La Junta Militar de Guinea Bissau decreta el cierre de todas las fronteras del país

Por Publimetro Colombia

Bissau, 16 abr (EFE).- La Junta Militar que detenta el poder en Guinea Bissau decretó hoy el cierre de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas del país, informó la emisora estatal Radio de Difusión Nacional (RDN).

La Junta precisó, en un comunicado divulgado por la emisora, que sólo los aviones identificados estarán autorizados a aterrizar en el aeropuerto de Bissau, que permanece cerrado al tráfico desde el pasado jueves.

Los militares golpistas hicieron pública esta decisión después de que Portugal anunciara ayer el envío de una fuerza naval, con el eventual objetivo de evacuar a ciudadanos lusos y de otras nacionalidades de la antigua colonia portuguesa.

Para hoy se espera la llegada a la capital del país africano de una delegación de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para buscar una salida a la crisis.

La CEDEAO ha denunciado la asonada y ha exigido el retorno a la legalidad constitucional.

Además, la Junta Militar anunció ayer la disolución de todas las instituciones del país y la creación de un Consejo Nacional de Transición cuyos mandato y composición se decidirán hoy en una reunión entre la junta y algunos partidos políticos.

El golpe de Estado, perpetrado el pasado día 12, se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se encuentra en pleno proceso electoral para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales fijados para el próximo 29 de abril.

Los responsables de la asonada aseguraron que actúan contra un supuesto “acuerdo secreto” entre Guinea Bissau y Angola -que tiene desplegados unos 200 soldados destinados a ayudar en la reforma del Ejército guineano- que amenaza la soberanía nacional.

El golpe de Estado fue condenado por Estados Unidos, la Unión Africana, la CEDEAO, la Unión Europea, el Consejo de Seguridad de la ONU, y la antigua metrópoli, Portugal, entre otros.

Bissau, 16 abr (EFE).- La Administración pública de Guinea Bissau quedó paralizada hoy por una huelga general convocada por los sindicatos, que protestan así contra el golpe de Estado perpetrado el 12 de abril por una junta militar.

Según ha podido comprobar Efe, la huelga, convocada por el Sindicato Nacional de los Trabajadores de Guinea Bissau (SNTGB) y la Confederación Nacional de los Trabajadores (CNT) a través de un comunicado conjunto, fue secundada de forma masiva por los trabajadores de la administración pública.

Ambos sindicatos invitaron a sus seguidores a quedarse en sus casas, y a los trabajadores de los servicios hospitalarios, de los aeropuertos y de los puertos a mantener un servicio mínimo.

El SNTGN y el CNT apuntaron en el comunicado que consideran que el golpe de Estado amenaza el funcionamiento de la administración, por lo que instaron a los trabajadores a no acudir a su puestos hasta que no se restablezcan las instituciones democráticas del país.

El llamamiento de los sindicatos afectó también, aunque en menor medida que en el sector público, a las empresas privadas, puesto que algunos empleados decidieron secundar la huelga.

Por otra parte, el anuncio del envío de una fuerza naval portuguesa frente a las costas de Guinea Bissau despertó temor entre la población de la capital, lo que ha provocado el inicio de un éxodo hacia el interior del país.

Cientos de personas optaron hoy por abandonar Bissau con destino a localidades de provincia para huir de posibles enfrentamientos armados.

“Me marcho para evitar que se reproduzca la situación que ya vivimos en 1998”, dijo a Efe Fatoumata Cissé, una joven estudiante, al recordar la intervención de soldados senegaleses tras un golpe de estado contra el entonces presidente, Joao Bernardo Vieira.

“No queremos que nos sorprendan otra vez los eventos”, comentó Cissé, que viajaba a Dissorang, 80 kilómetros al norte de Bissau, donde pretende permanecer hasta nuevo aviso.

Mientras, se espera la llegada a Bissau de la misión de mediación de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para buscar una salida a la crisis que atraviesa el país.

La junta y algunos partidos políticos que tenían previsto examinar hoy la composición y el mandato del consejo nacional de transición no se han reunido como anunciado anteriormente.

Según fuentes de los partidos políticos, la llegada de la misión de la CEDEAO motivó el aplazamiento de la reunión, que también debía examinar la formación del gobierno de unidad nacional, anunciado ayer por los militares junto con la disolución de todas las instituciones del país.

El golpe de Estado, perpetrado el pasado día 12, se produjo mientras el país -uno de los más pobres del mundo- se encuentra en pleno proceso electoral para celebrar la segunda ronda de sus comicios presidenciales el próximo 29 de abril.

Los responsables de la asonada aseguraron que actúan contra un supuesto “acuerdo secreto” entre Guinea Bissau y Angola -que tiene desplegados unos 200 soldados destinados a ayudar en la reforma del Ejército guineano- que amenaza la soberanía nacional.

El golpe de Estado fue condenado por Estados Unidos, la Unión Africana, la CEDEAO, Portugal y el Consejo de Seguridad de la ONU, entre otros.

Lisboa, 16 abr (EFE).- El presidente de Timor Oriental y premio Nobel de la Paz, José Ramos-Horta, aceptó ejercer de mediador en la crisis abierta en Guinea Bissau tras el golpe militar del jueves, según confirmaron hoy fuentes diplomáticas del país asiático.

El propio Ramos-Horta se había ofrecido recientemente para interceder en el conflicto, que mantiene en manos de los sublevados y en paradero desconocido tanto al primer ministro guineano, Carlos Gomes Júnior, como al presidente en funciones, Raimundo Pereira, lo que ha puesto en alerta a la comunidad internacional.

Los militares que protagonizaron el golpe se pusieron hoy en contacto con el presidente de Timor Oriental por vía telefónica y le hicieron saber su interés en que actúe de negociador en la crisis, según explicó a EFE el embajador del país asiático en la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), José Barreto.

Estas mismas fuentes apuntaron que Ramos-Horta aceptó la proposición, aunque precisaron que para que el presidente de Timor Oriental ejerza de mediador es imprescindible que exista “entendimiento entre las dos partes” sobre su participación y que se ejerza en el marco de la CPLP.

Pese a situarse en continentes diferentes, Timor Oriental y Guinea Bissau tienen en común su pasado como colonias portuguesas, por lo que forman parte de la CPLP, en la que también figuran Angola, Brasil, Cabo Verde, Mozambique y Santo Tomé y Príncipe.

En declaraciones recogidas hoy desde la capital de Timor por medios lusos, Ramos-Horta exigió como condición imprescindible para interceder en la crisis que las autoridades guineanas retenidas por los militares sean puestas en libertad.

“Quiero insistir en que es una condición ‘sine qua non’ para cualquier diálogo, ya sea dirigido por mí o por cualquier otro mediador de la CPLP, que sean liberados el primer ministro, Carlos Gomes Júnior, y el resto de detenidos”, subrayó.

El presidente de Timor Oriental solicitó igualmente garantías de que éstos no hayan sufrido “ningún tipo de acto de violencia física o psicológica”, y consideró que una declaración de la “junta militar” en este sentido es “indispensable” para que la CPLP contribuya a encontrar una solución.

Ramos-Horta, jefe de Estado de su país desde 2007, abandonará próximamente su cargo después de presentarse a la reelección en los comicios del pasado mes de marzo y ser superado por otros dos candidatos, que compiten precisamente hoy en segunda ronda por asumir la presidencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo