El campamento de la ONU en Sudán del Sur se ve afectado por los bombardeos de Jartum

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 16 abr (EFE).- Un campamento de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) se vio afectado por los últimos bombardeos del Ejército de Sudán en territorio de sus vecinos de sur tras la ocupación de la región fronteriza de Heglig.

El portavoz de la ONU, Eduardo del Buey, confirmó hoy ante la prensa que el campamento de la UNMISS en la localidad sursudanesa de Mayom, en el estado de Unity, ha sufrido “daños materiales” después de recibir el fin de semana el impacto de dos bombas que no han dejado ni heridos ni fallecidos entre el personal de la misión.

El bombardeo que afectó a las instalaciones de la misión del organismo internacional se enmarca en las últimas operaciones llevadas a cabo en suelo sursudanés por las fuerzas de Jartum, que también lanzaron dos bombardeos aéreos sobre la población de Bentiu, también en el estado de Unity, según añadió Del Buey.

El portavoz evitó ofrecer más detalles al respecto e indicó que los responsables de la UNMISS investigan en estos momentos para recabar más información de los ataques.

Por su parte, la presidenta de turno del Consejo de Seguridad de la ONU, la embajadora estadounidense Susan Rice, aseguró que el bombardeo es “condenable y deplorable”.

“El hecho de que el bombardeo, producido muy en el interior de Sudán del Sur, haya afectado a las instalaciones de la UNMISS es particularmente condenable y deplorable”, dijo Rice ante la prensa a la salida de una reunión del máximo órgano de decisión de la ONU.

La diplomática estadounidense recordó que “el Consejo de Seguridad ha sido muy claro y está gravemente preocupado ante la escalada de la tensión entre Sudán y Sudán del Sur, y ha condenado ya los bombardeos aéreos de las tropas sudanesas”.

“Creemos, según informaciones de la prensa, que hay varios fallecidos en la zona que rodea al campamento, pero hasta ahora nada indica que haya víctimas entre el personal que estaba en el interior de la base de la UNMISS”, añadió Rice.

La embajadora aseguró que la escalada del conflicto entre Jartum y Yuba ocupará de nuevo la agenda del Consejo de Seguridad esta semana, cuando espera recibir informes del expresidente sudafricano Thabo Mbeki, cabeza del grupo mediador de la Unión Africana, y del enviado especial de la ONU para Sudán, Haile Menkerios, aunque no dio fechas concretas para ello.

La tensión entre Sudán y Sudán del Sur se ha recrudecido después de que el pasado martes fuerzas del Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS), que gobierna en Yuba, se instalaron en la disputada región de Heglig, lo que llevó a Jartum a lanzar contraofensivas para expulsar a las fuerzas del Sur.

La rica región petrolera de Heglig contiene una de las mayores reservas de crudo de Sudán y su soberanía es reclamada por ambos países, que en las últimas semanas han vivido una escalada bélica, principalmente en las áreas fronterizas.

Naciones Unidas, 16 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró hoy su petición a las autoridades de Sudán y Sudán del Sur para que cesen “inmediatamente” todas las hostilidades, y mostró su alarma ante el incremento de la presencia de milicias armadas en la disputada región de Abyei.

“El secretario general reitera su profunda preocupación ante las continuadas hostilidades entre Sudán y Sudán del Sur, y su impacto sobre los civiles inocentes”, dijo el portavoz de Ban, Eduardo del Buey, en un comunicado en el que pidió a ambas partes “el fin inmediato de los combates”.

El máximo responsable de la ONU lanzó un llamamiento a las autoridades de Sudán para que detengan los bombardeos sobre el Sur, al tiempo que pidió a Yuba que se retire también inmediatamente de la zona de la región fronteriza de Heglig, rica en petróleo y que ocuparon la pasada semana.

Ban invitó a ambos países a recurrir a “los instrumentos diplomáticos y legales para resolver sus diferencias sobre el estatus de Heglig”, mientras que también se refirió a Abyei, otra de las zonas que se disputan Jartum y Yuba desde la independencia del Sur el pasado año.

“El secretario general está alarmado ante las informaciones referidas el pasado fin de semana sobre el incremento de las milicias armadas en el área de Abyei, lo que viola los acuerdos del 20 de junio, en los que las partes se comprometieron a retirar inmediatamente de la zona todo elemento armado”, añadió.

En ese sentido, pidió concretamente al Gobierno de Sudán que garantice “la retirada completa e inmediata de todos esos elementos” de Abyei, una zona en disputa por se rica en petróleo.

Ban llamó además a los presidentes de Sudán, Omar al Bachir, y al de Sudán del Sur, Salva Kir, a cumplir “con sus responsabilidades para mantener la paz y la estabilidad”, y les exhortó a que se reúnan en una cumbre presidencial “lo antes posible”.

La tensión entre Sudán y Sudán del Sur se ha recrudecido después de que el pasado martes fuerzas del Movimiento Popular para la Liberación de Sudán (MPLS), que gobierna en Yuba, se instalaran en la disputada región de Heglig, lo que llevó a Jartum a lanzar contraofensivas para expulsar a las fuerzas del Sur.

En el marco de esa operación contraofensiva, las fuerzas de Jartum han lanzado en los últimos días al menos tres bombardeos aéreos sobre Sudán del Sur, según anunció hoy la ONU, que informó de que un campamento de su misión en el país (UNMISS) sufrió daños materiales tras recibir el impacto de dos bombas que no han causado víctimas entre el personal de la misión.

El bombardeo afectó a las instalaciones de la UNMISS en la localidad sursudanesa de Mayom, en el estado de Unity, mientras que las fuerzas sudanesas también lanzaron dos bombardeos aéreos sobre la población de Bentiu, en el mismo estado.

El Consejo de Seguridad de la ONU analizará de nuevo el martes la escalada de la tensión entre Sudán y Sudán del Sur, en una reunión en la que participarán el enviado especial de la ONU para Sudán, Haile Menkerios, y por videoconferencia el expresidente sudafricano Thabo Mbeki, cabeza del grupo mediador de la Unión Africana.

Heglig alberga el 70 por ciento de crudo de Sudán y su soberanía es reclamada por ambos países, que en las últimas semanas han vivido una escalada bélica, principalmente en las áreas fronterizas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo