Militantes del Movimiento Sin Tierra ocupan la sede de un Ministerio en Brasilia

Por Publimetro Colombia

Brasilia, 16 abr (EFE).- Unos 1.500 militantes del Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil ocuparon hoy la sede del Ministerio de Desarrollo Agrario para marcar el inicio de una serie de manifestaciones previstas para este mes y exigir una audiencia con la presidenta Dilma Rousseff, informó la Policía.

Unos 300 integrantes de la organización campesina ingresaron en las dependencias del Ministerio hacia las 05.40 hora local (08.40 GMT) mientras que el resto cercó la edificación para evitar cualquier intento de las autoridades de retomarlo, según la dirección de la Policía Militarizada de Brasilia.

El líder campesino José Damasceno, uno de los coordinadores nacionales del MST, aseguró que la invasión marca el inicio de la llamada “Jornada de luchas” del “Abril Rojo”, como el Movimiento se refiere a las manifestaciones y ocupaciones que protagoniza todos los años en este mes.

Las protestas del “Abril Rojo” son utilizadas para reforzar las reivindicaciones del movimiento y recordar a los 19 campesinos asesinados por policías el 17 de abril de 1996 en Eldorado dos Carajás, un municipio del estado amazónico de Pará.

El MST, que representa a miles de campesinos, presiona avances en la reforma agraria mediante la ocupación de haciendas que considera improductivas.

Según Damasceno, el MST mantendrá la ocupación del Ministerio de Desarrollo Agrario hasta que Rousseff les confirme una fecha para una audiencia en la que quieren exponer sus reivindicaciones.

“Tras un año y cuatro meses desde el inicio del mandato, el Gobierno (de Rousseff) aún no inició la reforma agraria prometida por no considerarla una prioridad política”, aseguró el dirigente.

Además de protestar por el supuesto estancamiento de la reforma agraria, los Sin Tierra también alegan que el Gobierno ha disminuido las inversiones para expropiaciones de tierras y para la construcción de infraestructuras que beneficien a los pequeños agricultores.

“La presidenta ha demostrado que quiere el desarrollo de Brasil, pero para eso es necesario resolver la deuda social”, agregó Damasceno al referirse a la concentración de la propiedad de las tierras en Brasil.

Entre las reivindicaciones que pretenden presentar en la audiencia que piden con la presidenta, los líderes del MST citan el asentamiento de cerca de 186.000 familias que viven en campamentos de la organización en diferentes regiones del país.

Según dirigentes del MST, esa organización debe hacer esta semana otras ocupaciones de edificaciones públicas y de haciendas consideradas improductivas. EFE

cm/joc/eat

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo