El presidente surcoreano insta al Norte a dejar las armas y abrirse al mundo

Por Publimetro Colombia

Seúl, 16 abr (EFE).- El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, instó hoy a Corea del Norte a olvidar sus intenciones nucleares y a abrirse al mundo, un día después de que Pyongyang celebrara con un desfile militar el centenario de su fundador, informó la agencia Yonhap.

“Corea del Norte no tiene la necesidad de provocar miedo. Nadie intenta amenazar o cambiar a Corea del Norte a través de la fuerza o la coerción”, afirmó Lee en su discurso radiofónico quincenal, en el que auguró que si el país decide cambiar, no sólo Seúl, sino la comunidad internacional “querrán cooperar” con Pyongyang.

Las declaraciones de Lee se producen después de que el régimen de Kim Jong-un festejara ayer, con un masivo desfile militar en Pyongyang, el centenario del fundador del país, Kim Il-sung, y tras su intento fallido, el viernes, de lanzar un supuesto satélite de observación terrestre mediante un cohete portador.

“Corea del Norte debe pensar que puede amenazar al mundo y promover su unidad interna con armas nucleares y misiles, pero esto les pone en un gran peligro”, añadió Lee.

El lanzamiento, que países como Corea del Sur, EEUU o Japón, consideran como una prueba balística encubierta, provocó la condena de la comunidad internacional al violar dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Lee añadió que el único modo en que Corea del Norte puede sobrevivir es abandonando su programa nuclear y cooperando con la comunidad internacional a través de reformas y de su apertura, tal y como han hecho otros países como China o Vietnam.

Según las estimaciones surcoreanas, el frustrado lanzamiento del cohete le supuso a Pyongyang un gasto estimado de 850 millones de dólares, lo que habría permitido comprar hasta 2,5 millones de toneladas de maíz para alimentar a su empobrecida población.

Algo que para Lee es incomprensible ya que “el propósito de la existencia de un país es hacer vivir a la gente feliz y cómoda”, añadió el presidente de Corea del Sur, en guerra técnica con el Norte desde que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 concluyera con un armisticio en vez de un tratado de paz.

Precisamente, el lanzamiento del cohete provocó que Washington diera por cancelado el pacto suscrito en febrero que le comprometía a suministrar 240.000 toneladas de ayuda alimentaria a cambio de que Pyongyang abandonara sus programas nucleares y de misiles.

Tokio, 16 abr (EFE).- Corea del Norte mantendrá su programa de desarrollo espacial pese al fracaso que supuso el lanzamiento, el pasado viernes, de un cohete de largo alcance con el supuesto objetivo de poner un satélite en órbita, informa hoy el diario nipón pro-norcoreano Choson Sinbo.

El rotativo, que cita una fuente del Comité norcoreano de Tecnología Espacial, señala que Pyongyang prepara el desarrollo de otro satélite y un cohete portador más grande que el Unha-3 utilizado el pasado viernes, 13 de abril.

Este último cayó al mar apenas dos minutos después de despegar, según EE.UU., Corea del Sur y Japón, que habían instado a Corea del Norte a desistir del lanzamiento al considerarlo una prueba encubierta de un misil balístico.

El Choson Sinbo indica que el fracasado lanzamiento del viernes corresponde a la primera etapa del programa quinquenal norcoreano que comenzó este año para poner en órbita un satélite meteorológico.

Sin embargo, la explosión en pleno vuelo del Unha-3, una versión mejorada del sistema de propulsión del Taepodong-2 capaz de portar una cabeza nuclear, apunta, según los expertos, a que su desarrollo se encuentra aún en una fase inicial.

El diario pro-norcoreano añade que Pyongyang mantendrá sus aspiraciones espaciales alentado por las instrucciones que dejó el difunto líder Kim Jong-il, padre del actual dirigente, Kim Jong-un, que las consideraba necesarias para construir una nación próspera y poderosa.

En este sentido, ayer domingo, durante la celebración del centenario del fundador del país, Kim Il-sung, el joven líder Kim Jong-un se comprometió en su primer discurso público a respetar las instrucciones de su padre, nombrado recientemente “secretario general eterno” del Partido de los Trabajadores.

El fallido lanzamiento del pasado viernes llevó a que la ONU “deplorara” la acción y a que EEUU cancelara el pacto suscrito en febrero que le comprometía a suministrar 240.000 toneladas de ayuda alimentaria a Pyongyang a cambio de que el régimen abandonara sus programas nucleares y de misiles.

Seúl, 16 abr (EFE).- El subsecretario de Estado de EE.UU. para Asia y Pacífico, Kurt Campbell, instó hoy a la comunidad internacional a unir frentes para prevenir “nuevas provocaciones” de Corea del Norte tras el fallido lanzamiento de un cohete de largo alcance el pasado viernes, informó la agencia local Yonhap.

“Aunque el lanzamiento fue un fracaso, supuso una provocación que amenaza la seguridad internacional, viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y contraviene los propios compromisos” norcoreanos, dijo Campbell en Seúl, adonde llegó hoy procedente de Tokio.

Ante la posibilidad de que el régimen de Pyongyang lleve a cabo una nueva prueba nuclear, Campbell se limitó a señalar que entre EE.UU., China, Rusia, Japón y Corea del Sur hay una “fuerte determinación” de disuadir al régimen comunista de nuevas provocaciones.

Todos estos países son miembros del estancado diálogo a seis bandas para la desnuclearización norcoreana, bloqueado desde que Corea del Norte se retiró de la mesa de negociación en 2009, después de que la ONU condenara el lanzamiento de un cohete de largo alcance similar al que lanzó, sin éxito, hace tres días.

Durante su visita a Seúl, Campbell se reunió con el ministro surcoreano de Asuntos Exteriores, Kim Sung-hwan, y el enviado nuclear de Seúl, Lim Sung-nam, para analizar la situación en la península coreana tras el lanzamiento del 13 de abril.

El régimen de Pyongyang sostiene que el objetivo era poner en órbita un satélite de observación, pero buena parte de la comunidad internacional lo consideró una prueba encubierta para mejorar su tecnología de misiles balísticos.

Tras el lanzamiento, Washington anunció la cancelación del acuerdo alcanzado en febrero con Corea del Norte, por el que se comprometía a enviarle 24.000 toneladas de ayuda alimentaria a cambio de la suspensión de su programa nuclear y de misiles.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo