Comisión Nacional Electoral, conceden el 61,2 por ciento de las papeletas a Vasconcelos, de 56 años, más conocido entre la población por su apodo guerrillero “Tau Matan Ruak” (“Dos ojos afilados”).

Quedó derrotado, con el 38,8 por ciento, Francisco Guterres “Lu Olo”, otro antiguo miembro de la resistencia contra la ocupación indonesia.

Vasconcelos había dicho que si ganaba se ocupará de los veteranos, de la tercera edad, de la juventud sin trabajo, de mejorar los derechos de la mujer y de llevar el desarrollo a las zonas rurales, donde reside la mayor parte de los 1,1 millones de habitantes, por citar algunos de los puntos de su programa.

Entre sus promesas destaca el establecimiento del servicio militar obligatorio para reducir el desempleo entre la juventud.

El cargo de Jefe de Estado de Timor Oriental es fundamentalmente representativo y los poderes ejecutivos recaen en el primer ministro.

No obstante, el presidente electo cuenta con el apoyo del actual primer ministro, Xanana Gusmao, con quien combatió contra las tropas indonesias que entraron en Timor Oriental en 1975.

El Parlamento de la nación también tiene que renovarse el próximo 7 de julio.

Vasconcelos, que comandó las Fuerzas Armadas hasta el año pasado, fue investigado por la ONU y el organismo multilateral recomendó su procesamiento por armar a ciudadanos durante los disturbios de 2006 que llevaron al país al borde de la guerra civil y que determinaron el regreso de las tropas de Naciones Unidas.

En la crisis de 2006, Xanana ocupaba la jefatura del Estado y gobernaba el Frente Revolucionario de Timor Oriental Independiente (Fretilin), el partido de “Lu Olo”.

A raíz de los disturbios, el Fretilin perdió el Gobierno de la nación y Jose Ramos-Horta, otra figura histórica de la lucha contra Indonesia, cambió la cartera de Asuntos Exteriores por el cargo de primer ministro.

Se celebraron elecciones presidenciales y legislativas el año siguiente supervisadas por la ONU y ganó las primeras Ramos-Horta, Nobel de la Paz, y las segundas el Fretilin, pero con escaso margen sobre el partido de Gusmao.

Gusmao demostró su capacidad en las negociaciones parlamentarias y forjó una alianza con los otros partidos del Parlamento para gobernar y dejar al Fretilin en la oposición.

La misión de la ONU en Timor Oriental ha dicho que si los dos comicios de este año se celebran en condiciones se retirará del territorio a finales de año, aunque sigan vivas las rivalidades que desataron la crisis de 2006.

Portugal se retiró de Timor Oriental en 1974 y al año siguiente fue invadida militarmente por Indonesia, que la mantuvo sometida durante 24 años.

El 30 de agosto de 1999, los timorenses votaron por su independencia en un referéndum plagado de violencia y que organizó la ONU tras un acuerdo de Indonesia y Portugal para tratar de cerrar un conflictivo capítulo de la historia timorense.

Timor Oriental obtuvo la independencia el 20 de mayo de 2002 y el mes que viene celebrará su décimo aniversario bajo la presidencia de Vasconcelos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo