Le Pen llama al voto útil para ir a segunda ronda de las elecciones francesas

Por Publimetro Colombia

París, 17 abr (EFE).- La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia Marine Le Pen protagonizó hoy el mayor mitin de su campaña, 6.000 personas reunidas en una gran sala de conciertos de París, en el que hizo un llamamiento al voto útil que le permita pasar a la segunda vuelta.

Un objetivo que los sondeos le auguran muy complicado, pero que Le Pen considera posible porque hay “una mayoría silenciosa” que, a su juicio, sorprenderá a los responsables de las encuestas.

La aspirante habló ante la mirada de su padre, Jean-Marie Le Pen, fundador del Frente Nacional (FN), y en su única intervención de campaña en la capital de Francia, a cinco días de la primera vuelta electoral del próximo domingo.

La presidenta del Frente Nacional se definió como “la candidata de la soberanía del pueblo francés, la única que defiende a los ciudadanos” frente a los “ataques de la globalización” y de la Unión Europea, a la que acusó de ser la responsable de la mayor parte de los males que sufre su país.

En un encendido discurso, muy aplaudido por el público, Le Pen pidió el voto de los “defraudados” por la política llevada a cabo en los últimos cinco años por Nicolas Sarkozy, contra quien no ahorró ataques.

“Votar a Sarkozy no sirve de nada porque no ha hecho nada”, dijo Le Pen en un llamamiento a los electores del presidente saliente y candidato a la reelección.

Pero también se dirigió a los abstencionistas, una cuarta parte de la población, según los sondeos, a quienes pidió “que no se resignen por una campaña aburrida” y se hagan “las preguntas que importan para el futuro”.

Le Pen afirmó que ella es “la única que ha tratado en la campaña los asuntos importantes” y atacó al resto de candidatos.

Al socialista François Hollande, favorito de las encuestas para ganar la segunda vuelta del próximo 6 de mayo, le reprochó preconizar la misma política que Sarkozy, “que aplasta a las clases medias”.

“Los dos tienen la misma sumisión a los ricos y a los poderosos”, afirmó.

Frente a esas políticas, Le Pen aseguró que con su victoria “nada será como antes” y avisó: “Aristócratas del poder, el pueblo se invita a vuestra mesa para recuperar lo que es suyo”.

En un discurso desierto de propuestas y plagado de críticas, Le Pen apostó por el patriotismo económico y social, por dar prioridad a la producción nacional frente a las importaciones y por proteger la identidad francesa frente a la inmigración.

A cinco días de la primera vuelta electoral, Le Pen trató así de relanzar su campaña.

Según un sondeo publicado hoy por el periódico “Le Monde”, obtendrá el 15,5 % de los votos, lejos del 27 % que la misma encuesta da a Hollande y Sarkozy, que se jugarían la presidencia en la segunda ronda.

El candidato socialista mantiene la ventaja en la elección decisiva con el 56 % de la intención de voto.

Hollande participó en un mitin en Lille, al norte del país, donde propuso que su apuesta por la juventud no sea una iniciativa francesa, sino europea.

El aspirante socialista recibió el apoyo de una ex secretaria de Estado de Sarkozy, Fadela Amara, y de la ecologista Corine Le Page, próxima al centrista François Bayrou.

El expresidente francés Jacques Chirac desmintió a través de su entorno un rumor según el cual tenía pensado votar a Hollande, aunque no aclaró por quién lo hará.

Sarkozy, que no logra remontar en los sondeos sobre la segunda vuelta, se centra en tratar de ganar la primera, para lo que pidió los votos al electorado del FN.

“El voto a Le Pen no dará ninguna respuesta a los sufrimientos de los ciudadanos”, aseguró.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo